Arranque mundialista bajo amagos: anuncian huelga en aeropuertos y autobuses

miércoles, 11 de junio de 2014
MÉXICO, D.F. (proceso.com.mx).- Demandas salariales de trabajadores aeroportuarios, del Metro y de autobuses públicos, en tres ciudades que son sedes mundialistas, tienen en la incertidumbre el arranque, este jueves, del Mundial Brasil 2014. El Sindicato de Trabajadores Aeroportuarios de Río de Janeiro, Brasil, anunció el inicio de un paro de 24 horas a partir del primer segundo de mañana, día de la inauguración de la justa futbolera y del primer partido: Brasil-Croacia. De acuerdo con la organización sindical, el paro afectará los aeropuertos de Galeao, Santos Dumont y Jacarepaguá. El Aeropuerto Internacional de Galeao tiene programada una intensa actividad durante el mes en que transcurre el Mundial mientras que el de Santos Dumont es un aeropuerto que da servicio en vuelos nacionales, incluidos los que van a Sao Paulo, sede del primer partido mundialista. Los trabajadores exigen un aumento salarial de 5.6 por ciento. A pesar del anuncio, una corte laboral emitió una orden para que los sindicatos no retiren a más del 20 por ciento de los trabajadores de sus labores normales durante el paro. De lo contrario, enfrentarían multas de hasta 22 mil 400 dólares. Por esa razón, un 80 por ciento de los trabajadores no paralizará sus actividades en Santos Dumont y en Galeao, aunque la mayoría sí estarán en huelga en Jacarepaguá, de acuerdo con el diario local O Globo. Para mañana jueves, en Sao Paulo, está programada otra gran manifestación en contra de los gastos emprendidos por el gobierno para celebrar el Mundial, y en demanda de mayores inversiones en salud, educación y transporte, aunque la principal amenaza, la huelga en el Metro de esa ciudad, fue resuelta al menos de momento, luego de que el sindicato votó por la no reanudación del paro. Mientras tanto, los conductores de autobús de la ciudad de Natal, donde México jugará su primer partido en contra de Camerún, comenzarán una "huelga indefinida" los primeros minutos de este jueves si no hay un reajuste salarial. En entrevista, el presidente del sindicato local de choferes (Sintro/RN), Nastgnan Batista, advirtió que no tendrán reparos en provocar una situación de "caos" en el transporte para el primer partido de la Copa Mundial en la ciudad. "No somos oportunistas. Siempre negociamos por estas fechas y ha sido pura coincidencia. Queremos un reajuste salarial del 16% y el aumento de los complementos alimenticios, así como un plan de salud", dijo Batista. De lo contrario, advirtió, a partir de esta medianoche "sólo el 30% de los autobuses saldrá a circular" . "El impacto será grande. Si con el 100% de la flota hay dificultades para responder a la demanda, imagine con sólo 200 de los 600 autobuses circulando. Será un caos", advirtió Batista.

Comentarios