Capturan en Londres a cinco sospechosos de querer atentar contra el Papa

viernes, 17 de septiembre de 2010

MÉXICO D.F., 17 de septiembre (apro).- Cinco personas fueron detenidas el día de hoy, en Londres, por resultar sospechosas de preparar un “acto de terrorismo” contra la visita del Papa Benedicto XVI a la capital británica, informó la policía inglesa.

    A través de un comunicado, la Scotland Yard señaló que, pese a este hecho, “sigue siendo apropiado” el dispositivo de seguridad en torno al pontífice, por lo que el itinerario de su visita “no ha cambiado”.

    Y agregó que los cinco supuestos terroristas fueron detenidos alrededor de las seis de la mañana de hoy viernes, en un “local de negocios” de Londres, bajo la “sospecha de encargo, preparación o instigación al terrorismo”. Todos ellos son hombres, cuyas edades fluctúan entre los 26 y los 50 años.

    Los sospechosos fueron trasladados a una comisaría londinense, donde están siendo interrogados. La policía todavía no precisa en qué consistió la amenaza ni las nacionalidades de los detenidos, pero según algunos trascendidos en los medios, no son ciudadanos británicos. Una cadena televisiva adelantó que son de nacionalidad argelina.

    Por su parte, El Vaticano indicó que el Papa “está tranquilo” y “confía en la policía” londinense, según señaló el portavoz del Vaticano, el sacerdote Federico Lombardi.

    Este incidente se dio en el marco de la visita de Estado que, del 16 al 19 de septiembre,  realiza el pontífice a Gran Bretaña, y la cual ha desatado una campaña sin precedente contra el Papa, realizada por organizaciones sociales que lo acusan de proteger a sacerdotes pederastas y por venir rechazando medidas como el aborto o los matrimonios entre personas del mismo sexo.

    La protesta contra la visita de Benedicto XVI ha llegado al extremo de intentar incluso arrestarlo y ser demandado ante una corte civil, ya que pudo incurrir “en negligencia al permitir que sacerdotes siguieran abusando sexualmente de niños”, dijo el prestigiado jurista británico Geoffrey Robertson, uno de los principales promotores de la detención del pontífice, por sus “crímenes de lesa humanidad”.      

    Por lo pronto, aún no se aclara el supuesto preparativo terrorista de hoy viernes.

    El más inmediato antecedente de un acto terrorista contra un pontífice ocurrió el 13 de mayo de 1981, cuando el terrorista turco Mehmet Alí Agca disparó contra el Papa Juan Pablo II, en Roma, un atentado cuyos motivos aún no se han aclarado, pero que muchos analistas lo enmarcan dentro de los enfrentamientos provocados por la llamada Guerra Fría.