Fidel Castro llama a Obama "fanático creyente" del imperialismo

jueves, 25 de marzo de 2010

MÉXICO, D.F., 25 de marzo (apro).- El líder cubano Fidel Castro afirmó que el presidente Barack Obama “es un fanático creyente del sistema capitalista imperialista impuesto por Estados Unidos al mundo”, y señaló que aunque el estadunidense a veces dice "tonterías" sobre Cuba, no abriga "animadversión" en su contra.
En un artículo publicado en los diarios Granma y Juventud Rebelde, y en respuesta a la declaración del presidente estadunidense quien ayer exigió a Castro la liberación de los disidentes presos, el primer secretario del gobernante Partido Comunista aplaudió el éxito de Obama al sacar adelante la reforma sanitaria, pero lo criticó por haber aceptado el Premio Nobel de la Paz por su política ambiental, y por continuar la práctica de sus antecesores "de extrema derecha".
"Por elemental sentido ético, Obama debió abstenerse de aceptar el Premio Nobel de la Paz, cuando ya había decidido el envío de 40 mil soldados a una guerra absurda en el corazón de Asia", dice Castro en referencia a Afganistán.
Y agrega: "La política militarista, el saqueo de los recursos naturales, el intercambio desigual de la actual administración con los países pobres del Tercer Mundo, en nada se diferencia de la de sus antecesores, casi todos de extrema derecha, con algunas excepciones".
Además, censura el desempeño de Obama en la cumbre de Copenhague y afirma que "Estados Unidos, el mayor emisor de gases de efecto invernadero, no estaba dispuesto a realizar los sacrificios necesarios, a pesar de las palabras zalameras previas de su presidente".
A pesar de eso, añade, “no albergamos ninguna animadversión contra Obama, y mucho menos contra el pueblo de Estados Unidos".
El exmandatario cubano consideró un éxito la reforma de salud aprobada en Estados Unidos, aunque consideró algo realmente insólito que se haya alcanzado 234 años después de la Declaración de Independencia del país.
"Tras el éxito en esta batalla por el derecho a la salud de todos los norteamericanos, (Obama) no puede ignorar que el cambio climático significa una amenaza para la salud", anota en su texto.
La víspera, un comunicado de la Casa Blanca calificó de "profundamente preocupantes" los últimos acontecimientos en Cuba, incluida la muerte del preso político Orlando Zapata, tras una huelga de hambre de 85 días, y la represión de protestas de las Damas de Blanco, familiares de 75 disidentes encarcelados en 2003.
Esos acontecimientos, según Obama, "subrayan que en vez de abrazar la oportunidad de entrar en una nueva era, las autoridades cubanas siguen respondiendo a las aspiraciones del pueblo cubano con un puño cerrado".