Mercosur: sin frente común ante el FMI

sábado, 6 de julio de 2002
Buenos Aires - El Mercosur realizó el viernes 5 en Buenos Aires su XXIII cumbre presidencial consciente de que sigue subiendo una cuesta cada vez más empinada hacia una verdadera integración, en medio de una severa crisis que afecta a la región sudamericana y con su enésimo impulso político a un bloque dominado por el escepticismo "Camina, pero agarrado de la baranda para no caerse El bloque es consciente que el mundo avanza hacia donde sopla el Grupo de los 8", resumió a Apro el periodista económico especializado en integración regional Gustavo Massimino Con un invitado especial (el presidente mexicano Vicente Fox, con quien los cuatro países del bloque, Argentina, Brasil, Uruguay y Paraguay, firmaron un ambicioso acuerdo automotriz), la cumbre estuvo enmarcada por un fuerte respaldo a Argentina y una crítica directa al sistema económico y financiero mundial al que responsabilizaron por la "inestabilidad en la región" El bloque, y sus países asociados (Chile y Bolivia), reclamó "celeridad a los organismos financieros internacionales para resolver la crisis de Argentina", dijo el vocero de la Cancillería chilena, Fernando Reyes Mata Este respaldo, no obstante, no se reflejó en "un frente" común del Cono Sur del continente ante el FMI, que desde hace seis meses dilata un vital acuerdo con el gobierno argentino, que se vio obligado a adelantar las elecciones para el 30 de marzo del 2003 en lugar del segundo domingo de septiembre pactado en un principio "No es necesaria una coalición para negociar", coincidieron los presidentes argentino Eduardo Duhalde, y de Brasil, Fernando Henrique Cardoso, en una conferencia de prensa conjunta tras la clausura de la cumbre celebrada en la residencia oficial de Olivos, en la periferia norte de Buenos Aires Cardoso, además de los mandatarios de Paraguay, José Luis Macchi y del Uruguay, Jorge Battle, a los que se agregaron además de Fox los presidentes de Bolivia, Jorge Quiroga y de Chile, Ricardo Lagos, expresaron en conjunto su "solidaridad" con Argentina El bloque hizo un llamado a la comunidad internacional para "establecer mecanismos que coadyuven" para sacar a Argentina de la peor crisis de su historia y advirtió que la situación en ese país tuvo efectos negativos en toda la subregión La urgencia por presionar al FMI a firmar el acuerdo con Buenos Aires se vio reflejada en una declaración hecha, a puertas cerradas, por el presidente boliviano Jorge Quiroga "Si estas cosas no se resuelven en julio, en agosto los funcionarios del FMI se van de vacaciones y lo van a dejar para septiembre", dijo Quiroga, según contó a un grupo de periodistas el vocero chileno El futuro Pero más allá de la retórica política y acuerdos interbloques firmados por el grupo, como uno automotríz entre Argentina y Brasil, las dudas sobre el futuro del Mercosur siguen dando vueltas en los países del bloque a 12 años de su creación La cumbre, incluso, marcó el reencuentro de dos mandatarios enfrentados: Duhalde y Batlle, quien hace un mes calificó a los argentinos como "una manga de ladrones", lo que derivó en una inesperada crisis diplomática entre dos países históricamente relacionados Duhalde, como anfitrión, se esforzó en asegurar ante sus socios que son "posturas minoritarias" las que consideran que "el Mercosur está muerto" y avanzó más allá en su posición al señalar que "el mercado regional es el destino común" "Todos los países que integramos el Mercosur somos muy optimistas sobre el destino del mismo", afirmó Duhalde en la rueda de prensa final de la cumbre La crisis regional incluso aplacó, según observadores, las diferencias internas de los socios del bloque y las críticas internas en cada país El economista argentino Marcelo Lascano, en diálogo con 0, dijo que a pesar de todo "el Mercosur va a hacia adelante" "Simplemente porque es indispensable articular sistemas que multipliquen los esfuerzos regionales El Mercosur tuvo contratiempos, indefiniciones y sospechas, pero la integración siempre es positiva y todos los procesos en ese sentido llegaron a concretarse", indicó La historia de sinsabores del Mercosur no es nueva Desde un inicio hubo problemas entre los socios, especialmente entre Argentina y Brasil por serias diferencias comerciales, a las que se unieron Uruguay y Paraguay como socios minoritarios "Argentina jugó durante un tiempo entre el Mercosur y el ALCA (Area de Libre Comercio de las Américas que impulsa Washington y a la que se opone Brasilia) lo que provocó un gran enfurecimiento brasileño Además, Chile defiende sus intereses nacionales" y no termina de definir su ingreso pleno y continúa como país adherente al pacto, indicó Lascano El economista dijo que, si bien las cumbres "son un poco para el periodismo", de estas reuniones "siempre surge algo positivo si hay voluntad de llevar a cabo el proyecto de integración" En concreto, a puertas cerradas, el tema predominante "fue la política, la política y la política", resumió el portavoz de la Cancillería chilena Reyes Mata Era obvio que en medio de la severa crisis regional las discusiones técnicas sobre temas comerciales quedaron en un segundo nivel Sólo el acuerdo bilateral firmado entre Buenos Aires y Brasilia fue presentado como un resultado concreto de la reunión El convenio comercial incluye nuevas condiciones para el sector automotor, mejoras en los mecanismos de financiamiento para los intercambios y la adopción de acciones para resolver disputas comerciales pendientes "A partir de la firma de este convenio se facilitará el flujo normal de comercio entre los dos países", dijo Cardoso El acuerdo permitirá que, por cada dos unidades exportadas, se importe un vehículo La declaración de Cardoso no es gratuita La fuerte devaluación del peso argentino (a 360 pesos por dólar tras 10 años de convertibilidad 1 a 1) tuvo un efecto desbastador para el intercambio comercial argentino-brasileño, en especial para Brasil Las ventas brasileñas a la Argentina cayeron 66 por ciento en el primer semestre del año en relación con igual período del año anterior Hoy están al mismo nivel que en 1991 cuando nació el Mercosur Además es el peor resultado de un semestre en los últimos 11 años Brasil vendió en el primer semestre del 2002 mercadería por 9688 millones de dólares, 662 por ciento menos que en igual lapso del 2001 Argentina llegó a absorver el 12 por ciento de las ventas totales al exterior del Brasil, siendo el principal socio comercial de Brasilia, pero en el último semestre adquirió apenas el 4 por ciento de las exportaciones brasileñas y fue superado por México Pero Brasil también redujo sus importaciones a Argentina en igual lapso, aunque en 276 por ciento En consecuencia, el déficit comercial de Brasil con Argentina alcanzó en el primer semestre del año un récord: mil 481 millones de dólares Las proyecciones para todo el año prevén que este déficit se sitúe en 3 mil millones Se estima que en el primer semestre el comercio interno del Mercosur cayó entre 60 y 70 por ciento a raíz de la severa crisis que afecta a la región Más allá de la difícil coyuntura, Cardoso intentó dar un mensaje de optimismo antes de dejar Argentina e insmiscuirse de lleno en sus problemas internos de cara a las elecciones de octubre: "Tenemos fuerzas suficientes para mirar adelante", enfatizó Pero este optimismo generalizado choca con una realidad incontrastable: los países miembros del Mercosur están abocados a sus respectivas crisis y problemas internos Cardoso enfrenta severas turbulencias económicas y financieras con vistas a las elecciones presidenciales de octubre, en las que, según todos los sondeos, el candidato de izquierda Luis Inacio "Lula" da Silva del Partido de los Trabajadores (PT) aventaja con 15 puntos al postulante oficialista y ministro de Salud, José Serra El "efecto Lula", sumado al contagio por la crisis argentina, llevó al riesgo país y al dólar por las nubes (280 reales por unidad, en su máxima cotización desde el inicio del Plan Real de Cardoso en 1994), desatando una verdadera desbandada de inversionistas extranjeros Batlle, a su vez, afronta una severa crisis socioeconómica con un país alcanzado de lleno por la crisis argentina y con una economía y un sistema financiero sumamente dependiente de su vecino del Río de la Plata que derivó en una fuerte devaluación de la moneda y aumentos de precios de la canasta básica de alimentos El presidente paraguayo, José Luis Macchi, enfrenta --además de serios problemas económicos, con altos índices de desocupación-- una aguda crisis política con la oposición buscando denodadamente conducir un juicio político en su contra Los dos países asociados, Bolivia y Chile, viven respectivamente