Liga española demanda a futbolistas; intenta frenar inicio de huelga

viernes, 8 de mayo de 2015
MÉXICO, D.F. (apro).- El presidente de la Liga de Futbol Profesional de España (LFP), Javier Tebas, presentó este viernes ante la Audiencia Nacional una demanda contra la Asociación de Futbolistas Españoles (AFE) por considerar ilegal la huelga convocada por dicha agrupación. El pasado miércoles 6, con apoyo de la Real Federación Española de Futbol (RFEF), la AFE convocó a estallar la huelga a partir del 16 de mayo -fecha en la que inicia la penúltima jornada del torneo 2014/2015- , así como la suspensión indefinida de todas las competiciones, en protesta por el decreto sobre derechos de televisión que fue aprobado el pasado 30 de abril por el Consejo de Ministros. El sindicato de futbolistas está en contra de la forma cómo serán repartidos los derechos televisivos a los equipos: los de Primera División tendrán el 90% de los ingresos mientras que los de Segunda sólo recibirán 10%. Esto significa una desigualdad muy grande en los salarios, amén de que no se está considerando a los equipos de la Segunda División B ni a la liga femenil. LA RFEF dijo que intentó participar en la toma de decisiones sobre este tema, pero que el gobierno español los ignoró. Según Javier Tebas, como no se trata de un tema de derechos laborales, la huelga “es un fraude" y un montaje que los jugadores han hecho con la Federación que causará daños por alrededor de 50 millones de euros por jornada puesto que se afectan quinielas, derechos audiovisuales y patrocinadores nacionales e internacionales. “La Federación es la que decide cuándo terminan los campeonatos. Los que nos han metido en este lío son la Federación y el sindicato. Imagino que habrán evaluado los efectos de la decisión que han tomado”, declaró Tebas. Si no se disputan las dos últimas jornadas del torneo en curso, además de que quedaría en la indefinición el equipo campeón, se pone en riesgo la realización de la final de la Copa del Rey, prevista para el 30 de mayo en el Camp Nou entre Barcelona y Athlétic de Bilbao. La decisión de la AFE de hacer la huelga está respaldada por los comités de árbitros y entrenadores, además de las federaciones territoriales. El Decreto-ley aprobado el 30 de abril por el gobierno español para la venta centralizada de los derechos de televisión del futbol en España, permite a la LFP negociar directamente con las televisoras para realizar después el reparto entre clubes. Este modelo sustituye al actual en el que cada club negocia el pago de sus derechos de transmisión de forma individual, lo cual deja en desventaja a los equipos pequeños frente a los grandes como Real Madrid y Barcelona. “Por la actitud irrespetuosa hacia la RFEF del gobierno de España en el contenido de este Real Decreto-ley y por la falta de resolución de todas las cuestiones que motivaron en los meses precedentes paros totales de todas las competiciones en diecisiete federaciones territoriales, que afectaron a más de 600 mil deportistas, 30 mil partidos y 15 mil entidades de futbol aficionado, ignoradas en su significación y sentimiento, se acuerda suspender todas las competiciones de todas las categorías a partir del día 16 de mayo con carácter indefinido”, se anunció el miércoles pasado en un comunicado. “En el marco de un Real Decreto-Ley que ha dictado el gobierno el sindicato no tiene que intervenir en absoluto”, puntualizó este viernes Javier Tebas. “Hay que agradecer al gobierno la labor encomiable al tener sensibilidad con los deportistas, por destinarles un porcentaje de los ingresos de la venta de los derechos audiovisuales. Si el sindicato quiere más importe para sus sueldos debe ser en el marco de una negociación colectiva. A (Luis) Rubiales (presidente de la AFE) le dije que si no estaba contento que nos sentaríamos a hablar, pero jamás en el marco de presión a una ley”, añadió Tebas. “Pedimos menos diferencias en el reparto entre Primera y Segunda (división), como sucede en Europa. Se nos ha llevado a un callejón sin salida, nosotros no queríamos llegar a este nivel”, aseguró este jueves Luis Rubiales. En compañía de un grupo de 50 jugadores, entre ellos los madridistas Iker Casillas y Sergio Ramos y los azulgranas Andrés Iniesta, Xavi Hernández y Gerard Piqué, el líder de los futbolistas españoles puso como ejemplo los casos de la liga de Alemania donde el reparto es de 79% para los jugadores de Primera División y 21 para los de Segunda. En Francia, aseguró, es de 81% y 19%, respectivamente. “Decidimos parar no como medida de fuerza; sí como defensa a lo que entendemos es un ataque a nuestros derechos. La solidaridad, la fuerza, la unión de los futbolistas no es la primera vez que la demostramos en este país”, zanjó. Luis Rubiales aclaró que su protesta nada tiene que ver con las nuevas disposiciones fiscales que el gobierno español impuso a los jugadores por sus ingresos derivados del derecho de imagen.

Comentarios