Rebatiña Hillary Clinton-Obama por el respaldo de Al Gore

viernes, 4 de abril de 2008
* Crecientes presiones entre demócratas para que decline la senadora por Nueva York Washington, 3 de abril (apro) - La senadora por Nueva York, Hillary Rodham Clinton, libra una nueva batalla con su similar de Illinois, Barack Obama, por el respaldo del exvicepresidente y excandidato presidencial Albert Gore, a quien ambos ofrecieron un cargo en el gabinete en caso de ganar la elección presidencial del próximo 4 de noviembre Obama, quien fue el primero en hablar de su intención de contar con Gore como integrante de su eventual gabinete, señaló que le interesaría que el exvicepresidente se hiciera cargo de una cartera enfocada al tema del calentamiento global Clinton, quien reaccionó 24 horas después del ofrecimiento de Obama, apuntó que ella "estaría complacida de contar con su participación en cualquier asunto en el que el tuviera interés" La senadora Clinton, más que Obama, tiene la urgencia de contar con el respaldo de un "superdelegado" de la estatura política de Gore, tomando en cuenta que este político es uno de los de mayor credibilidad entre la población estadunidense, contando no sólo a demócratas sino también a republicanos y los denominados votantes independientes e indecisos "No sé si él estaría interesado en regresar al gobierno, pero creo que la gente lo recibiría con gusto por todo el increíble historial de servicio público que tiene", acotó la exprimera dama de Estados Unidos El ofrecimiento que hizo Clinton a Gore se consideró inmediatamente una estrategia desesperada, tomando en cuenta que continúan los pedidos de los líderes de su partido para que abandone la contienda, con el fin de permitirle a Obama no sólo consolidarse, sino para que todo el aparato político de los demócratas le ayude a contrarrestar la campaña de John McCain, el abanderado de los republicanos Al exvicepresidente Gore, quien el año pasado dijo que no tenía interés en volver a buscar la Presidencia ni a regresar al sector público, se le considera uno de los líderes demócratas con el poder para resolver el problema de la nominación presidencial entre Obama y Clinton Con base en el historial político y electoral de Gore, los expertos consideran que Obama es el candidato con más probabilidades de conseguir el respaldo del exvicepresidente, pues el legado de los escándalos sexuales del expresidente Bill Clinton fue una sombra que nunca se pudo arrancar Gore durante su campaña frente a George W Bush, quien le ganó la Presidencia en el 2000 gracias a la intervención de la Suprema Corte de Justicia, pese a que el abanderado demócrata ganó la mayoría del voto popular La necesidad que tiene Clinton de conseguir un respaldo importante como el de Gore, se apega también al anuncio que hizo el equipo de Obama, en el sentido de que el senador por Illinois recolectó 40 millones de dólares durante el mes pasado, mientras que la senadora por Nueva York sólo pudo juntar 20 millones para el mismo fin que su contendiente a la nominación presidencial Clinton insistió en que ella no se retirará de la contienda porque considera que tiene oportunidad de vencer a Obama con el respaldo de los "superdelegados", quienes decidirán quién será el abanderado presidencial durante la Convención Nacional del Partido Demócrata, a celebrarse a finales de agosto en Denver, Colorado

Comentarios