Cuba: Los fusilados

sábado, 3 de mayo de 2003
La Habana - “Delincuentes”, “disidentes”, “desesperados”, “emigrantes”, y otros muchos adjetivos se han endilgado a las tres personas ejecutadas en Cuba el pasado 11 de abril, después de que, en juicios sumarios, se les señaló como los principales responsables del secuestro de una lancha de pasajeros Tales ejecuciones desataron una ola de rechazo internacional que incluyó gobiernos, parlamentos, organizaciones humanitarias y de derechos humanos, partidos políticos, e intelectuales y artistas de todos los colores y tendencias políticas Sin embargo, ni dentro ni fuera de la isla ha circulado información sobre quiénes eran estas personas Se trata de Lorenzo Enrique Copello Castillo, de 32 años de edad, obrero, natural de Ciudad de La Habana y vecino del municipio Centro Habana Dejó una hija de 11 años Según se conoció en el juicio, fue quien organizó y encabezó el secuestro, portando una pistola Star, con la que disparó en dos ocasiones sin lesionar a nadie La reunión final del grupo, ocho hombres y tres mujeres, se realizó en su casa, donde se distribuyeron las tareas del plagio Fue uno de los secuestradores que redujo a los dos tripulantes de la lancha También quien habló por radio con las Tropas Guardafronteras para exigir combustible En sus antecedentes penales consta una causa en 1994 por delito de estafa, por la cual se le puso una multa de 200 pesos En 1995 fue sancionado a un año de cárcel por el mismo delito En su expediente constan 29 advertencias por asedio a turistas y una por actividades económicas ilícitas Jorge Luis Martínez Isaac, de 40 años, natural de Holguín (este de las isla), soltero y vecino de La Habana Vieja Estaba registrado como desocupado Sus antecedentes penales señalan que fue sancionado en 1988 a ocho años de cárcel por homicidio, en 1994 a seis meses por evasión de presos; y en el 2001 se le impuso una multa de 600 pesos por amenazas Bárbaro Leodán Sevilla García, 22 años, natural de Camagüey y vecino del municipio Amancio Rodríguez, en la provincia de Las Tunas En sus antecedentes penales aparece una sanción de 1998 de dos años de cárcel por delito de violación de domicilio Estaba registrado oficialmente como desocupado Una Nota Oficial del 11 de abril, leída en la televisión local, argumentó sobre las razones para aplicar las ejecuciones: “Sometidas de oficio las sentencias de máxima pena a la consideración del Consejo de Estado, éste, en reunión convocada al efecto, en la que durante horas el colectivo analizó con profundidad los hechos probados por los cuales fueron sancionados, la gravedad de los mismos y los peligros potenciales que implicaba no sólo para la vida de numerosas personas inocentes sino también para la seguridad del país, sometido a un plan siniestro de provocaciones fraguado por los sectores más extremistas del gobierno de Estados Unidos y sus aliados de la mafia terrorista de Miami con el único propósito de crear condiciones y pretextos para agredir a nuestra patria, la cual será defendida al precio que sea necesario, consideró absolutamente justa y con estricto apego a las leyes las decisiones de ambos tribunales y ratificó las sentencias” En el acta de acusación del fiscal Israel Ybarra Suárez, se desprende la acción de los secuestradores: “Al abordar la lancha los acusados y transcurridos unos minutos de haber zarpado del muelle de la Luz, el acusado Copello Castillo extrajo una pistola que llevaba oculta y efectuó un disparo al aire, expresando a viva voz ‘esto se jodió, esta lancha de va para la Yuma’, conminando a los pasajeros a cumplir sus órdenes y exigencias, pues según su propio dicho era un asalto y la lancha se iba para los Estados Unidos Así mismo el resto de los acusados extrajeron las armas blancas que traían ocultas con la finalidad de reducir a la obediencia a los viajeros, obligándolos a trasladarse mediante la amenaza hacia la parte trasera de la embarcación En la misma acta se señala que “al observar los acusados Sevilla García y Delgado Aramburu que los combatientes de las Tropas Guardafronteras no le entregaron el solicitado combustible expresaron al resto de los acusados la idea de lanzar al agua las turistas que mantenían a bordo como rehén, acción que se proponían ejecutar a una distancia aproximada de 22 millas de las costas cubanas” Según un pariente de Bárbaro Sevilla García, “el muchacho era intranquilo, es la verdad, pero lo que a mí me llama la atención es que aquí todo el mundo es bueno hasta que hace algo contra la revolución Entonces te aparecen un montón de cosas y resulta que después eres tremendo delincuente” Ramona Copello Castillo, madre de Lorenzo Copello, comentó que ese día su hijo “había salido del trabajo” y que a los integrantes del secuestro “les entró eso en la cabeza y todo el mundo comenzó a reunirse y todo el mundo se montó en la lancha”, pero –afirmó—“sin idea de matar a nadie” Comentó que su hijo “tenía que ir preso el día 11”, nueve días después de que asaltó la lancha “El entendía que no aguantaba mas eso y decidió tomar la lancha a la fuerza” Agregó: “Yo estaba de acuerdo con que los sancionaran por el delito que cometieron, por amenazar, por intimidar a las personas Pero no que lo fusilen como hicieron” En medios de prensa fuera de la Isla se aseguró que los secuestradores eran disidentes políticos Elizardo Sánchez Santa Cruz, veterano disidente y presidente de la Comisión Cubana de Derechos Humanos y Reconciliación Nacional, lo niega “Ninguno de ellos militaba en agrupaciones de derechos humanos o pro democracia” Sin embargo, señala que las personas que secuestraron la lancha, incluidos los posteriormente ejecutados, “estaban descontentas con el gobierno o con la situación existente y, por lo tanto, trataron de escapar de Cuba, en este caso de una manera delictiva” Agregó: “Como ellos hay cientos y cientos de miles de cubanos que desean marcharse de la isla, a como dé lugar, lo que ocasiona que cometan delitos que no pueden aplaudirse Por lo demás hemos investigado el caso y no nos queda otra alternativa que calificar el fusilamiento de estas tres personas como asesinato con ropaje judicial el fusilamiento”

Comentarios