Violaciones sexuales, "armas de guerra"

viernes, 30 de enero de 2009
MÉXICO, D F, 30 de enero (apro)- Leah Chishugi vive en Inglaterra con su hijo Es enfermera y pasó parte de su infancia en la República Democrática del Congo; sería una inmigrante normal, si no fuera porque sobrevivió al genocidio en Ruanda, donde se había mudado cuando tenía 16 años para buscar trabajo como modelo
La madre de Leah, Whom Chushugi, defensora de los derechos de la mujer en la República Democrática del Congo, murió el año pasado Su hija la recuerda hablando siempre del sufrimiento femenino en su país
La enfermera de 34 años regresó decidida a ver con sus propios ojos el infierno que su madre describía Así, entre julio y agosto del 2008, filmó varios testimonios del horror que viven las mujeres que habitan el corazón de África
"Forzaron a  mi hijo a tener sexo conmigo; cuando terminó, lo mataron Me violaron enfrente de mi marido y lo mataron a él después Luego se llevaron a mis tres hijas", dice en el video la congoleña Mirindi Euprazi
Luego, una mujer joven con un niño en brazos, vestida con una playera anaranjada y azul, dice: "Cuando tenía 16 años los rebeldes me raptaron He tenido tres niños que nacieron de violaciones, incluyendo al que tengo en mis brazos Hoy tengo 21 años y tengo VIH"
"Muchas de estas villas están cerca de las agencias de seguridad de Naciones Unidas, lo que encontré allí es espeluznante Las mujeres del pueblo de Walungu, a 120 millas de la ciudad de Goma, han perdido a sus esposos; todos sus hombres y maridos han sido asesinados", dice Chishugi mientras narra el video  difundido en diciembre del 2008
Las mujeres son violadas por los grupos armados de la zona: tanto por los Interahamwe --milicias de hutus responsables del genocidio ruandés contra los tutsis y que huyeron de la justicia hacia el Congo? como por los grupos de autodefensa tutsis comandados por el general Laurent Nkunda Según los testimonios, las mujeres victimadas son de todas las edades
En la República Democrática del Congo las violaciones sexuales han crecido con virulencia La razón: son utilizadas como una estrategia militar de intimidación
 
Estrategia militar
Alrededor de 43 mil mujeres sufrieron de violencia sexual en la República Democrática del Congo entre 2004 y 2006, según el reportaje Los niños de la raza maldita, publicado por el diario español  El País el 15 de mayo del 2008
"Las violaciones en los conflictos bélicos han existido desde siempre", explica a Apro Lisa Gormley, consejera legal para la mujer y derecho internacional del Secretariado General de Amnistía Internacional
"Estas violaciones son concebidas como normales e inevitables Esto no es verdad Ocurren porque la gente elige hacerlo, pueden decidir no hacerlo", dice
Desde las cruzadas hasta la masacre de Nanking, perpetuada por el ejército japonés contra las mujeres de China, pasando por los alemanes cuando tomaron Europa del Este, hasta los rusos cuando invadieron Alemania, las violaciones como botín de guerra se dan con especial virulencia en conflictos bélicos; pero esto no solamente se da en tiempos de guerra
Bárbara Crosette, periodista del diario La Nación y exjefa de Buró para la región de Asia de la ONU, declara a Apro que "los japoneses y los coreanos han acusado comúnmente a los soldados estadunidenses por violaciones en sus países, aun después de terminados los conflictos"
Crosette admite que, incluso, las misiones de mantenimiento de la paz a cargo de la ONU tienen problemas debido a denuncias contra sus tropas, ya que han ocurrido casos donde los soldados violan o abusan de las mujeres locales prometiéndoles dinero o comida o lo que sea a cambio de sexo
"Las violaciones siempre han sido parte de la guerra o parte del comportamiento de los soldados, en cualquier sitio", también lamenta Bárbara Crosette
"Todos los actos de violación en contra de hombres y niños, así como de mujeres y niñas, están tipificados como crímenes por las leyes de los conflictos armados, incluyendo la Convención de Ginebra de 1949", explica a Apro Lisa Gormley
