Conmemoran treinta aniversario de intentona golpista en España

miércoles, 23 de febrero de 2011

MADRID, 23 de febrero (apro).- En el marco de los actos por el 30 aniversario del llamado “23F”, el rey Juan Carlos dijo estar convencido de que ya se conoce toda la verdad sobre el intento de golpe de Estado –con el secuestro del gobierno y el parlamento– que perpetraron 200 guardias civiles rebeldes.

“Creo que sí (se conoce todo lo sucedido), y si no, inventan por ahí”, respondió a los periodistas al ingresar al Congreso de los Diputados, donde se reunió con algunos de los protagonistas políticos que jugaron algún papel en la intentona golpista.

Acompañado por el presidente José Luis Rodríguez Zapatero, así como por el presidente del Congreso, José Bono, el monarca dijo que España y los españoles están “mucho mejor” que aquel día, y se dijo satisfecho con la “evolución” del país en estas tres décadas.

En el acto estuvieron presentes, entre otros, el entonces presidente del Congreso, Landelino Lavilla, de la extinta Unión de Centro Democrático (UCD); el jefe de la oposición de esa época, Felipe González, del PSOE; Santiago Carrillo, entonces secretario general del Partido Comunista (PCE), y los ponentes constitucionales senador Manuel Fraga Iribarne (hoy presidente fundador del PP) y Manuel Roca, entonces diputado de Convergencia i Unió.

También estuvo Alejandro Rojas Marcos, quien era portavoz del Grupo Parlamentario Andalucista.

Adolfo Suárez Illana, hijo del presidente del gobierno en 1981 y artífice de la transición, Adolfo Suárez, declinó la invitación.

A su llegada, el senador Manuel Fraga dijo que aquel día “salió todo bien, la gente no falló”, y además recordó que no temió por su vida.

“Les dije a los guardias que no pensaba moverme de donde estaba, pero no pasó absolutamente nada”.

Por su parte, el expresidente de España, Felipe González (1982-96), consideró que aún queda mucho por conocer de aquel episodio “terrible”, pero por encima de especulaciones “una cosa era clave: el fiel de la balanza lo inclinaba el jefe del Estado, y se inclinó para la parte buena”.

El comunista Santiago Carrillo manifestó que tiene muchos recuerdos de esa jornada, “muy dolorosos”, porque pudo terminar la democracia “de muy mala manera”.

Diputado en 1981, durante esos sucesos, y hoy presidente del Congreso, José Bono aseguró que el 23 de febrero de ese año fue un “punto de inflexión” y una “vacuna” para la democracia.

“Desde entonces se acabaron los salvapatrias”, apuntó.

La tarde del 23 de febrero de 1981, mientras el pleno del Congreso español votaba la investidura de Leopoldo Calvo Sotelo como presidente de gobierno, en sustitución de Adolfo Suárez —que anunció su dimisión por una crisis política—, el teniente coronel Antonio Tejero entró, pistola en mano, en el hemiciclo, como lo registraron las cámaras de Televisión Española (TVE).

El teniente general Manuel Gutiérrez Mellado, vicepresidente primero del gobierno, intenta ordenar a Tejero que se someta, pero es zarandeado por el teniente coronel de la Guardia Civil, mientras varias ráfagas de subfusiles acribillan la cúpula del hemiciclo. El presidente Adolfo Suárez intenta socorrerle.

A las 19:00 horas, en Valencia, el capital general de la III Región Militar, Jaime Milans del Bosch, asumió todos los poderes civiles y militares mediante un bando.

Tras horas de crisis, el rey Juan Carlos emite un mensaje televisado y ordena al Ejército mantener el orden constitucional vigente.

Luego de 17 horas, hacia el mediodía del día 24, los diputados desalojan el hemiciclo y los guardias civiles salen por las ventanas del Congreso.

 A 30 años de ese suceso, este miércoles fue día de homenajes y actos de recuerdo de la intentona de golpe de Estado.

El embajador de México en España, Jorge Zermeño, envió una carta al rey Juan Carlos, en la que recordó que hace 30 años España “pasó una de sus más duras pruebas”.

“Dieron un paso al frente para defender su democracia y el régimen constitucional que les rige”, dice la misiva, en la que reitera el “entrañable afecto y la permanente cercanía del gobierno y del pueblo de México”.

Comentarios