Banxico estima en 300 mdp el monto involucrado en ciberataque

viernes, 18 de mayo de 2018
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Una casa de bolsa, un banco y una caja de ahorros fueron las entidades financieras afectadas por el ciberataque asociado al Sistema de Pagos Electrónico Interbancario (SPEI), reveló el gobernador del Banco de México (Banxico), Alejandro Díaz de León. En declaraciones al noticiario Despierta con Loret, el funcionario se reservó los nombres de las instituciones financieras afectadas por el primer fraude cibernético registrado en el país, cuyo monto, dijo, se estima en 300 millones de pesos, una parte de los cuales --acotó el entrevistado-- podrían seguir en tránsito. Según Díaz de León, el primer ataque se perpetró el pasado 17 de abril en una casa de bolsa; el segundo ocurrió el 26 del mismo mes en un importante banco (asociado a un pago de quincena), y el último se perpetró días después a una caja de ahorro. El 27 de abril, después del ataque cibernético al banco, apuntó, Banxico lanzó la alerta. El funcionario sostuvo que se trató de una “sofisticación tecnológica, humana y logística” de la cual no se tienen antecedentes. Destacó que no sólo penetraron las cuentas de las instituciones financieras, desde donde se envían los recursos, sino que también hubo un esquema de depósitos en cuentas particulares y hubo personas que retiraron dinero en efectivo, en ventanillas bancarias, minutos después de que se hizo la transferencia. En suma, subrayó, se trató de un ataque que, por su tecnología y logística, “fue de una escala que no habíamos visto”. Sobre el dinero desfalcado, el gobernador de Banxico comentó que podrían sumar 300 millones de pesos, mismos que, aclaró, fueron sustraídos en transacciones menores. “El dinero se retiró en montos de 200 mil o 300 mil pesos en efectivo, en ventanillas bancarias”. Dijo que ya están identificadas las cuentas donde se depositaron los recursos robados, y las cuales “podrían haber sido objeto de fraude”. Aclaró que así como hay cientos de cuentas involucradas, también podría haber cientos de personas implicadas y que podrían haber retirado el dinero con conocimiento total o parcial del fraude, o también podrían estar involucradas en el fraude de forma total o parcial. El dinero, prosiguió, se retiró en ventanillas de al menos cinco bancos distintos entre el 26 de abril y el 8 de mayo, dentro de territorio mexicano, pero los autores de esos retiros físicos podrían ser de varias nacionalidades, que aún no se conocen. Díaz de León manifestó que hasta ahora no tienen evidencia sobre en qué país pudo tener origen el ciberataque y tampoco tienen información sobre los hackers que lo llevaron a cabo, aunque el esquema apunta a una organización “con bastante tecnología”. Explicó que la denuncia ya se formalizó ante la Procuraduría General de la República (PGR) y “ellos están haciendo las investigaciones”.

Comentarios