Señala que desde el conflicto en Serbia y el genocidio en Rwanda, la comunidad internacional separó el pillaje común de la guerra y pone especial atención en la violencia sexual de los conflictos de fin de siglo, caracterizada por el uso de la violación no sólo como pillaje, sino como un arma de guerra planeada deliberadamente por las partes
Entre 250 mil y 500 mil mujeres fueron violadas durante el genocidio de Rwanda en 1994; y entre 20 mil y 50 mil durante el conflicto de Bosnia, en Yugoslavia, en los años 90, dice la campaña del Secretario General de Naciones Unidas, UNIDOS para poner fin a la Violencia contra las Mujeres, lanzada en el 2008
Para el Congo, la cifra podría estar por arriba de los 200 mil desde que en 1996 comenzó el conflicto en este país, señala el documento
"En el Tratado de Roma para hacer la Corte Criminal Internacional, una variedad de nuevos crímenes fueron añadidos, incluyendo la violación", recuerda Crosette "Este principio fue establecido en los años 90 en los tribunales de guerra para los Balcanes y para Rwanda La primera condena del uso de la violación como un crimen de guerra fue en el tribunal de Rwanda La violación se define como un crimen de guerra cuando es un esfuerzo deliberado para dañar a un enemigo atacando a las mujeres", explica Crosette
"El uso del término de violación como un arma de guerra no tiene un origen legal Pero ha sido muy útil ante la creciente preocupación por la impactante realidad de cómo las mujeres y las niñas son blanco para propósitos específicos de los combatientes", añade Lisa Gormley
En 2004 Amnistía Internacional (AI) difundió un informe titulado Vidas Rotas, crímenes contra mujeres en situaciones de conflicto, el cual aclara que "la violación oportunista y el pillaje de los siglos pasados ha sido remplazado en los conflictos actuales por la violación usada como una herramienta de combate"
Un documental de la BBC realizado en el 2006 también denuncia que en los años 90, durante la guerra en Bosnia, "mujeres eran violadas para que dieran a  luz a un bebe serbio" También, las tropas paquistaníes violaban a mujeres de los independentistas de Bangladesh en los años 70 para hacerlas tener un hijo "punjabí" Actualmente, en Colombia se usa para imponer códigos de conducta a pueblos enteros y villas
"En algunos conflictos donde la etnicidad es el motor del enfrentamiento, la capacidad de las mujeres para ser preñadas a través de la violación por un soldado del 'grupo étnico enemigo' es una parte del castigo y del horror infligido", explica Gormley 
Esta agresión no sólo ocurre a las mujeres Los hombres bosnios eran vejados por mujeres durante el conflicto en los Balcanes y castrados para no tener más hijos, según relata el informe de AI
El reporte señala que las violaciones sexuales como estrategias de guerra no suceden sólo en el Congo También han estado presentes en los conflictos de Colombia, Irak, Sudán, Chechenia, Nepal y Afganistán
Por ejemplo, en Irak los grupos chiítas y sunnitas violan a las mujeres del bando contrario para intimidarlo, según reportó Wordpress en noviembre del 2008 La BBC reportó que desde el 2004 las milicias árabes yanyawid, apoyadas por el gobierno de Sudán, violan mujeres de raza negra en el sur de este país
Gormley explica que los casos de violaciones sexuales como arma de guerra tienen aspectos en común que permiten detectar un grado de planeación deliberada Por ejemplo, las mujeres y niñas son violadas en público, enfrente de su familia o de su comunidad para sembrar el miedo a la humillación
Señala que en muchas ocasiones, "mujeres y niñas son violadas con armas u objetos, como mazos o botellas, que causan graves lesiones físicas", las cuales "son difíciles de atender en zonas de conflicto"
Gormley comenta que los abusos sexuales provocan en las mujeres lesiones en la vejiga, los intestinos y otros órganos internos Muchas de ellas pierden la capacidad reproductiva Y "es frecuente que estos ataques terminen con el asesinato de la víctima; o el daño físico es tal que ésta muere poco tiempo después"
