Llega Benedicto XVI a EU

miércoles, 16 de abril de 2008
* Bush recibe al Papa en la Base Andrews Washington, 15 de abril (apro) - El presidente de Estados Unidos, George W Bush, rompió las reglas protocolarias de no recibir en la Base Aérea Andrews a ningún dignatario extranjero, y acudió al recinto militar para darle la bienvenida al Papa Benedicto XVI, quien realizará una visita de seis días por la capital estadunidense y la ciudad de Nueva York Acompañado de su esposa Laura y su hija Jenna, el presidente Bush acudió a la Base Andrews para recibir personalmente al líder de la iglesia católica, quien llegó al área de Washington, en medio de fuertes medidas de seguridad, mientras que cientos de personas y líderes del catolicismo estadunidense le aplaudieron a rabiar Necesitado de respaldo y popularidad, Bush, no sólo recibió al Papa, sino que lo escoltó a la limusina que lo llevó de la Base Andrews a la nunciatura del Vaticano en la capital estadunidense El servicio secreto, responsable de la seguridad personal de Benedicto XVI durante su estancia en Estados Unidos, escoltó a la limusina papal con 12 automóviles blindados y armados A diferencia de lo que hacia Juan Pablo II, el Papa Benedicto XVI descendió de las escalinatas del avión Pastor 1 y no se inclinó para besar el suelo estadunidense Después de 11 años desde la última visita de un Papa católico a Estados Unidos, la presencia de Benedicto XVI se convirtió en un evento de celebración, inclusive para la Casa Blanca, recinto político que, por tradición, nunca coincide con los mensajes de unidad del Vaticano, sobre todo ahora que la Iglesia fue una de las primeras instituciones en oponerse a la invasión que Bush ordenó sobre Irak Tras 8 horas de vuelo, de Roma a Washington, Benedicto XVI se dirigió inmediatamente a la nunciatura o embajada del Vaticano ante el gobierno de Estados Unidos, donde, después de tomar un descanso, cenó con los integrantes de las diferentes arquidiócesis católicas estadunidenses Políticamente, la presencia de Benedicto XVI contrasta con la ideología que promueve la Casa Blanca, los candidatos demócratas a la Presidencia, Hillary Rodham Clinton y Barack Obama, así como el candidato aspirante presidencial republicano, John McCain Las más claras divisiones en la ideología de Estados Unidos y la religión católica son los temas del aborto, la eutanasia, las acciones unilaterales, bélicas, los matrimonios o uniones entre homosexuales y la política migratoria, entre otros Por encima de las diferencias ideológicas, están los intereses políticos y electorales, por lo que Dana Perino, la vocera presidencial, negó que la reunión entre Bush y Benedicto XVI sea de confrontación Por su parte, la senadora Clinton difundió un comunicado de prensa, en el que señaló que "es una bendición para Estados Unidos la visita de Benedicto XVI" La visita oficial del Papa a Estados Unidos iniciará este miércoles con su llegada a la Casa Blanca, donde Bush y su esposa Laura --rodeados de unas seis mil personas--, celebrarán el cumpleaños número 81 de Benedicto XVI Después de la celebración del cumpleaños en los jardines de la Casa Blanca, evento que durara unos 45 minutos, Bush y Benedicto XVI sostendrán un encuentro privado en la Oficina Oval de la mansión presidencial Al término de un almuerzo con el presidente de Estados Unidos, el Papa saldrá de la Casa Blanca a bordo del Papamóvil para hacer un recorrido por las principales calles de Washington, DC, evento en el que se espera la presencia de decenas de miles de personas Por la tarde, Benedicto XVI irá a la Basílica Nacional de la Inmaculada Concepción, donde orará ante la zona de criptas En ese mismo recinto, Benedicto XVI dirigirá un mensaje a todos los obispos de la iglesia católica en Estados Unidos para después, por la noche, regresar a la nunciatura del Vaticano La ofician de prensa del Vaticano en Washington, informó que el Papa Benedicto XVI le dio un regalo a Jenna, la hija del presidente Bush, con motivo de su boda que se realizará en el verano en el rancho de su padre, en Crawford, Texas La agenda de Benedicto XVI en Estados Unidos, incluye la celebración de una misa ante unas 46 mil personas en el estadio del equipo de béisbol Nationals, de Washington; otra ceremonia similar en el estadio de los Yankees de Nueva York, y una visita a la llamada Zona Cero, donde ocurrieron los ataques terroristas del 11 de septiembre de 2001 Posteriormente, regresará a Roma

Comentarios