La economía de México "fuerte", presume Carstens en EU

jueves, 7 de octubre de 2010

WASHINGTON, 7 de octubre (apro).- Agustín Carstens, gobernador del Banco de México, afirmó que la situación macroeconómica de México se encuentra en tan buen estado, que no sólo tiene una mejor perspectiva de crecimiento, sino que es invulnerable a un nuevo desajuste económico en Estados Unidos.
“La realidad es que la economía mexicana está fuerte desde un punto de vista macroeconómico… si se compara en el ámbito internacional, pues no tiene los problemas de las economías avanzadas”, dijo Carstens durante una conferencia de prensa con reporteros mexicanos en la sede del Fondo Monetario Internacional (FMI).
El titular del Banxico señaló que el buen estado de salud de la economía de México se debe a la disciplina fiscal; a un presupuesto equilibrado; a un sistema financiero bien capitalizado, y a las condiciones establecidas de capital que lleva a cabo la banca mexicana.
“En muchos sentidos la economía mexicana, nuestro mercado, es un mercado activo; con perspectivas de que los influjos de capital continúen”, subrayó Carstens al término de su participación en un foro realizado en el marco de la reunión anual del Banco Mundial (BM) y el FMI en esta ciudad.
Para este año, el FMI dio a conocer una proyección de crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) de México del 5%, medio punto porcentual más del comportamiento macroeconómico del país en 2009.
Carstens reconoció que la economía mexicana podría sufrir variaciones negativas en el corto o mediano plazo, aunque insistió que el país tiene a su favor el hecho de que ha registrado un aumento en sus exportaciones, sobre todo a Estados Unidos.
El exsecretario de Haciendo señaló que actualmente el 80% de las exportaciones mexicanas va a Estados Unidos, por lo que, dijo, una desaceleración económica de este país podría tener un impacto para el mercado mexicano.
Según Carstens, la realidad es que la demanda de productos mexicanos en Estados Unidos ha ido creciendo mas rápido que la misma economía estadunidense, incluso en comparación con las exportaciones que hacen otros países a la Unión Americana.
“Esto nos ha dado una cierta resistencia al cambio en las perspectivas de Estados Unidos. Al mismo tiempo que el FMI nos subió (la perspectiva de desarrollo económico para 2010) de 4.5 a 5 por ciento, se la bajó a Estados Unidos, creo que de 2.9 a 2.3 por ciento (en 2011)”, añadió.

Mr
--fin de nota--

EOF