En Aguascalientes la ciudadanía no vislumbra opción…

sábado, 4 de junio de 2016
AGUASCALIENTES, Ags. (apro).- La ciudadanía aguascalentense ha aprendido a “leer” los mensajes de los partidos políticos y, por esa razón, muchos no saben hasta ahora quién de los candidatos es la mejor opción para que los gobierne en los próximos seis años. Muestra de ello son los resultados de las encuestas, en las que ningún aspirante tiene una clara ventaja, además de que los pleitos entre los dos principales partidos, PAN y PRI, han dejado sentir que el proceso electoral se alargará con las impugnaciones. De acuerdo con la mayoría de las casas encuestadoras que trabajaron durante el proceso electoral, el ganador de la contienda del próximo domingo no obtendrá más de cinco puntos de ventaja respecto de su más cercano rival, por lo que los dos punteros estarían enfocando sus estrategias a la impugnación de los resultados. Según datos proporcionados por la Sala Administrativa y Electoral de Aguascalientes (SAEA), al 18 de mayo ya se tenían registradas 118 denuncias, más de cinco radicadas en la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales (Fepade). Fueron denuncias de todo tipo, desde la filtración de conversaciones telefónicas entre candidatos y políticos de otros estados, hasta la falta de equidad en la cobertura electoral por parte de medios de comunicación electrónicos, incluidos la radio y la televisión estatales. Las campañas también estuvieron plagadas de guerra sucia entre los abanderados, quienes utilizaron a militantes de sus partidos como infiltrados en eventos de sus contrincantes para sorprenderlos en pifias y dislates de todo tipo. A este juego también se prestaron varios medios de comunicación, que utilizando reporteros grabaron a los candidatos en situaciones incómodas que posteriormente fueron filtradas. Desde el arranque, casas encuestadoras conocidas y desconocidas empezaron a publicar resultados. La primera en aparecer fue la de “Américas México”, que otorgó una ventaja de seis puntos porcentuales a la candidata la alianza Aguascalientes Grande y para Todos, conformada por el PRI, PVEM, PT y Nueva Alianza, Lorena Martínez, por encima del candidato panista a la gubernatura Martín Orozco Sandoval. Le siguieron el Gabinete de Comunicación Estratégica, De las Heras Demotecnia, El Universal, El Financiero (que realizó dos encuestas), Varela y Asociados, y la encuestadora local “Asenta”, propiedad de un grupo radiofónico local. Asenta realizó tres ejercicios, en el primero de los cuales dio al panista una ventaja de cinco puntos porcentuales sobre la priista. En la segunda entrega dicha ventaja se diluyó: concedió solo dos puntos de ventaja al panista, y en la última entrega –publicada en la última semana de campañas– colocó en empate técnico a los dos contendientes. Un caso similar fue de la encuesta de El Financiero, que en una primera entrega colocó al PAN con una ventaja marginal sobre el PRI y su alianza, y en la segunda dio al priista una ventaja razonable. El PAN, víctima de sus propios errores Lo que parecía una victoria si no contundente al menos sí cómoda para el PAN, se tornó en una elección demasiado competida y ríspida, que tiene a los azules en riesgo de perder la gubernatura por segunda ocasión consecutiva. Acción Nacional empezó a ceder espacios desde la contienda interna, cuando los grupos encabezados por el actual candidato, Martín Orozco y el alcalde de la capital, Antonio Martín del Campo, se enfrascaron en una disputa por la candidatura. Con el pretexto de una firma de convenio con empresarios locales, el alcalde convocó a una rueda de prensa el 18 de enero de este año. Para convocar a la prensa local y corresponsales nacionales, desde la oficina de comunicación del edil se anunció que ese día declinaría a sus aspiraciones para gobernar el estado y cedería el espacio al actual candidato, a pesar de que salió mejor evaluado en encuestas hechas por el comité nacional de su partido. “Se realizó una encuesta por parte del Comité Ejecutivo Nacional, estamos muy contentos, estamos satisfechos realmente por el resultado que se dio en esa encuesta. En esa encuesta estamos en primer lugar, en esa encuesta realmente se ve el trabajo realizado en esta administración, que eso