Blair: los negocios petroleros

jueves, 1 de abril de 2010

LONDRES, 1 de abril (apro).- El exprimer ministro británico Tony Blair, quien desde que abandonó su cargo al frente del gobierno, en julio de 2007, amasó una fortuna de al menos 30 millones de dólares, sumada a un portafolio inmobiliario de aproximadamente 20 millones de dólares, batalló durante dos años para mantener en secreto un lucrativo contrato con un gigante multinacional del petróleo con amplios intereses en Irak.

El exmandatario y actual enviado especial del Cuarteto (Estados Unidos, la Unión Europea, la ONU y Rusia) a Medio Oriente trató de mantener en secreto el contrato con la firma petrolera surcoreana UI Energy Corporation, una de las más poderosas del mundo.

Blair, quien gobernó Gran Bretaña de 1997 a 2007 y fue el primer ministro británico que más veces envió a las tropas a combatir en el extranjero (cinco en total), también intentó mantener fuera de conocimiento público un acuerdo por 1.6 millones de dólares para aconsejar a la Familia Real de Kuwait en acuerdos petroleros, algunos de ellos en Irak.

En una medida sin precedentes y que generó mucha polémica en el Reino Unido, el exprimer ministro persuadió al comité encargado de vetar los trabajos de exministros británicos, para que mantenga en secreto los detalles de ambos acuerdos durante al menos 20 meses, bajo el argumento de que se trataba de negocios comercialmente sensitivos.

Pero la información fue dada a conocer el pasado jueves 18, cuando el Comité del Consejo para Empleos Comerciales perdió finalmente la paciencia con Blair y decidió ignorar sus objeciones, publicando los detalles de ambos acuerdos en un comunicado.

Las noticias sobre los contratos secretos de Blair generaron especulaciones acerca de que el exprimer ministro, de 56 años, está lucrando financieramente con contratos comerciales vinculados a la guerra de Irak, de la que él fue, junto al presidente de Estados Unidos, George W. Bush, uno de los principales impulsores.

También se acusó al expremier británico de utilizar su cargo de enviado especial del Cuarteto a Oriente Medio para obtener ganancias personales, acumulando y fortaleciendo su fortuna personal.

En tanto, el tabloide inglés Daily Mail informó el mismo jueves 18 que desde que el exmandatario abandonó su cargo al frente del gobierno, en junio de 2007, logró amasar una "extraordinaria fortuna" a partir de conferencias, asesorías a bancos y a gobiernos, la publicación de su autobiografía "The Journey" (El Viaje) y beneficios de jubilación ministerial.

El tabloide reveló además que Blair creó una serie de compañías y sociedades fantasmas, que le permiten no tener que hacer públicas las cuentas financieras por sus ganancias. Una de ellas se llama Tony Blair Associates y tiene su sede en el centro de Londres.

El parlamentario conservador Douglas Carswell, un acérrimo crítico de Blair, afirmó que los vínculos del exmandatario británico con la petrolera UI Energy Corporation "no sólo se ven feos, sino que huelen horrible".

"Parece que el exprimer ministro de Gran Bretaña ha recibido pagos de una enorme corporación extranjera de petróleo y se nos ha mantenido en secreto acerca de ello", subrayó el legislador opositor a la radio 4 de la BBC.

"Incluso ahora desconocemos cuánto cobró o qué obtuvo a cambio la compañía. Necesitamos contar con esa información sin demoras", dijo Carswell.

Por su parte, el parlamentario liberal democrático Norman Baker declaró que las revelaciones "demuestran que el exprimer ministro está a la venta" y que su único objetivo "es forrarse de dinero".

"A él lo único que le interesa es hacer la mayor cantidad de dinero posible. Aparentemente está lucrando con contratos vinculados a la guerra de Irak, de la que él fue uno de los máximos impulsores", subrayó.

El comité informó que Blair fue contratado en agosto de 2008 como asesor para un consorcio de inversores liderado por UI Energy, tras una reunión secreta en Londres. La naturaleza exacta del acuerdo se desconoce, pero dicha compañía es una de las principales inversoras en la región petrolera de Kurdistán, que se volvió semi-autónoma de Irak tras la guerra de 2003.

El sueldo de Blair no fue dado a conocer, pero se estima que serían cientos de miles de libras esterlinas.

"El secreto es inusual, ya que UI Energy suele promocionar a sus consejeros extranjeros, que incluyen al exprimer ministro de Australia Bob Hawke y a varios políticos estadounidenses prominentes", escribió el Mail en su edición del viernes 19.

Tras la polémica, el primer ministro británico, Gordon Brown, se negó a confirmar si el exmandatario violó normas del código ministerial y prefirió mantener el silencio ante las críticas.

Pero un portavoz de Blair que pidió mantener el anonimato respondió a las acusaciones y dijo que el antiguo jefe del gobierno británico "brindó asesoría por un proyecto específico a UI Energy en agosto de 2008".

"Él pidió y recibió la aprobación del Comité antes de aceptar el proyecto. Fue UI Energy que requirió al comité demorar el anuncio público, por razones de sensibilidad del mercado", concluyó.

La polémica se hizo pública la misma semana que Scotland Yard informó haber gastado 273 mil libras esterlinas (unos 413 mil dólares) para proteger a Blair durante su comparecencia de sólo un día ante la comisión en Londres que investiga la guerra de Irak (2003).

Cientos de agentes armados fueron desplegados fuera del Centro de Convenciones Elizabeth II, en el centro de Londres, para proteger a Blair de miles de manifestantes anti-guerra que lo responsabilizan por las consecuencias del conflicto bélico.

Scotland Yard confirmó que el costo total para proteger por un día al exprimer ministro trepó a 413 mil dólares, incluidas patrullas especiales, barreras y cordones, transporte, señalización de tráfico y helicópteros.

Además, indicó que fueron 657 los policías que custodiaron el recinto para evitar desmanes contra Blair, debido a cientos de activistas que pedían juzgar al exprimer ministro en la Corte Internacional de La Haya por crímenes de guerra. Algunas de las pancartas decían "Asesino" y "Blair/Bliar" (Blair/Mentiroso).

Tras el anuncio, Lindsey German, portavoz del grupo antibélico Stop the War Coalition (Detener la Guerra), que organizó las multitudinarias marchas en Londres contra la guerra de Irak en marzo de 2003, dijo que es "increíble" que semejante cantidad de dinero haya sido gastada por la Policía británica "para proteger a un criminal".

"Hubiera sido mucho más barato arrestarlo, no protegerlo", añadió categórica la activista.

Los detalles de los gastos para su protección fueron dados a conocer tras un pedido ante la Ley de Libertad de Información.

En octubre pasado, el tabloide inglés Daily Mail informó que el Estado británico gasta más de 3 millones de dólares al año para brindarle protección policial a Blair, mucho más que la seguridad que recibe el actual primer ministro británico, Gordon Brown.

Además de ser asesor de la empresa surcoreana UI Energy, Blair aconseja al fondo de inversiones de los Emiratos Árabes Unidos Mubadala, es consultor permanente en JP Morgan Chase, Zurich Financial, y del consorcio de productos de lujo Louis Vuitton Moet Hennessy.

Y sólo por su labor para JP Morgan, el exprimer ministro cobra un millón de dólares al año.

También imparte conferencias internacionales, por las que recibe 250 mil dólares por 90 minutos de charla, como la que realizó para Lansdowne Partners, un fondo de capital de riesgo que se enriqueció durante la crisis financiera de 2008, otro hecho que ensució aún más su malograda imagen pública.

 

cvb

--fin de texto--

Comentarios