Aguirre podría ser sancionado por amaño de partido en España

viernes, 28 de noviembre de 2014
MÉXICO, D.F. (apro).- Más de 35 personas serán imputadas, entre ellas el entrenador mexicano Javier Aguirre, en el proceso penal que iniciará la próxima semana en Valencia por el presunto amaño de un partido entre el Levante y el Zaragoza correspondiente a la temporada 2010-11. El diario Marca publicó este viernes que ya está lista una querella que la Fiscalía Anticorrupción de España presentará en la que estarán acusados los 28 futbolistas de ambos equipos que jugaron dicho partido, además del entonces director técnico del Zaragoza, Javier Aguirre, el presidente del mismo club, Agapito Iglesias, y dos directivos más. “A estos 32 imputados hay que sumar también a varios futbolistas de ambos equipos, que a pesar de no disputar ningún minuto, consideran en (la Fiscalía) Anticorrupción que estaban al tanto del presunto amaño. Uno de estos es el guardameta Toni Doblas, quien no jugó, pero sí está entre los futbolistas que recibieron dinero de Agapito Iglesias en sus cuentas, y (él) posteriormente lo retiró para devolverlo al máximo mandatario del Zaragoza”, publica el diario español. Según la información dada conocer, a todos los jugadores se les acusará de haber conocido el amaño y participado en él y, en algunos casos específicos, de “ser parte necesaria y directa en la ejecución del mismo”. “El hoy capitán del Atlético de Madrid, Gabi, es a su pesar uno de los que más implicación tiene en este caso ya que él, como capitán del Zaragoza, firmó los repartos de las primas y (al parecer) llevaba la voz cantante dentro de aquel vestuario. Los otros que recibieron dinero en sus cuentas son: Ponzio, Jorge López, Da Silva, Diogo, Ander Herrera, Braulio, Toni Doblas, el propio Gabi y Javier Aguirre”. Hasta ahora, los jugadores Ponzio y Leo Franco (Argentina), Javier Aguirre (Japón), Ander Herrera (Inglaterra) y Toni Doblas (Finlandia) no han podido comparecer ante el Fiscal porque están en ligas en el extranjero. Al pasar a ser imputados, están obligados a acudir a Valencia cuando sean llamados, si es necesario por medio de un requerimiento judicial internacional. “Fuentes jurídicas consultadas por Marca explican que es muy complicado que alguno de los acusados, en una hipotética condena, termine teniendo que entrar a la cárcel, pues las penan irían de uno a cuatro años. Lo que sí consideran mucho más factible es una inhabilitación para seguir ejerciendo la profesión que tenían en el momento del presunto amaño: de uno a seis años. “Esa inhabilitación no solo les afectaría en España, sino también en cualquier otra liga. A algunos jugadores -los más veteranos- esta hipótesis no les supondrá un grave problema porque el proceso judicial todavía se dilatará entre uno y dos años, al menos, hasta ser definitivo. Casi todos habrán colgado ya las botas, salvo algunos más jóvenes como Ander Herrera (Manchester United) o Vicente Iborra (Sevilla), de 25 y 26 años respectivamente. Otro al que sí afectaría de forma contundente una posible condena es Javier Aguirre, actual seleccionador de Japón. Los entrenadores tienen una vida profesional mucho más dilatada, y el mexicano no está todavía en edad de jubilarse”. Durante el desahogo de las pruebas –una vez que el juez admita el caso a trámite- la Liga de Futbol Profesional (LFP), a través de su presidente Javier Tebas, aparecerá como denunciante, amén de que pedirá al Departamento de Integridad, aparecer como acusación popular, es decir, que aunque no sea afectado directo rendirá testimonio y clamará justicia en defensa de la legalidad, en este caso por la limpieza del futbol español. “La semana que viene, los juzgados de Valencia recibirán la querella y arrancará así un proceso judicial sin precedentes en la historia del fútbol español que, según fuentes de la investigación, tiene argumentos suficientes para lograr una condena. Los plazos a partir de ahora comenzarán a dilatarse y, en condiciones normales, nunca antes de 2015, volverán a aparecer novedades sobre este caso que ya es histórico, dentro de la lucha contra los amaños. La clave estará en conseguir las evidencias suficientes para lograr la confesión de alguno de los futbolistas a los que menos les pudiera afectar una condena por inhabilitación, por estar ya retirados”. El club Deportivo La Coruña, por ser directamente afectado, puesto que con el triunfo del Zaragoza 2-1 sobre el Levante descendió a la Segunda División, podría exigir una compensación si el juez declara culpables a los imputados. “En el Levante, sin embargo, las posibilidades jurídicas de encontrar más responsables en este caso por amaño son más complicadas, sobre todo porque el rastro bancario del dinero es mucho más difícil de seguir, y también porque se entiende que las altas instancias del club no pudieron hacer mucho más para evitar los hechos. De esta forma, ni su presidente, Quico Catalán, ni su entrenador en aquel partido, Luis García, figuran entre los imputados de la querella. Catalán sí fue avisado por Javier Tebas, antes de que se jugase el partido, pero no se han encontrado en sus acciones nada que lo pueda incriminar. Tampoco en sus omisiones -quizá pudo hacer algo más por evitarlo-, pero en ningún caso le lleva a ser imputable por este caso. Además, compareció voluntariamente como testigo ante Alejandro Luzón, el fiscal del caso, y aportó toda la documentación que se le solicitó”.

Comentarios