no nada más es de Toño Martín del Campo, es de todos y cada uno de los servidores”, dijo resignado, y prometió apoyar a su “amigo” Orozco Sandoval en su aspiración de contender por segunda vez. Pero el equipo de Martín del Campo filtró a varias columnas locales que Orozco habría amenazado a su partido de ir con otros colores en caso de no ser favorecido por el CEN del PAN, y también advirtió que la designación de éste pondría en riesgo el triunfo al tener un proceso penal abierto, aunque suspendido por un juez federal, por la presunta compra irregular de terrenos a su favor como alcalde de Aguascalientes. El PAN venía de ganar por amplio margen tres elecciones seguidas en la entidad. Luego de perder en forma escandalosa en 2010, cuando el PRI y sus aliados arrebataron los 11 municipios y 21 de las 27 posiciones en el Congreso local, en 2012 recuperó la confianza ciudadana, que le otorgó dos de tres puestos, tanto en el Senado como en la Cámara de Diputados. En 2013, con Antonio Martín del Campo a la cabeza, el PAN le quitó la alcaldía de la capital del estado al PRI. Fue precisamente Lorena Martínez quien entregó el poder al PAN, luego de dos trienios. Con el triunfo de Martín del Campo también lograron aumentar de cuatro a siete el número de curules en el Congreso local, además de conseguir la recuperación del municipio conurbado Jesús María, segundo en importancia en el estado en cuanto a presupuesto, así como el de Calvillo, importante por la cantidad de remesas que su gente envía todos los días a la entidad. Los azules gobernaban a 90% de la población del estado con los tres municipios recuperados. En 2015, elección federal, el PAN de Aguascalientes logró “carro completo” al ganar las tres posiciones en las diputaciones federales. Pero ahora, con la declinación de Martín del Campo a favor de Orozco, inició otro pleito entre los dos grupos: el actual alcalde impulsó y colocó como candidata a la alcaldía a la exdiputada federal Teresa Jiménez, parte de la “burbuja” de Gustavo Madero, Alberto Villarreal y José Luis Preciado y señalada como promotora de una red de tráfico de influencias en municipios panistas, a cambio de recursos para financiar campañas a políticos cercanos al grupo de Madero. Orozco intentó imponer a otro exdiputado, José Ángel González, En un primer momento logró el nombramiento no oficial para su postulación a la alcaldía capital. Sin embargo, con el pretexto de la “paridad de género”, desde el CEN se impulsó la candidatura de Jiménez, lo que provocó otro rompimiento interno en el PAN. La panista arrancó la campaña con una enorme ventaja respecto del candidato de la alianza del PRI, Jesús Ríos Alba, pero debido a varios dislates, como confundir al Instituto de Educación con el de Salud y no responder acertadamente sobre la problemática del suicidio en la capital del estado, le ha restado votos a Orozco Sandoval. Además, en el equipo de éste hay la sospecha de que Jiménez y Martín del Campo habrían estado negociando con la candidata del PRI para no dejarlo transitar por segunda vez. El día de cierre de campañas, la panista y la priista se tomaron una fotografía en una estación de radio, que sus propios equipos hicieron circular en redes sociales. Y en el PRI… enemistad a toda prueba El 11 de marzo de este año, el distanciamiento entre el gobernador de Aguascalientes, Carlos Lozano, y la candidata del PRI, Lorena Martínez, se hizo evidente. Ese día el cronista Mario Granados Roldán rescató de la toma de protesta de los candidatos Martínez y Ríos Alba, ungidos por el presidente nacional de ese partido, Manlio Fabio Beltrones, un detalle que hacía elocuente la brecha entre ambos priistas. “La Familia Real en turno ocupaba la quinta fila de la zona VIP (…) Y el boletín 39 enviado desde la oficina de prensa de la candidata de plano fingía amnesia al omitir la presencia del jefe priista estatal, Carlos Lozano de la Torre, en alguna de sus 69 líneas”, publicó granados en la versión web de la revista Newsweek Aguascalientes. El enojo de la candidata fue por el respaldo de Beltrones al gobernador para imponer a Jesús Ríos Alba, médico pediatra con cierto prestigio local, aunque con magros resultados en política. Ríos Alba viene de perder hace menos de un año la diputación federal