Chile-Argentina: una crisis que se expande como gas

lunes, 3 de mayo de 2004
Santiago, Chile, (apro) - Los problemas derivados de la grave crisis energética que enfrentan Chile y Argentina se han agravado estos últimos días Ante la ausencia de una solución a su problema energético, que amenaza el funcionamiento de su industria y el abastecimiento de los hogares, Chile ha optado por adjudicar el origen de sus dificultades a sus vecinos, en particular a Argentina, país con el cual firmó en 1995 un Protocolo de Integración Gasífera, que le daba el status de “consumidor argentino”, por lo que en caso de déficit, se le aplicarían criterios de proporcionalidad en la disminución del flujo de los hidrocarburos Sin embargo, el impresionante aumento de la demanda de gas en Argentina durante los dos últimos años, explicado por el bajo precio del gas y por el considerable repunte de la economía, ha provocado un enorme déficit Como salida a esta situación el gobierno del presidente Néstor Kirchner ha optado por aplicar racionamientos a la industria, incentivar la baja del consumo a través de premios, y restringir los envíos a Chile, que es lo que ha detonado el conflicto entre estos dos países que comparten unas de las fronteras más extensas del planeta Esta reducción realizada por decreto y puesta en marcha el 1 de abril, partió siendo de 33 millones de metros cúbicos, pero fue aumentada en un millón el 25 de abril, justo cuando arribaba a Buenos Aires la canciller chilena Soledad Alvear para pedir explicaciones y exigir una solución a la compleja situación El presidente de Chile, Ricardo Lagos, que ha defendido en todo momento la vigencia del mencionado protocolo, ha criticado duramente estos recortes y el martes 27 señaló que Argentina “no tiene claridad sobre lo que está ocurriendo en estos momentos” El gobierno de Kirchner, en la persona del ministro del Interior, Alberto Fernández, respondió restándole validez al protocolo, que según manifestara, está en “contradicción con la ley argentina” Ésta señala que las empresas tienen la obligación legal de satisfacer primero la demanda interna, antes de exportar el excedente “Chile parece que no entiende que sus problemas son con las empresas privadas y que nosotros no podemos hacer otra cosa que hacer cumplir la ley argentina", añadió Fernández; el ministro del Interior de Chile, José Insulza, a su vez, trató de calmar las aguas el pasado jueves 29: “Tengo la certeza de que necesitamos resolver este problema y no pelearnos por él", expresó Sectores dentro de Chile, encabezados por el candidato presidencial derechista, Joaquín Lavín, han exigido al gobierno que endurezca su postura con Argentina, proponiendo que se restrinjan las importaciones provenientes de ese país; otros han apuntado sus dardos a la política energética, y al manejo de las relaciones internacionales del país Respecto de lo primero, diversos analistas, como el presidente de la Comisión de Energía del Partido Radical, Héctor Jara, han manifestado que el origen de los problemas actuales, se deben buscar en las precariedades de una política que entregó a los actores privados el diseño y la ejecución de los proyectos energéticos, en los que se privilegiaron las ganancias de corto plazo, antes que los intereses estratégicos del país Señalan que las empresas eléctricas privatizadas optaron por poner en marcha proyectos basados en el gas debido a su menor precio, pero no consideraron los riesgos de una política tan dependiente de las realidades internas de los países proveedores En la actualidad Chile genera un tercio de su energía en base al gas natural, casi totalmente proveniente de Argentina, y los planes de generación en base a este hidrocarburo iban en claro aumento Muy criticada también ha resultado el manejo de la cancillería, que estos últimos meses se ha destacado por protagonizar varios conflictos con países de la región En menos de un año Chile ha enviado 3 notas de protesta a países sudamericanos: Venezuela, Argentina y Bolivia El excanciller y actual senador democratacristiano, Gabriel Valdés, realizó una fuerte crítica a la ministra de Relaciones Exteriores, Soledad Alvear, a raíz de su reciente viaje a Buenos Aires, por considerar que “éste no sirvió de nada” “Nuestra cancillería y el gobierno se han concentrado en los grandes tratados, y se olvidaron de nuestro vecindario mirándolos por encima del hombro”, señaló El principal partido de derecha, la Unión Demócrata Independiente (UDI), ha tildado de completo fracaso la gestión de la cancillería chilena en esta crisis Su presidente Pablo Longueira manifestó “que pocas veces en la historia republicana chilena se había visto un manejo más inepto de las relaciones internacionales como el actual”; y solicitó, así mismo, la renuncia de la canciller La ministra Soledad Alvear, que se perfila como una de las más probables candidatas a representar a la alianza de gobierno en las presidenciales del próximo año, ha solicitado que este tema no se utilice en el marco de la política interna, aunque no se sabe si logrará evitar que la actual coyuntura termine por provocar el colapso de sus altas aspiraciones Chile está teniendo un conjunto de problemas, tanto internos como externos, derivados de su modelo de desarrollo Una columna de opinión aparecida hace pocos días en el periódico The New York Times, señaló que el aislamiento de la nación se explica, en buena parte, por ser un país “hipercapitalista, en una región que se vuelca cada día más hacia la izquierda” Mientras Argentina anunció el 26 de este mes la creación de una petrolífera estatal para abordar sus problemas energéticos y Bolivia optó por fortalecer el rol de la también estatal Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB), Chile entrega a los actores privados gran parte de las responsabilidades en el manejo de su economía Tanto es así, que el máximo dirigente empresarial chileno viajó el jueves 29 a Buenos Aires, con el aval del gobierno, a sondear las posibilidades de solución a los problemas de abastecimiento de gas que enfrenta el país El presidente de la Cámara de Diputados, el demócrata cristiano, Pablo Lorenzini, quien, en su momento, fue un ácido crítico de las políticas privatizadoras de los servicios básicos, señaló a Apro que es muy difícil que Chile dé marcha atrás en esta materia, y manifestó que lo que se debe hacer es fortalecer los marcos regulatorios, que “hasta ahora han funcionado bastante bien” Lorenzini manifestó que no ha habido grandes falencias en las políticas energéticas con excepción de una excesiva confianza en los suministros de gas de Argentina Respecto de las medidas tomadas por el gobierno argentino, Lorenzini señaló que eran naturales “en un país en que la gente es muy dada a protestar”, lo que a obligado a Kirchner a actuar como lo ha hecho Aunque los problemas con Argentina han ocupado las primeras planas de los informativos chilenos en los últimos días, los problemas con Bolivia también se mantienen en rojo Tensión han provocado los trascendidos verificados en Bolivia, que hablaban de una supuesta movilización de tropas chilenas hacia la frontera del país andino, los que fueron tajantemente desmentidas por el ejército chileno Por otra parte, ha causado preocupación en Santiago, el anuncio hecho el pasado martes 27 de abril, por la ministra de Energía y Minas del Brasil, Dilma Rouseff, de que su país tiene intención de formar un polo energético trinacional, que incluye a Argentina, a Bolivia y al propio Brasil, y en el que no está considerado Chile, que tiene enormes carencias de este vital y estratégico hidrocarburo

Comentarios