El desarrollo de LA, limitado por iniquidad de género: BM

miércoles, 5 de marzo de 2003
México, D F- Pese a los grandes progresos en los últimos 20 años en materia de equidad de género, las desigualdades “siguen siendo un obstáculo para el desarrollo regional” de América Latina y el Caribe, informó la dirigente de la Unidad de género del Banco Mundial, María Valeria Peña En el estudio “Desafíos y oportunidades para la equidad de género en América Latina y el Caribe”, que el BM difundió a unos días de que se celebre el día internacional de la mujer (8 de marzo), Peña indicó que los patrones sociales tradicionales de la región siguen limitando la participación femenina en el mercado laboral, y que en México, la mayor brecha entre los sexos se da en las áreas rurales, pues la mujer tiene poco acceso a la tenencia de la tierra De acuerdo con el informe del organismo internacional, en México, 43 por ciento de las mujeres participan en el mercado laboral, en comparación con el 56 por ciento de Colombia, el 55 por ciento de Perú y el 44 por ciento de Chile Sin embargo, en el resto de los países de América Latina y el Caribe, la intervención masculina en este ámbito supera 77 por ciento Por otro lado, en todos los países de la región la mujer gana menos que el hombre, con excepción de Costa Rica Según los datos aportados por el reporte del BM, en México, la mujer gana el 89 por ciento del salario total del hombre, en tanto que en Argentina, ganan 98 por ciento, en Colombia, 84 por ciento, el Perú 80 por ciento, en Brasil 77 por ciento, en El Salvador 74 por ciento y en Nicaragua, 64 por ciento De acuerdo con Peña, lo que contribuye al bajo porcentaje de sueldo que perciben las mujeres en comparación con el que cobran los hombres se debe a que la participación femenina es muy fuerte en el sector de servicios, que es el peor pagado, además de que el patrón social tradicional percibe a la mujer como el principal responsable del cuidado de la familia En cuanto al campo, Peña agregó que las mujeres en México sólo representan 21 por ciento de los propietarios de tierras productivas Al respecto, Peña destacó que “la desigualdad se traduce en pérdidas derivadas de la ausencia de la mujer en la actividad económica, de capital humano a consecuencia de la mortalidad materna y del abandono escolar de las jóvenes embarazadas y niños, y del coste social y económico de la violencia contra la mujer”, consideró Peña En un segundo informe también difundido por el BM en los días cercanos a la celebración del día internacional de la mujer, este organismo internacional concluye que la intervención femenina en la vida nacional es sinónimo de crecimiento económico más rápido, menos corrupto y menos pobre De acuerdo con el reporte, el descenso de la diferencia de sexos en las áreas de educación y empleo está íntimamente relacionado con una menor tasa de malnutrición y mortalidad infantil, en tanto que las empresas y las instancias gubernamentales “gozan de un entorno más transparente” 05/03/03

Comentarios