Miguel Herrera reta a quienes criticaron a "La Piojita"

jueves, 5 de junio de 2014
MÉXICO, D.F. (apro).- Miguel Herrera, quien prepara a la selección mexicana para el último juego de preparación rumbo al mundial de Brasil, continúa dando de qué hablar. Dijo que su hija Mishelle Herrera, la Piojita, es una niña a la que va a defender. Y advirtió que a la persona que le dijo groserías “me la quisiera encontrar en el camino, porque se esconde en una red social”. Después del tropiezo de la selección de México, el pasado martes frente a Bosnia (1-0), Mishelle fustigó a los que criticaron la caída del tricolor: “Haber tetos es el primer partido que perdemos después de 7 y es amistoso y sólo fue por un gol #Estupidos (sic)”, escribió en su cuenta de Twitter. La Piojita agregó: “Cuando ganamos todos somos México, cuando perdemos se bajan de barco, pues quédense abajo, sólo estorban”. De inmediato, los usuarios de la red social desataron una serie de críticas contra la joven, a la que llamaron Lady Piojita. En conferencia de prensa en Boston, Miguel Herrera salió en defensa de la hija. Dijo que Mishelle sólo dirigió sus comentarios ofensivos contra quienes la insultaron. “Desafortunadamente también agarran de bajada a la pobre niña: Toda la gente le da con todo y, cuando contesta, los medios (de comunicación) que la siguen la suben y dicen: ‘La hija del Piojo insultó a toda la gente’; sólo fue para los que la estaban insultando”, sostuvo. Herrera reveló que ya habló con su hija: “Le dije que tiene que hacer estómago. Yo también tengo Twitter y me dan con todo, y si le entramos, hay que hacer estómago, dejarlos pasar. Yo sí le tengo que enseñar y orientarla cada día para que haga estómago al estar en las redes sociales, y si le gusta estar escribiendo, tiene que aguantar”. Encima, Miguel Herrera tuvo que lidiar con otro asunto espinoso, ya que tras su polémico reclamo a los bosnios –“son unos marranos”-- encontró un cerdo dibujado en el pizarrón del vestuario. El entrenador de la selección de México señaló a los medios de comunicaciones de pretender ensuciarlo: “Alguien entró a nuestro vestidor y pintó un marrano. Digo que fue alguien de los medios porque no fue ninguno de nosotros. Tomaron una foto y dijeron que nos estábamos mofando de eso. El que dijo lo de marrano fui yo, y solamente lo oyeron ustedes”, puntualizó al dirigirse a la prensa.

Comentarios