Importadores de acero adeudan al fisco 3 mil mdp: SAT

miércoles, 27 de julio de 2016
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- El sector importador de acero en el país adeuda más de 3 mil millones de pesos al Servicio de Administración Tributaria (SAT), como producto de la evasión de impuestos mediante el esquema de triangulación. Después de firmar un convenio de colaboración con la Cámara Nacional de la Industria del Hierro y el Acero (Canacero), que preside Guillermo Francisco Vogel Hinojosa, quien figuró en los negocios offshore mediante la firma panameña Mossack Fonseca, según la información derivada de los Papeles de Panamá, el jefe del SAT Aristóteles Núñez acusó: “Estos importadores de acero presentaron en aduanas mexicanas certificados de origen presuntamente de Estados Unidos, pero la autoridad fiscal detectó que provenían de China, por lo cual ahora tienen que pagar sus impuestos”, advirtió. De acuerdo con Núñez, con el convenio pactado la autoridad y la Canacero tratarán de identificar a quienes importan productos de acero triangulados desde Estados Unidos o algún otro país, a fin de tener una subvaluación o salvar un arancel o cuota compensatoria a través de un cambio de aleación o componentes del acero. Pese a que es una práctica común en el sector, el SAT reconoció que no tiene ningún estudio al respecto. Aristóteles Núñez se limitó a decir que “estamos trabajando junto con los acereros con el ánimo de detectar esas prácticas que lo que buscan es evadir el pago de impuestos, afectar a la industria, con el ánimo de combatirla y poder ofrecerle a la industria cierta certidumbre”. De acuerdo con el SAT, han disminuido las importaciones de productos de acero en 8% de 2015 a la fecha. Sin embargo, México produce 18 toneladas en un año, cifra que representa lo fabricado en China en tan sólo una semana, provocando una sobreoferta del metal, afectando a la industria acerera mundial y poniendo en jaque a la industria nacional. Por su parte, Guillermo Vogel, quien es dueño de Grupo Collado, informó que con la firma de este convenio se prevé la creación de un grupo de alto nivel entre el organismo y el SAT, el cual evaluará de manera constante las importaciones de acero, a fin de evitar daños al fisco y a la planta productiva. Este convenio, agregó el empresario, elimina importantes elementos de incertidumbre al dar certeza de las reglas del juego y garantiza “la aplicación estricta del estado de derecho, facilitando la toma de decisiones en cuestiones de inversiones, contratación y proyectos de investigación y desarrollo”.