Las dudas sobre Schwarzenegger

sábado, 16 de agosto de 2003
Washington (apro) - Ante la falta de experiencia política, fama y dinero Con estas “virtudes” es posible tener éxito Tal fue una de las enseñanzas que aprendió Arnold Schwarzenegger de su padre, Gustav --policía en la Alemania de Adolfo Hitler-- y que hoy aplica para ganar la gubernatura de California Su popularidad como actor --principalmente por la serie de películas Terminator, conocidas en todo el mundo--, lo colocan como el candidato con mayores posibilidades de triunfar en las elecciones especiales del próximo 7 de octubre Ese día, los electores de California decidirán la permanencia o remoción del actual gobernador demócrata, Gray Davis Candidato por el Partido Republicano, Arnold, sin embargo, enfrenta algunos problemas: además de su falta de experiencia política, existen dudas sobre si tendrá la capacidad administrativa y financiera para manejar el gobierno de California, la sexta economía del mundo, cuyo déficit financiero es la causa de la solicitud de remoción de Davis Así mismo, su apoyo en el pasado a políticas contra los inmigrantes --como la eliminación de programas sociales para familias de indocumentados-- lo aleja del voto hispano Él mismo elude precisar sus propuestas de gobierno, sobre todo en esos temas Acompañado siempre por reporteros y camarógrafos, habla generalidades sobre el progreso, el esfuerzo, la educación, el espectáculo Nacido el 30 de julio de 1947 en la pequeña población de Thal Bei Graz, Austria, Arnold --cinco veces ganador del título de físicoculturismo Mr Universo, y siete del Mr Olimpia--, empezó a palpar el color y sabor de la política en Estados Unidos en 1977 Ese año conoció en un torneo de tenis a la que sería su esposa: María Shriver, periodista de televisión y sobrina de uno de los presidentes estadunidenses más famosos: John F Kennedy Con la ambición de trascender el papel de actor y no ser menospreciado dentro del clan de los Kennedy, Arnold terminó en 1979 una licenciatura en administración de empresas en la Universidad de Wisconsin El 16 de septiembre de 1986 se naturalizó estadunidense y dos años después, el 26 de agosto de 1988, se casó con María, con quien tiene cuatro hijos: Katherine, Christina, Patrick y Christopher Desde 1984 --cuando filmó la primera de las tres versiones de la película Terminator--, Arnold se dio cuenta de que Hollywood no sólo lo podría convertirlo en famoso y millonario, sino que lo podría catapultar hacia un puesto de elección popular A los Kennedy no les sorprendió que el nuevo integrante de su familia no fuera miembro de su partido, el Demócrata Según han declarado –y en ello coinciden analistas--, era natural que Arnold encajara en las filas del partido de George W Bush, debido a sus raíces nazis y sus acciones anti-inmigrantes Su fortuna se calcula en "varios cientos de millones de dólares" Sólo por la tercera versión de Terminator cobró 30 millones de dólares Mucho se sabe de su historia hollywoodense, pero poco de su vida privada, de conocimientos políticos y de propuestas para sacar de la bancarrota al estado de California Y la prensa estadunidense empieza a someterlo a un minucioso escrutinio Los primeros trapos sucios de Arnold ya están en el tendedero: En 1994 apoyó y promovió la famosa propuesta de Ley 187, que negaba en California los servicios sociales básicos, como educación y asistencia médica, a los inmigrantes indocumentados y a sus hijos Dicha documento fue ideado por el gobernador republicano Pete Wilson, quien, por cierto, ahora está como asesor político de la campaña electoral del actor La 187 fue aprobada y después suspendida por su carácter anticonsitucional En las últimas 11 elecciones estatales de California, Arnold sólo acudió a votar en seis Los funcionarios de su campaña electoral dicen que no es cierto Argumentan que en las restantes cinco votó por correo, y están hurgando en los archivos estatales para encontrar las pruebas En el mundo de la farándula se habla de un Terminator "mujeriego", que incluso podría tener varios hijos fuera de su matrimonio Sin embargo, por el momento y cuando falta poco más de un mes para las elecciones especiales, no ha habido un solo medio de comunicación que haya explotado este asunto Lo están investigando El tema de las infidelidades no es raro entre el clan Kennedy Se dice, incluso, que su esposa está acostumbrada a ese tipo de situaciones por la conducta de sus tíos y primos, y que por eso no se inmuta si su marido le es infiel, mientras el caso no sea público ni tan escandaloso como para escribir el guión una película Pero a los electores de California si les podría afectar un candidato infiel Es el electorado más conservador, netamente republicano, que podría negarle su voto, no se diga el de la comunidad hispana, que prácticamente lo tiene perdido por su apoyo a la 187 y por su amistad política y personal con Wilson Desde el 6 de agosto, cuando anunció su candidatura a la gubernatura de California en el programa de televisión del comediante Jay Leno, de la cadena NBC, donde trabaja su esposa, Arnold ha hecho todo lo posible por evadir a la prensa política Tampoco ha presentado a los californianos las propuestas políticas, económicas, fiscales y sociales con las que pretende reemplazar a Davis Los dirigentes de su campaña dicen que pronto presentará sus propuestas, pero rechazan organizar una conferencia de prensa con el candidato porque afirman que el actor quiere dedicar todo su tiempo a presentarse ante los electores y no para aclarar chismes Con todo, la fama de Terminator está siendo tan efectiva que el actor no necesita pagar comerciales para su campaña a las grandes cadenas de televisión, pues en forma gratuita siguen cada paso que da "Creo que sería un buen gobernador", se limitó a decir el presidente Bush acerca de las aspiraciones de Arnold La Casa Blanca no se quiere meter en el asunto California porque todo le puede resultar adverso Sobre todo si gana el actor y le va mal como gobernador, Bush podría perder los 54 votos electorales de California en las elecciones presidenciales de 2004 ante su contendiente demócrata Esto sin contar que a los hispanos --primera minoría étnica de Estados Unidos y de California--, no se les olvidaría que el presidente apoyó a un político anti-inmigrante De los 195 candidatos a la gubernatura de California, Arnold Schwarzenegger es, sin lugar a dudas, el más controvertido y popular, tan conocido es en ese estado y en todo el mundo, que según una estación de radio de San Francisco, los niños californianos no sólo quieren que sea su gobernador, sino también presidente de Estados Unidos

Comentarios