Según la especialista de AI, por ser la violación un ataque doloroso y humillante, es usado para sembrar miedo entre la población y para forzar a los civiles a huir y permitir que los combatientes aseguren territorio
 
Calvario
"El empoderamiento de las mujeres y niñas que les permita disfrutar de todos sus derechos y vivir con completa igualdad en todas las sociedades es importante para erradicar al violación", señala Gormley
AI y Human Rights Wach reportan que actualmente el Congo, Sudán, Irak, Haití y Colombia son los escenarios más comunes del uso deliberado de la violación sexual como arma de guerra
Gormley  subraya: "Este tipo de violación es vista como particularmente destructiva de las comunidades, ya que las mujeres y las niñas violadas son comúnmente excluidas por su gente, o consideran que son poco apropiadas para casarse Así que las mujeres que son violadas son doblemente atacadas: primero, física y psicológicamente; después, como sujetos sociales en sus familias y comunidades
         En muchos casos, señala, "los combatientes secuestran a las mujeres para violarlas por largos periodos También pueden forzarlas para que realicen actos de esclavitud y servidumbre, como cocinar y limpiar Los violadores escapan con impunidad porque las mujeres y las niñas tienen miedo de ser rechazadas por sus comunidades acusadas de sexo extramarital Incluso, a pesar de ser forzada, la violación sexual es vista como un deshonor que debe ser borrado matando a la mujer"
Según la especialista legal, las sobrevivientes sufren de ostracismo No tienen posibilidad de iniciar procesos legales en contra de sus agresores ni de recibir compensaciones, cuidados médicos y asistencia social
Comenta que en muy pocos casos se ha procedido legalmente contra los violadores, aunque en varios juicios se subrayó que estos crímenes son  "actos de tortura" y de "genocidio"
"La impunidad de los perpetradores es común en todas las situaciones Pocos son llevados ante la justicia, sean cortes nacionales o tribunales internacionales", agrega
Las mujeres violadas sexualmente corren el riesgo de contraer el virus de VIH/sida El Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF, por sus siglas en inglés) y AI reportaron en el 2004 que más de 60% de las mujeres violadas en Rwanda durante el genocidio viven ahora con VIH/sida y existe el riesgo de que la enfermedad se expanda al país vecino, el Congo
"El poco acceso para el tratamiento y los daños hechos a las mujeres facilitan el contagio de la enfermedad Esto agrega pena y sufrimiento a las víctimas", agrega Gormley
En junio del 2008, el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas aprobó la resolución 1820, la cual califica a la violación sexual como "arma de guerra" y señala que la violencia sexual "amenaza la paz y la seguridad internacional",
La resolución "llama a los Estados a asegurar que las mujeres sean parte de los procesos de reconstrucción de la paz después de un conflicto", precisa Gormley "Actualmente, la comunidad internacional se opone fuertemente a la violación La Corte Criminal Internacional ha incrementado su poder para perseguir la violación, la esclavitud sexual, la esterilización forzada, el embarazo forzado y otros daños sexuales", agrega
"El reto ahora es disponer de recursos y voluntad política para hacer esto una realidad Una forma para llevarlo a cabo sería establecer un fondo y una nueva entidad global de Naciones Unidas para los derechos de las mujeres", indica
En el Congo se encuentra la mayor misión de Naciones Unidas Cuenta con 19 mil 815 efectivos militares, según su sitio de internet Además, operan en la zona varias ONG como AI, Médicos sin Fronteras y la Cruz Roja Internacional Sin embargo, estas organizaciones no han sido suficientes para detener la crisis
Gormley concluye que las comunidades y los individuos vejados no pueden esperar "Los Estados necesitan tomar acciones efectivas, como investigar los casos, legislar para ofrecer leyes que sanciones estos delitos, ofrecer servicios a las víctimas y promover cambios de actitud sobre la sexualidad para evitar la violencia contra las mujeres?¡ Y necesitan hacerlo ahora!"

Comentarios