América Móvil

El IFT le impone a América Móvil nuevas medidas de regulación por preponderancia

El Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) impuso nuevas de regulación asimétricas a América Móvil, agente preponderante en telecomunicaciones, para incentivar una mayor competencia.
martes, 8 de diciembre de 2020

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- El pleno del Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) aprobó suprimir medidas de regulación asimétricas impuestas a la empresa América Movil, de Carlos Slim, agente económico preponderante en telecomunicaciones, con el fin de incentivar una mayor competencia y evitar prácticas anticompetitivas.

El IFT determinó un nuevo marco regulatorio tras la segunda resolución bienal de las medidas impuestas al agente económico preponderante en servicios fijos y móviles, lo cual incluye a Radiomóvil Dipsa (Telcel), Teléfonos de México (Telmex), y Teléfonos del Noreste (Telnor). 

La resolución aprobada establece diversos puntos que deberá cumplir América Móvil, como el desbloqueo de terminales: para el caso de los usuarios de pospago el preponderante deberá ofrecer contratos separados, uno para el servicio de telecomunicaciones y otro para la compra-venta de equipos terminales.

Además, deberá ofrecer a los usuarios la posibilidad de continuar con el contrato del equipo terminal si es que decide cancelar el contrato del servicio de telecomunicaciones.

También se le instruye dar a los usuarios la posibilidad de adquirir a plazos equipos desbloqueados en el esquema de pospago, si es que estos son ofrecidos en el segmento de prepago, y desbloquear el equipo terminal adquirido a plazos en el esquema de pospago cuando los usuarios cancelen el contrato por el servicio de telecomunicaciones, siempre que hayan transcurrido por lo menos 6 meses del contrato del equipo.

“Con estas medidas se favorece el ejercicio de los derechos de los usuarios y se flexibilizan las condiciones para la portabilidad, derivado de la reducción de los costos de cambio de los usuarios de pospago, lo que favorece la competencia en el mercado minorista”, dice el IFT.

Además, entre las medidas, se modificaron las obligaciones relacionadas con los servicios promocionales, propios o de terceros, que activa el preponderante al usuario.

Ahora, cuando concluya el plazo de la promoción, América Móvil deberá cancelar dichos servicios promocionales y notificar al usuario, a fin de evitar costos indeseados para el usuario y trámites adicionales para dar de baja servicios o realizar aclaraciones.

En cuanto a las tarifas “on-net” y “off-net”, se determinó que la compañía de Slim no podrá aplicar tarifas, ni condiciones de calidad de servicio, diferentes en las llamadas de sus usuarios en función de si terminan dentro de su red o fuera de ella.

“Se busca evitar que se genere un efecto club en la red del preponderante, además de prevenir que se encarezcan los servicios que proveen operadores distintos”, aclara el organismo regulador.

“Esta medida incentiva a los usuarios a elegir libremente a su proveedor de telecomunicaciones en función de los atributos que les provean mayor valor, sin verse afectados por los efectos del tamaño de la red a la que se adhieran”, añade.

Por otro lado, en cuanto al mercado mayorista, se mandata al preponderante a ofrecer el acceso a la fibra oscura a los operadores cuando no exista capacidad en su infraestructura pasiva, para favorecer la disponibilidad de alternativas viables.

En esta revisión bienal, se impone la obligación a América Móvil de cumplir con Indicadores Clave de Desempeño (IDC) asociados con la disponibilidad y funcionamiento del SEG, un sistema que funge como instrumento de comunicación para la provisión de los servicios mayoristas y para la consulta de información tanto por parte de los operadores como del Instituto.

Asimismo, deberá notificar a los operadores sobre ventanas de mantenimiento al SEG, cuando haya fallas o indisponibilidad del sistema, así como cuando se haya restablecido.

También se mandató la obligación de dar acceso a bitácoras, es decir, registros que se generan de manera automatizada en los sistemas que usa el preponderante y que contendrán un alto volumen de datos que medirán diversas actividades de la provisión de servicios y carga de información en el SEG. 

“Las nuevas medidas que ahora deberá cumplir el preponderante son resultado de un exhaustivo análisis integral que consideró el impacto en la competencia de las medidas aplicadas a la fecha”, señaló el regulador en un comunicado.

Comentarios