Optimismo de Bush sobre Conferencia de Paz para Medio Oriente

martes, 27 de noviembre de 2007
* Al encuentro de Annapolis este martes acuden delegaciones de 40 países Washington, 26 de noviembre (apro) - A contracorriente del pesimismo imperante entre las delegaciones participantes, el presidente George W Bush expresó su optimismo sobre los resultados de la Conferencia Internacional sobre la Paz en el Medio Oriente, que comienza este martes en la ciudad de Annapolis, capital de Maryland "Soy optimista y sé que usted es optimista", dijo Bush al premier israelí, Ehud Olmert, durante la reunión que sostuvieron en la Oficina Oval de la Casa Blanca, a unas cuantas horas de que comenzara en Annapolis el encuentro internacional "Estoy preparado tener un diálogo serio con usted y con el presidente de la Autoridad Palestina para determinar si es posible la paz", reiteró Bush a Olmert El encuentro, que oficialmente será coordinado por la secretaria de Estado estadunidense Condoleezza Rice, está cargado de dudas y carente de ideas concretas sobre cómo lograr la paz duradera entre palestinos e israelíes, y, sobre todo, cómo lograr sin condiciones y sin concesiones que el mundo árabe reconozca al Estado de Israel Al encuentro de Annapolis acuden delegaciones de unos 40 países, en general, los de la Liga Árabe, cuyos delegados deberán presentar ideas sobre cómo lograr la paz en la región, objetivo que en la reunión será coordinado por Tony Blair, el expremier británico El pesimismo sobre el éxito de la reunión de Annapolis se sostiene en el hecho de que Bush, en los casi siete años que lleva al frente de la presidencia, nunca antes había tomado con seriedad el tema de la paz entre Israel y los palestinos, pese a que al inicio de su gobierno aseguró que bajo su gestión se lograría establecer el Estado de Palestina, para lo cual en 2003 lanzó su iniciativa de pacificación, la Hoja de Ruta, aunque jamás logró nada, pues ninguna de las partes involucradas ha cumplido con los mandatos establecidos en el documento "Quiero ayudarlo, queremos que exista paz, queremos que la gente en los territorios palestinos tenga esperanzas, y le agradecemos su deseo de sentarse a negociar con Israel", señaló Bush a Mahmoud Abbas, el presidente de la Autoridad Palestina a quien recibió en la Casa Blanca un par de horas después que a Olmert La conferencia de Annapolis tiene en su favor el que Arabia Saudita aceptara participar en el encuentro a escala ministerial, no obstante que no reconoce a Israel como una nación, a la que considerarla enemiga Siria hasta el último minuto aceptó la invitación, pero bajo la condición de que en la agenda se determinara al asunto de las lomas del Golan, territorio que le arrebató Israel como parte de su triunfo militar en la guerra de 1967, y que Damasco exige le sea devuelto La mayoría de los países árabes que participan en la conferencia han señalado que en Annapolis no ocurrirá nada relevante respecto de la pacificación entre Israel y los palestinos, ya que la sesión no es para discutir las medidas para acabar con un conflicto Lo que los países árabes pronostican es que en el encuentro las partes estelares del problema definan los parámetros para continuar con las pláticas y, eventualmente, ir definiendo los mecanismos, condiciones y reglas para la instrumentación de un mandato de paz "Estados Unidos no puede imponer su visión, pero podemos ayudar a lograr una visión para la paz", acotó Bush durante su reunión con Abbas Esta declaración del presidente estadunidense contrasta con la realidad que su gobierno ha ayudado a imponer en el Medio Oriente en los últimos siete años: primero con su respaldo incondicional a Israel, bajo el pretexto de que Tel Aviv tiene el derecho a defenderse, lo que el gobierno israelita aprovechó para casi desmantelar y acuartelar a la Autoridad Palestina en manos del ahora finado líder Yasser Arafat También la inacción de Washington para impedir las masacres de palestinos a manos de soldados israelitas, para contener los asentamientos ilegales de Israel en territorios árabes y, el año pasado, para guardar silencio ante la agresión irracional de Tel Aviv contra Líbano, respondiendo así al secuestro de uno de sus soldados a manos del grupo Hamas "Tenemos muchas esperanzas de que esta conferencia produzca negociaciones con un estatus permanente, que amplíe las negociaciones sobre todos los temas que nos puedan llevar a un acuerdo de paz entre el pueblo de Israel y el de Palestina; un acuerdo que garantice seguridad y estabilidad", indicó Abbas La conferencia se materializó gracias a la insistencia de Rice Después de ganar la reelección presidencial en 2004 y pedirle a Condoleezza asumiera el cargo de secretaria de Estado, Bush aceptó la única condición de ésta: carta libre para ayudar a negociar la paz entre Israel y Palestina

Comentarios