Pronostica OPEP una caída mayor de la producción petrolera en 2016

lunes, 18 de enero de 2016
MÉXICO, DF (apro).- La Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) pronosticó que debido al colapso en los precios, la oferta de crudo de países competidores del cártel caerá más de lo previsto este 2016, lo que elevará la necesidad de petróleo del grupo. En un reporte mensual, la OPEP informó que la oferta fuera del grupo bajará en 660 mil barriles por día (bpd) este año, principalmente la producción estadunidense. El mes pasado la entidad proyectó una caída de 380 mil bpd. “El análisis indica que en 2016 será un mercado impulsado por la oferta. También será el año en que comenzará el proceso de mayor equilibrio”, precisó. Agregó: “La producción marginal de barriles fuera de la OPEP en los próximos seis meses será sensible a precios del crudo persistentemente bajos”. Según el reporte, sus miembros extrajeron menos petróleo en diciembre, lo que redujo el exceso de oferta en el mercado, y destaca que en diciembre bombearon alrededor de 32.18 millones de barriles diarios, muy por encima de su teórico techo de 30 millones de bpd. La producción, que incluye a Indonesia –el nuevo miembro de la OPEP–, bajó en 210 mil bpd respecto a noviembre, y los responsables de ese ligero retroceso de la producción son Nigeria, Arabia Saudí, Irak, Kuwait y Venezuela, según el escrito. La OPEP produce alrededor de un tercio del crudo mundial y la demanda global en 2016 aumentará en 1.26 millones de bpd hasta los 94.17 millones bpd, de acuerdo con los cálculos de los analistas de la organización. “Los mercados mundiales del petróleo siguen siendo víctimas de un periodo de año y medio de exceso de oferta, junto con un aumento de los signos de desaceleración de la economía china”, destaca la OPEP sobre las razones que han llevado la cotización del crudo a mínimos de más de 12 años. También apunta que la subida de los tipos de interés en E, el fortalecimiento del dólar y un invierno en el hemisferio norte más cálido de lo habitual también contribuyeron al desplome de los precios. La caída de los precios ha comenzado a frenar el desarrollo de fuentes de abastecimiento relativamente caras, como el esquisto de Estados Unidos, y ha forzado a las empresas a aplazar o cancelar proyectos por miles de millones de dólares, poniendo en riesgo algunos suministros futuros.

Comentarios