realidades diferentes El mandatario boliviano Jorge Quiroga, a punto de traspasar el poder, intenta concluir su mandato sorteando los latigazos de la crisis de Argentina, en medio de un futuro incierto por el resultado de las elecciones presidenciales de este domingo 7, en las que existe un virtual empate entre los tres principales candidatos, Gonzalo Sánchez de Lozada, Manfred Reyes Villa y el "cocalero" Evo Morales Lagos busca denodadamente diferenciar su país de una región en crisis, aunque la economía chilena sufrió embates con una leve devaluación de su moneda y efectos colaterales en las inversiones extranjeras "México -- el invitado especial de la cumbre-- tiene otra realidad: el 90 por ciento de su comercio depende de Estados Unidos y está integrado al TLC" junto a ese país y Canadá, dijo Lascano Aunque su economía sufrió también los embates de la crisis regional México, por el libre comercio Los negociaciones del bloque se encargaron de resaltar que uno de los puntos más favorables de la cumbre del Mercosur fue el compromiso asumido con México para mantener negociaciones periódicas para eliminar gravámenes, restricciones y "demás obstáculos" que afecten el comercio recíproco" Este compromiso, además de un acuerdo automotriz, fue refrendado en un acta-acuerdo titulada "Conclusión de Negociaciones entre México y los Estados partes del Mercosur" En este acuerdo se destaca el compromiso conjunto de "crear un Area de Libre Comercio partiendo de los acuerdos bilaterales celebrados o a celebrarse" entre las partes El presidente mexicano, Vicente Fox, firmó con Brasil un importante acuerdo automotriz y otro de integración comercial para desgravar más de 790 productos, mientras que avanzó en uno similar con Argentina durante su gira por la región Además, se encargó de ofrecer un enfático respaldo a la Argentina ("Creo en tí, Argentina", dijo en Buenos Aires) y su mediación informal ante Washington y el FMI para ayudar a sacar a este país de la crisis "La integración económica regional es uno de los instrumentos que tienen los países latinoamericanos para apoyar su desarrollo económico y social, a fin de ofrecer una mejor calidad de vida a sus pueblos", señaló el acta bilateral Además resaltó "la necesidad de fortalecer el proceso de integración de América latina" hacia la conformación de "un Area de Libre Comercio" En tanto, el acuerdo automotríz Mercosur-México fue calificado por observadores como el primer paso efectivo hacia un tratado de libre comercio bilateral "Valoramos particularmente las negociaciones para un acuerdo marco tendiente al establecimiento de una zona de libre comercio, a la vez que asignamos altísima trascendencia al acuerdo automotor entre el Mercosur y los Estados Unidos Mexicanos", dijo Duhalde Por este acuerdo, Argentina pasará de exportar a México 20 mil unidades anuales con 8 por ciento de arancel a 50 mil vehículos sin aranceles, hasta 2006, cuando se liberará el intercambio Brasil podrá exportar 140 mil automóviles a México con 1 por ciento de arancel, 165 mil sin arancel en 2004, 185 mil en 2005, con libre comercio en 2006 Entre enero y marzo, Brasil exportó a México vehículos por 224 millones de dólares e importó por 417 millones, cifras menores que en el mismo lapso de 2001 cuando se registraron intercambios en el rubro por 2398 y 577 millones, respectivamente Por su parte, Uruguay podrá exportar este año 5 mil vehículos a México libres de aranceles con un cuota creciente de hasta 10 mil unidades en 2005 En este difícil contexto de crisis regional, la XXIII cumbre del Mercosur pasó por Buenos Aires con un nuevo impulso político al bloque y en especial a Argentina, pero dejó bien en claro que la palabra "contagio" sigue espantando a los vecinos del país anfitrión Por ello, buscan desmarcarse de Buenos Aires y apostar a acuerdos bilaterales con terceros (algo prohibido por los estatutos del pacto, pero virtualmente liberado ante la grave situación regional) y a una integración en bloque más amplia que tiene a México como su "cabecera de plaza" Más allá, se avizora la esperanza de un acuerdo futuro con la Unión Europea (UE), como el ya firmado por Chile este año, y más adelante, a pesar del recelo de Brasilia y los subsidios estadounidenses, un Area de Libre Comercio de las Américas (ALCA) que termine de integrar a todo un continente

Comentarios

Otras Noticias