Colombia: oleada terrorista durante el cambio de gobierno

jueves, 8 de agosto de 2002
Bogotá - En medio de una fuerte arremetida terrorista, a las tres y quince de la tarde, asumió la presidencia de Colombia el liberal independiente Alvaro Uribe Vélez Mientras el nuevo mandatario hacía su juramento ante el Congreso de la República, tres disparos de mortero dieron blanco en el ala suroccidental del Palacio Presidencial, en su edificio administrativo y en un humilde barrio próximo a la sede de gobierno Unas horas antes ya habían estallado tres petardos y un carro bomba en distintas zonas de Bogotá Según los primeros informes de las autoridades, los atentados provendrían de las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FARC) Las explosiones dejaron un saldo de 15 personas muertas y 40 heridos Los estallidos estremecieron a los periodistas nacionales e internacionales, que habían sido acordonados en las afueras del Capitolio Nacional por razones de seguridad Mientras tanto, aviones y helicópteros de las Fuerzas Militares hacían sobrevuelos a la capital colombiana Fueron momentos de caos, mientras al interior del recinto la ceremonia proseguía con normalidad La escalada terrorista impulsada por las FARC, durante los últimos días, llevó a que las autoridades cerrarán el espacio aéreo de Bogotá durante las tres horas que duró el acto de posesión "Cualquier aeronave interceptada será derribada", fueron las instrucciones del comandante de la Fuerza Aérea, General Fabio Velasco En las edificaciones aledañas al Capitolio Nacional, sede del Congreso de la República, en donde hizo juramento el presidente electo, fueron ubicados francotiradores para repeler un eventual atentado contra el mandatario El pasado 14 de abril, Uribe Vélez salió ileso de un atentado por bomba activada por las milicias urbanas de las FARC Según los especialistas, la guerrilla continúa en su estrategia de trasladar el conflicto a las ciudades El analista, Fernando Cepeda, dijo al canal de televisión Caracol que lo sucedido durante la posesión "es terrible porque la comunidad internacional verá a un gobierno herido, a un palacio presidencial herido, lo que los colombianos estamos acostumbrados a vivir, esta cosa esquizofrénica En el Capitolio todo se desenvolvía como si no pasara nada y por otro lado estaban los muertos y los heridos El simbolismo es muy grande; muestra la crisis que está viviendo Colombia" El especialista, Alfredo Rangel, dijo: "estas acciones que aguaron la ceremonia de posesión, reflejan las dificultades que tiene el país para controlar las operaciones que realizan los grupos guerrilleros a nivel urbano Pese al despliegue de la fuerza pública, al parecer miembros de las milicias de las FARC pudieron disparar desde una zona cercana al Palacio Definitivamente, el inicio del mandato del presidente queda marcado por estas acciones terroristas Las circunstancias dan a entender que es una recepción violenta hacia el nuevo mandatario" Un país en crisis El nuevo mandatario, quien llega al poder con un índice del 77% de apoyo popular Toma las riendas de un país azotado por la violencia, con un proceso de paz frustrado, un desempleo del 16%, un 598% de la población por debajo de la línea de pobreza y un crecimiento económico anual del 05% En materia de seguridad encuentra una guerrilla fortalecida en las zonas urbanas y a los grupos paramilitares divididos por razones ideológicas El dirigente paramilitar Carlos Castaño excluyó a varios de sus frentes por tener vínculos con el narcotráfico y por practicar el secuestro Según analistas, Castaño estaría buscando reconocimiento político para participar en eventuales negociaciones con el nuevo gobierno Acompañado por 53 delegaciones diplomáticas, el presidente Uribe, quien triunfó en la primera vuelta de las pasadas elecciones del 26 de mayo con el 52% de los votos, se dirigió a los colombianos mediante un discurso corto, cargado de referentes históricos y memorias de su familia El mensaje primordial fue el de siempre: imponer la autoridad para recobrar la seguridad nacional Tal y como lo prometió durante su campaña a la presidencia, Uribe Vélez envió antes de las 5 de la tarde un proyecto de reforma política al Congreso de la República Por esta razón, en un hecho fuera de lo común, una vez que terminó el acto protocolario se trasladó al salón Boyacá del Capitolio para dar posesión a su Secretario General, Alberto Velázquez y al Ministro del Interior y de Justicia, Fernando Londoño Hoyos, quienes, de manera inmediata, se encargaron de llevar a la instancia legislativa el documento avalado por el presidente Posteriormente, Uribe Vélez dio posesión al resto del gabinete en el Palacio Presidencial Los compromisos En su discurso, Alvaro Uribe Vélez aseguró que éste no será un gobierno milagroso, que será imposible arreglarlo todo, pero que hará su mejor esfuerzo En materia de paz dejó la puerta abierta para posibles diálogos con la guerrilla Sin embargo, aclaró que esto no es sinónimo de apaciguamiento "tendré una posición firme para la paz" En este orden de ideas, se comprometió a fortalecer las Fuerzas Militares y destacó la importancia de que la población civil apoye a la fuerza pública Además, pidió la cooperación de los países vecinos para lograr la seguridad de Colombia: "Este conflicto o se para o tiene el poder de desestabilizar a la región", dijo Así mismo, resaltó su compromiso con el respeto a los derechos humanos: "No aceptamos la violencia ni para combatir ni para defender al gobierno, ambas son terrorismo" Uribe Vélez anunció que su gobierno será austero y que combatirá la corrupción y el clientelismo; para ello presentó su reforma política el mismo día de su posesión A través de este proyecto también piensa reducir el parlamento a una sola Cámara y disminuir en más de la mitad el número de congresistas En materia económica propuso fortalecer el mercado andino, la integración comercial y monetaria de las Américas, estímulos a la pequeña y mediana industria y desarrollo social del campo También advirtió que los empresarios más pudientes llevaran sobre sus hombros nuevas responsabilidades tributarias Uribe Vélez terminó su intervención con emotivas frases: "Soy consciente del tamaño de mi responsabilidad, pero también sé que no la podré llevar acertadamente si no cuento con la compañía, la crítica constructiva, el esfuerzo y el consejo de ustedes Aspiro dentro de cuatro años, poder mirar a los ojos de ustedes, mis compatriotas" 07/08/02

Comentarios