Fiscalía pide 50 años de cárcel para exjugadores del Necaxa

jueves, 3 de diciembre de 2015
México, D.F. (apro).- Un mes después del deceso de Luis Rodolfo Mariscal López –el joven que sufrió una trombo-embolia como consecuencia de la golpiza que recibió a manos de dos jugadores del Necaxa el pasado 16 de agosto–, la Fiscalía General del estado (FGE) de Aguascalientes demandó una pena de 50 años de cárcel para los presuntos homicidas. De acuerdo con la FGE, la petición a la juez de la causa, Margarita Zapata, se hizo después de notificarle el resultado de los estudios que se le realizaron al cuerpo del joven, quien falleció el pasado 3 de noviembre. "La propias lesiones que le causaron (a Mariscal) habrían provocado la muerte y por lo tanto es algo que él (juez) tiene que tomar en consideración para resolver, y nosotros hemos pedido que se resuelva en sentido negativo a la pretensión de la defensa y que acuerde positivo a lo que se refiere a la petición de la defensa", precisó en entrevista el fiscal Oscar González Mendivil. En las primeras horas del domingo 16 de agosto, en el estacionamiento del Centro Comercial Plaza Los Arcos, en el norte de la capital aguascalentense, Mariscal López participó en una riña al defender a una prima que fue agredida verbalmente por el uruguayo Luis Gorocito y el defensa Alejandro Molina. En la reyerta participaron además dos primos de la víctima y otras personas. Las lesiones que sufrió en primera instancia fueron una fractura de cráneo que le provocó otras complicaciones y fue sometido a nueve cirugías. En los últimos dos meses salió en tres ocasiones del nosocomio e ingresó nuevamente al mismo sanatorio, pero su estado de salud se complicó y finalmente perdió la vida el 3 de noviembre. A partir de entonces la situación jurídica de los jugadores se complicó. El 18 de agosto se les dictó formal prisión y fueron ingresados al Centro Federal de readaptación Social (Cereso), acusados de lesiones dolosas, pero después se determinó que serían juzgados por homicidio, con una pena que podría alcanzar los 22 años de prisión. Hoy el fiscal general de Aguascalientes pidió una pena de 50 años para los futbolistas, y comentó que está en manos de la juez aceptar los hechos que el Ministerio Público presentó para, en consecuencia, reclasificar el delito. "En el momento determinado y en función de lo que nosotros hagamos valer, podríamos estar solicitando una pena de hasta 50 años de prisión. Yo estimo que podríamos, dependiendo de la admisión del juez, podríamos irnos al máximo", dijo. Y negó de manera categórica que exista siquiera la posibilidad de que Gorocito y Molina puedan obtener su libertad.

Comentarios