Crece medio punto desempleo en abril

lunes, 14 de junio de 2010

MÉXICO, D.F., 14 de junio (apro).- Después de dos meses a la baja, la tasa de desempleo en México repuntó medio punto porcentual en abril, para ubicarse en 5.5% de la Población Económicamente Activa, igual que en enero pasado.

Dicha tasa de desocupación fue la séptima más baja, entre las registradas por los 31 países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), según informó el organismo internacional en un informe que difundió este lunes.

De acuerdo con el informe, Corea, Holanda, Austria, Japón, Luxemburgo y Australia registraron tasas de desempleo más bajas que la de México.

En el otro extremo, España, Eslovaquia e Irlanda registraron los mayores índices de personas desocupadas, con porcentajes de 19.7%, 14.1% y 13.2%, respectivamente.

Los datos de la OCDE difieren ligeramente con la última medición del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), en la que reporta que la tasa de desocupación en abril fue de 5.53%, mayor en 0.58 puntos porcentuales a la de marzo, mes en que la tasa se ubicó en 4.95%. En febrero, según el Inegi, el desempleo abarcó 5.2% de la Población Económicamente Activa.

El aumento de más de medio punto porcentual en la tasa de desocupación en abril, implicó que el número de personas sin ocupación alguna rebasara los 2 millones 530 mil.

El informe de la OCDE sólo da a conocer las cifras de desempleo abierto, es decir, el total de personas sin ocupación alguna, ya sea porque perdieron el empleo o si acaban de ingresar a la PEA, buscan pero no encuentran trabajo.

En los comparativos internacionales, México siempre resulta con tasas bajas de desempleo. Y ello es así porque en el país no existe, como en los más desarrollados, un seguro de desempleo que ampare a quien perdió el trabajo mientras encuentra otro.

Entonces, la gente desempleada, como no puede quedarse sin ingreso, muchas veces opta por ocuparse en la informalidad y las encuestas lo consideran como personas con empleo, así sea sin prestaciones y sin seguridad social.

De acuerdo con el Inegi, hay en el país 12.5 millones de personas empleadas en la informalidad.

Otro dato que tampoco considera la OCDE es la subocupación, en la que se hallan todas las personas que tienen un empleo pero cuyo ingreso es tan bajo que no les alcanza para cubrir sus necesidades básicas, y por lo cual buscan más horas de trabajo, o inclusive un segundo o tercer empleo.

En abril, la tasa de subempleo fue de 9.4% de la población ocupada, según el Inegi.