Retira Ingrid Betancourt demanda de indemnización

martes, 13 de julio de 2010

MÉXICO, D.F., 13 de julio (apro).- La excandidata presidencial Ingrid Betancourt, quien fue rehén de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) durante más de seis años, retiró hoy su millonaria demanda contra el Estado colombiano por reparación del daño por su secuestro.
    Luego de la andanada de críticas que desató su pretensión de que el gobierno de Colombia pagara 8 millones de dólares a ella y su familia, la excandidata presidencial y exsenadora admitió el fin de semana que estaba arrepentida de su decisión.
    En un intento por contrarrestar la oleada en su contra, ayer lunes, en una entrevista con la cadena Radio Caracol, de Colombia, Betancourt aclaró que no fue una demanda lo que presentó contra el gobierno colombiano, sino una “solicitud de conciliación” para ver “la posibilidad de sentarse con el Estado a exponerle los hechos para determinar si hay o no lugar a una indemnización”.
Betancourt acusó a los medios de comunicación de “desinformar” a la opinión pública sobre su derecho a un proceso de reparación. “Fue malinterpretado por la prensa, distonrsionando los hechos, generó una lluvia de críticas”, reconoció.
Este martes, Gabriel Davis, abogado de Betancourt, acudió a la Procuraduría General de Justicia de Colombia a “desistirse de las acciones administrativas” que promovió el pasado 30 de junio.
    La Procuraduría precisó que además de Ingrid Betancourt, la demanda fue firmada por su hermana Astrid, su madre Yolanda Pulecio, y sus hijos Melanie y Lorenzo Delloye.
Aun cuando la acción del abogado Davis da por concluidos los trámites conciliatorios, la Procuraduría aclaró que ello no impide a los demandantes intentar otras acciones ante la justicia administrativa, si así lo consideran.
Ingrid Betancourt, de nacionalidad colombiana y francesa, fue rescatada por medio de un operativo sorpresa, en julio de 2008, luego de más de seis años en poder de las FARC. Fue secuestrada en febrero de 2002 durante cuando se dirigía a un acto de campaña.
Las demandas económicas de Ingrid y su familia desataron una polémica desde que se conocieron sus peticiones. En las redes sociales, páginas de internet y medios de comunicación, llovieron severas críticas.
En la entrevista que concedió a Radio Caracol, Betancourt admitió que estaba arrepentida y aclaró que su intención era un acto simbólico para que los hechos que rodearon su secuestro no tengan repetición.



Comentarios