Repuntó actividad industrial en mayo: Inegi

martes, 12 de julio de 2011
MÉXICO, D.F. (apro).- La actividad industrial en México repuntó en mayo pasado al crecer 4.6% anual, luego de que en abril se desplomara a 1.8%, destacó el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi). Aunque este indicador registró una recuperación en el quinto mes del año, el crecimiento acumulado fue de 4.4%, es decir, la actividad industrial se desaceleró respecto del mismo periodo del 2010, cuando tuvo un crecimiento de 6.2%. El Inegi precisó que en mayo la industria en su conjunto creció 4.6%, debido al comportamiento de sus componentes: La electricidad, agua y suministro de gas por ductos al consumidor final creció 7.2% a tasa anual. Ésta comprende los servicios de generación, transmisión y suministro de energía eléctrica para su venta; a la captación, potabilización y suministro de agua, así como a la captación y tratamiento de aguas residuales, y al suministro de gas por ductos al consumidor final. Y las principales fuentes de estos servicios son la Comisión Federal de Electricidad (CFE), Comisión Reguladora de Energía (CRE) y Petróleos Mexicanos (Pemex). Por su parte, el sector manufacturero, considerado como el principal motor de la industria, creció 6.8% derivado del incremento de la producción en equipo de transporte; industria de las bebidas y del tabaco; maquinaria y equipo; industrias metálicas básicas; industria química; productos metálicos; industria del plástico y del hule, entre otros. Mientras que la industria de la construcción se elevó 3.8% durante mayo pasado, gracias a la producción de obras relacionadas con la edificación residencial (vivienda unifamiliar o multifamiliar) y edificación no residencial, como naves y plantas industriales, inmuebles comerciales, institucionales y de servicios; obras de ingeniería civil u obra pesada, y trabajos especializados para la construcción. Este comportamiento se reflejó en el aumento de la demanda de materiales de construcción, tales como cables de conducción eléctrica; pinturas y recubrimientos; productos de asfalto; estructuras metálicas; concreto; cemento; arena y grava, y componentes electrónicos, entre otros. En contraste, la minería se desplomó -2.6% como consecuencia de la disminución de la producción petrolera y la no petrolera. La producción minera ya registró, por quinto mes consecutivo, números negativos.