Alertan que México podría importar hidrocarburos en 10 años

lunes, 18 de marzo de 2013
MÉXICO, D.F. (apro).- El Consejo Coordinador Empresarial (CCE) advirtió que frente a la caída de la producción petrolera, sumada a la “petrolización” de las finanzas públicas, México podría convertirse en importador de hidrocarburos. “A este paso podríamos convertirnos en importadores netos de hidrocarburos en los próximos 10 años, con un cese de las exportaciones a Estados Unidos”, señaló el presidente del organismo, Gerardo Gutiérrez Candiani, al dar a conocer su mensaje semanal. De acuerdo con la cúpula empresarial, en la Unión Americana existe un gran relanzamiento energético e industrial con base en el gas shale, que podría darle la autosuficiencia energética en una década. No obstante, agregó, en México existen deficiencias estructurales en dicha materia. Según el CCE, la economía se ha diversificado, pero nuestras finanzas públicas siguen petrolizadas en más de una tercera parte. Detalló que la producción de crudo ha caído casi 25% en una década –de un pico de aproximadamente 3.4 millones a 2.6 millones de barriles diarios–, y consideró remota la posibilidad de que puedan recuperarse de manera inercial los niveles de más de tres millones de barriles diarios. De hecho, el sector empresarial alertó que “si México no toma decisiones acertadas en materia energética, nuestra capacidad para superar una amplia gama de desafíos sistémicos, incluida la estabilidad macroeconómica, se verán seriamente comprometidos”. Mientras tanto, añadió, nuestra industria enfrenta la incertidumbre en el abasto de gas en cuanto a precio y suministro, lo cual socava nuestra competitividad y el potencial de atracción de inversiones. El CCE se pronunció por una reforma energética que promueva “cambios profundos”, como la autonomía de Petróleos Mexicanos (Pemex), y sugirió que la paraestatal opere fuera del presupuesto de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), pero también al margen de maniobras para asociarse con otras compañías bajo un esquema ganar-ganar. “No basta con cambios administrativos o a medias, (eso) no lo permite la situación financiera de Petróleos Mexicanos con su deuda, sus pasivos laborales y pérdidas, cuando todas las otras grandes petroleras están entre las empresas de mayor crecimiento en utilidades y proyectos de inversión en el mundo”, precisó. Asimismo, aclaró que el sector empresarial no apuesta por una privatización de la paraestatal, pero sí por un aumento exponencial de la inversión productiva y creadora de más y mejores empleos, sumando las capacidades del Estado y de la iniciativa privada, a fin de generar más empleos e ingresos para la nación. A 75 años de la conmemoración de la expropiación petrolera, el CCE manifestó la necesidad de dejar los “mitos y dogmas anacrónicos”, que suelen utilizarse para confundir y mentir, o como instrumento de manipulación política, o para perpetuar intereses creados, con altas dosis de corrupción y despilfarro. “Hoy es claro que el modelo energético que ha sostenido el país durante décadas está agotado y nos cuesta muy caro en inversiones sin realizar, empleos no generados, crecimiento restringido y el riesgo de que estos costos de oportunidad se tornen en un declive difícil de revertir”, remató.

Comentarios