Tokio 2020

Atacan en redes a la arquera multimedallista An San por tener cabello corto

Mientras que en Corea del Sur es presa de comentarios misóginos, miles de mujeres han salido en su defensa.
viernes, 30 de julio de 2021

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- El  cabello corto de An San, la arquera surcoreana, generó más comentarios y ataques que las tres medallas de oro que ganó esta semana en los Juegos Olímpicos de Tokio.

Mientras que en su país es presa de comentarios misóginos que critican su corte de pelo, miles de mujeres han salido en su defensa en redes sociales.

La joven de 20 años que podría ser orgullo olímpico en cualquier otro país por los logros conseguidos, en Corea del Sur grupos de hombres la insultan y han exigido que pida disculpas y hasta que devuelva sus títulos olímpicos solo por traer el pelo corto.

 Pero ante los ataques sexistas de sus connacionales, en redes sociales ha recibido el apoyo: más de 6 mil fotografías de otras mujeres con el pelo corto y otros mil.500 mensajes en la página web de la Asociación Coreana de Tiro con Arco no solo la apoyan sino que han denunciando el sexismo de quienes han arremetido contra la joven arquera.

An San es la primera arquera que gana tres oros en unos mismos juegos olímpicos.

En redes sociales hay una campaña en su contra por su pelo corto. Ella solo ha respondido que así lo trae “porque es cómodo”.

Los comentarios de sus compatriotas son agresivos: “No te entrenamos ni te dimos de comer con el dinero de nuestros impuestos para que hicieras actos feministas”. Ella ha contestado ganando medallas de oro.

Pero An San no esta sola lanzando flechas al blanco. Miles de mujeres surcoreanas han condenado los ataques, entre ellas la diputada más joven del país, Ryu Ho-jeong, que había sido criticada en el pasado por usar un vestido en el parlamento,.

Luciendo cabello corto también en redes sociales, contestó: “Las mujeres nos cansamos cuando la ropa de las políticas o el pelo de las atletas se convierten en temas controversiales. En estos tiempos yo me he dejado crecer el pelo después de tenerlo corto durante años simplemente porque quiero. No existe una apariencia feminista porque las feministas viven la vida que quieren. No pedimos permiso a otros”.

 

Comentarios