Dominicana abre la puerta a Zelaya

viernes, 11 de diciembre de 2009

MÉXICO, D.F., 11 de diciembre (apro).- El presidente de República Dominicana, Leonel Fernández, afirmó este viernes que el depuesto presidente de Honduras, Manuel Zelaya, y el virtual presidente electo de ese país, Porfirio Lobo, aceptaron reunirse en los próximos días en su país para abrir un diálogo político que permita resolver la crisis hondureña.
"Esperamos que con esta decisión (...) no haya ninguna dificultad para que el presidente Zelaya pueda salir de Honduras y no se establezca ninguna condición" ni "obstrucción" de parte del gobierno de facto para que pueda viajar a la República Dominicana, señaló Fernández.
El presidente dominicano, quien confió en que esta fórmula "permita la superación de la crisis" que sufre Honduras desde el golpe de Estado del 28 de junio, explicó que el encuentro cara a cara estaría precedido por sendas reuniones que mantendrá con Zelaya este domingo y con Lobo el próximo lunes 14.
Asimismo, recordó que "conforme al criterio de la comunidad internacional", Zelaya dejará de ser presidente en enero de 2010, cuando "se produzca el traspaso del mando al candidato electo".
Argumentó que, por ello, "no sería conforme al mejor juicio, al mejor criterio de la comunidad internacional" poner condiciones u "obstaculizar la salida del presidente Zelaya para poder sostener este diálogo político.
“Si el candidato electo está de acuerdo en sostener este dialogo, si lo está reclamando la comunidad internacional", no debe haber impedimento alguno, señaló a la agencia EFE el gobernante dominicano.
También reveló que durante los últimos días ha mantenido "conversaciones directas vía telefónica" con ambos para organizar estos encuentros, además de contactos con otros gobiernos de la región y fuera de ella, que han considerado esta fórmula "la mejor solución que pueda haber para la situación hondureña".
"Esperamos que así sea", agregó.
    Sin embargo, una fuente del régimen de facto, que preside Roberto Micheletti, señaló que Zelaya "no ha solicitado salvoconducto ni asilo" para viajar a la República Dominicana en los próximos días.
"Podemos informar que el señor Manuel Zelaya no ha solicitado salvoconducto ni asilo, requisito indispensable para que pueda salir del país. Tampoco ningún otro país ha solicitado nada", dijo el secretario de Prensa, René Zepeda.
Por su parte, el presidente derrocado, quien no ha confirmado si viajará o no a la República Dominicana, agradeció a Fernández su voluntad e interés en que se resuelva la crisis en Honduras, lo que calificó como "un gesto grande de cooperación de su parte", de acuerdo con el asesor y portavoz del derrocado gobernante, Rasel Tomé.
Agregó que "por ahora el presidente Zelaya no puede hablar sobre salvoconducto para salir del país".
El pasado jueves 9, México intentó sacar a Zelaya de Honduras, pero el gobierno de facto se opuso porque las autoridades mexicanas le dieron el título de "presidente" en el papeleo diplomático.

Niega Brasil presiones a Zelaya para deje la embajada

Por otra parte, la cancillería de Brasil negó que hubiera otorgado como plazo hasta el 27 de enero próximo para que el depuesto presidente de Honduras deje su embajada en Tegucigalpa.
Un portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores del país sudamericano señaló a la agencia DPA, en Brasilia, que el canciller Celso Amorim “siempre dijo que Zelaya puede quedarse por el tiempo que sea necesario".
El funcionario atribuyó a un "error de interpretación" las declaraciones formuladas a la televisora Globo por el encargado de Negocios de la embajada brasileña en Tegucigalpa, Francisco Catunda, quien dijo que Zelaya tendría que salir el 27 de enero, cuando el ganador de las últimas elecciones en Honduras, Porfirio Lobo, tome posesión como nuevo presidente.
Pese a que "está claro" que el mandato de Zelaya terminará el 27 de enero, "ello no significa que tenga automáticamente que salir de la embajada", señaló la cancillería brasileña.
El propio Zelaya, derrocado el 28 de junio pasado por un golpe de Estado, afirmó en una entrevista telefónica a medios brasileños que desea abandonar lo antes posible la representación de Brasil en Tegucigalpa.
"Seguramente será hasta el día 27 de enero de 2010, cuando se termina mi mandato. Sin embargo, mi posición es la de salir lo más rápido posible, lógicamente con respaldo del gobierno de Brasil", expresó.
Al respecto, funcionarios del Ministerio de Relaciones Exteriores de Brasil aseguraron a BBC Mundo que "tiene sentido que quiera salir después del 27 de enero, eso es lo que él quiere, pero nosotros no le estamos presionando para que lo haga".
El pasado miércoles 2, el Congreso rechazó reinstalar a Zelaya en el puesto al acatar una disposición del Acuerdo Tegucigalpa-San José firmado en octubre por el mandatario destituido y el presidente de facto, Roberto Micheletti.
Zelaya fue derrocado el 28 de junio. Desde entonces Brasil exigió su restitución al cargo y dijo desconocer el resultado de las elecciones generales del 29 de noviembre, en las que resultó electo el socialcristiano Porfirio Lobo, por considerar que el proceso se realizó bajo un gobierno ilegítimo.