en el distrito número III, donde fue apabullado por el PAN y su candidato Jorge López, y fracasó como coordinador de la campaña del candidato perdedor en 2013, Francisco Chávez Rangel. La priista falló en su intento de tomar con una estructura alterna, “Fundación Mamá Cuca”, las riendas completas de la contienda, al tratar de imponer al conductor de noticias Alberto Viveros como candidato a la segunda posición en importancia en la campaña, al tiempo de intentar quitarle al partido la coordinación de la misma. Al no poder convencer a la dirigencia del PRI de impulsar al conductor, Martínez amagó con imponer a Eugenio Hidalgo Eddy, secretario de Seguridad durante los primeros cuatro años de gestión de Lozano y quien se fue de Aguascalientes denunciando nepotismo y actos de corrupción del actual gobernador priista. Al tener el control del partido, Lozano de la Torre operó la postulación de Ríos Alba, dejando sin opción a Martínez. Miembros del equipo del candidato del PRI confiaron a Apro que Martínez se negó a levantarle la mano a Ríos Alba, quien tuvo que obligar a la candidata alzándole él mismo el brazo para que un fotógrafo del diario El Universal pudiera llevar la imagen de Beltrones con un partido unido. Martínez ha prometido que de llegar a la gubernatura nombrará a Hidalgo Eddy como secretario de Seguridad, una razón más para que Lozano no intervenga a favor del PRI en la contienda. Por si fuera poco, desde la vocería de la candidata se lanzó la advertencia al gobernador Lozano sobre la revisión de sus cuentas una vez que concluya su sexenio. El deslinde La marca PRI ha sido prácticamente borrada de la publicidad oficial de la candidata. “No deja de ser priista con letras chiquitas, pero aboga por la elección de personas y no de partidos”, se lee en un texto publicado por la especialista en semiótica Rocío Castro, en referencia a los espectaculares de la abanderada de la alianza Aguascalientes Grande y para Todos. El mes pasado, entrevistada en CNN por Fernando del Collado, Martínez aseguró: “No soy cercana al presidente Peña, fui su colaboradora y su compañera de partido”. Y aunque se dice priista por convicción, asegura que bien pudo haber sido perredista por considerarse de izquierda. La mala calificación del presidente Enrique Peña Nieto y el lanzamiento de un paquete de iniciativas a favor de la comunidad gay ha provocado que el priismo de Aguascalientes reniegue del Ejecutivo con tal de ganar simpatías localmente. El pasado miércoles 1 el Frente Nacional por la Familia se manifestó en las instalaciones del PRI, donde forzaron a la presidenta de ese partido, Norma Esparza, a pronunciarse en contra de Peña Nieto y sus propuestas. “Coincidimos con ustedes en que la base de la sociedad es la familia, en que debe ser un matrimonio hombre y mujer”, dijo la priista ante los jóvenes que prometieron manifestarse en contra del partido este sábado. Esta declaración la realizó la presidenta del PRI luego de que el equipo de Martínez enviara un boletín asegurando que la candidata estaba en contra del matrimonio gay. Clero promueve voto a favor del PAN Sin mencionarlo por su nombre, el polémico obispo de la diócesis de Aguascalientes, José María de la Torre, pidió a la feligresía local razonar el voto a favor de los candidatos que defiendan “los principios y los valores del evangelio”. Respaldado por el obispo, el empresario y coordinador general del Consejo de Laicos de Aguascalientes –agrupación que aglutina a varios poderosos empresarios de la entidad–, Juan Manuel López Valdivia, pidió al Presidente que retire su propuesta de matrimonio igualitario por considerar que es un proyecto perverso que atenta contra las familias del país. Ante esas declaraciones, el PRI y su alianza no se ha atrevido a interponer algún recurso en contra de De la Torre, obispo al que la Comisión Nacional para Prevenir la Discriminación le ha pedido que se disculpe con la comunidad LGBTTTI por comparar las relaciones homosexuales con las relaciones zoofílicas. La semana pasada el obispo se lanzó contra el gobernador Lozano de la Torre por respaldar la propuesta presidencial, señalándolo de apoyar a cabilderos de la comunidad gay para atentar contra las buenas costumbres. (Manuel Appendini)

Comentarios

Otras Noticias