Dispersión y reproches enmarcan quinto aniversario del 11-M

miércoles, 11 de marzo de 2009
MADRID, 11 de marzo (apro) - Familiares de las víctimas de los atentados del 11-M reprocharon hoy a la clase política su ausencia en los eventos conmemorativos del quinto aniversario
          Además, condenaron el uso político de ese homenaje para lanzarse reproches mutuos
         Hace cinco años, una célula integrista perpetró el peor atentado terrorista en Europa, en el que murieron 192 personas y más de mil 800 resultaron heridos, algunos aún hoy con graves secuelas, incluso una mujer sigue en coma
         La célula terrorista hizo estallar artefactos explosivos en los trenes de las cercanías, uno de ellos a la llegada a la estación de Atocha, muy cerca del centro de esta ciudad
         Pese a que todavía el aniversario pasado asistieron los reyes de España, Juan Carlos y Sofía, y el presidente del gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, la de este miércoles fue una celebración dispersa: hubo varios eventos para recordar a las víctimas, pero con ausencia de las autoridades
          El relevo lo tomó la Comunidad de Madrid, que encabeza Esperanza Aguirre:
         "Es una pena y una vergüenza que una vez más los políticos hayan antepuesto sus intereses al apoyo a las víctimas", dijo Ángeles Pedraza, vicepresidenta de la Asociación de Víctimas del Terrorismo, en la sede de la Comisión Europea en esta ciudad
         Se refería al homenaje que encabezó la Comunidad de Madrid, al que no asistió la representación del Partido Socialista Obrero Español (PSOE), en respuesta porque el gobierno emanado del Partido Popular decidió, justamente hoy, dar por cerrada la comisión de investigación del espionaje que sufrieron mandos políticos del PP a manos de células operadas por funcionarios cercanos a la presidenta de la Comunidad
         Este hecho generó un duro enfrentamiento entre el PP y el PSOE en la Asamblea de Madrid, espacio desde el que los representantes del gobierno aguirrista usaron para lanzar reproches políticos a la ausencia de los socialistas
         No obstante, en el evento de la Comunidad de Madrid las familias de las víctimas tampoco pudieron participar, y sólo accedieron al sitio donde Esperanza Aguirre y el alcalde de Madrid, Alberto Ruiz Gallardón, celebraron, en cinco minutos, el acto de recuerdo de las víctimas
         Esto es, un evento marcado por la ausencia institucional y por la división entre los partidos políticos en los homenajes
         La presidenta de la Asociación de Víctimas del 11-M y madre de uno de los fallecidos en los atentados, Pilar Manjón, hizo una precisión a los periodistas al señalar que se debe hacer una diferencia entre lo que son los actos institucionales y los que han realizado los ciudadanos, "los que no han olvidado los hechos ni la fecha"
         "Para la ciudadanía no", fue su respuesta cuando se le preguntó si las víctimas son los grandes olvidados a cinco años de a tragedia Esto lo dijo a unos pasos del monumento conmemorativo levantado frente a la estación de Atocha
         Y continuó: "No debemos confundir actos institucionales con que la ciudadanía haya olvidado, porque cualquiera de nuestros móviles hoy se cae de mensajes de apoyo, cariño y solidaridad"
         Agregó que "no tengo ni idea de lo que ha pasado este año Hemos llamado a todo el mundo para que nadie dijera que íbamos a un acto y a otro no y, al no tener respuesta, hemos organizado uno nosotros, las víctimas"
         El día de hoy, señaló, es un día "de memoria, recuerdo y dignidad para los inocentes que aquel día maldito alguien les eligió para ponerles diez bombas"
         En el acto señaló que "veo a mis niñas amputadas, veo a los hijos no nacidos que se llevó el tren, veo a las madres, a los hermanos, veo tanta ausencia y dolor que no parece que hayan pasado cinco años"

Comentarios