"Habrá miles de muertos" si EU o la OTAN entran a Libia: Gadafi

miércoles, 2 de marzo de 2011

MÉXICO, D.F., 2 de marzo (apro).- El líder libio Muammar el Gadafi, negó que se haya disparado una sola bala contra las manifestaciones de quienes se oponen a su régimen –según él, alentadas por Al Qaeda- pero advirtió que si Estados Unidos o países de la OTAN entran a Libia “habrá miles de muertos”.    
    Rodeado de decenas de seguidores, Gadafi habló por más de una hora ante las cámaras de la televisión estatal para refutar las aseveraciones de los medios internacionales que han dado cuenta de las batallas entre las fuerzas leales a su gobierno y la oposición, que según la Liga Libia de Derechos Humanos, ha dejado ya más de seis mil muertos.
Según Alí Zeidan, portavoz de ese organismo, tres mil de las víctimas murieron en Trípoli y dos mil en Bengasi y mil en otras ciudades, como Zauiya o Zenten.
"Son las cifras de que disponemos pero podrían ser más elevadas", confió Zeidan a la prensa en la sede de la Federación Internacional de Derechos Humanos (FIDH).
Pero Gadafi no sólo rechaza esas cifras,  incluso este miércoles negó que haya manifestaciones en las ciudades de Al Baida y Bengasi, y aseveró que quienes se encuentran ahí y en Derna “son terroristas” alentados por Al Qaeda.     
    Según él los bombardeos que ha ordenado no estaban dirigidos a la población, sino a los almacenes de armas “para que no caigan en manos de Al Qaeda"
    "No se ha disparado ni una sola bala contra ninguna manifestación pacífica" y "no hay ni un sólo preso político en el país", sostuvo.
El complot, reiteró, viene del extranjero y tanto él como sus seguidores combatirán “hasta la última gota de su sangre” para proteger a Libia.
    En un intento por recuperar parte del territorio, este miércoles dos batallones de fuerzas leales a Gadafi realizaron un ataque contra el enclave petrolero de Brega, a unos 70 kilómetros al oeste de Bengasi, de acuerdo con información de la televisora Al Jazeera.  
    Según información proporcionada a la agencia EFE por militares del centro de reclutamiento de voluntarios del 17 de febrero en Bengasi, los rebeldes ubicados en Brega lograron repeler el ataque que inicio a las 10 de la mañana.
    Centenares de residentes se apostaron en los caminos de Brega, armados con fusiles Kalashnikovs, escopetas de cacería, dos lanzagranadas y un equipo de artillería con proyectiles antiaéreos.
    Las fuerzas de Gadafi habían tomado el control de la empresa petrolera Sirte en Brega en la madrugada sin hacer uso de la fuerza, indicó Ahmed Jerksi, gerente de la empresa. Pero testigos citados por AP afirmaron que vieron dos aeronaves bombardear la parte este del poblado de Ajdabiya y que las fuerzas leales a Gadafi avanzaron en el poblado, que se encuentra aproximadamente a 750 kilómetros al este de Trípoli.
    El ataque a Briga, que alcanzó al aeropuerto situado en el centro de la ciudad, se dio un día después de las declaraciones del hijo de Gadafi, Seif El Islam, quien negó en una entrevista al canal británico Sky News que el régimen tuviera intenciones de montar una contraofensiva hacia el oeste del país.
    Según la agencia AP, al menos cinco personas murieron en este último ataque.  
    En tanto, los dos navíos de guerra enviados por Estados Unidos a Libia, entre ellos el portahelicópteros USS Kearsarge, entraron en aguas del Mar Mediterráneo, después de haber atravesado el Canal de Suez, indicaron las autoridades de la vía egipcia.
El 'USS Kearsarge' es un buque de asalto anfibio portahelicópteros y que también transporta lanchas de desembarco; transporta a unos 800 marines y una flota de helicópteros e instalaciones médicas alistadas para operaciones militares y humanitarias.
Las acciones para frenar a Gaddafi llagaron también a Inglaterra, donde, según la prensa británica, elementos de la Special Air Service, se preparan para recuperar  un arsenal de gases mostaza, sarín y otras armas químicas en poder del líder libio.  
El diario The Telegraph, publicó que aviones de combate podrían ser ubicados en la base de la Real Fuerza Aérea Británica, en Chipre, por si llegara a ser necesaria alguna acción militar.
Por el momento esa acción sería descartada ya que de acuerdo con el secretario de Defensa estadunidense, Robert Gates, no hay consenso al respecto entre los países miembros de la OTAN.
Por su parte, la Corte Penal Internacional, anunció mediante un comunicado que, tras realizar un examen preliminar de la información disponible y a solicitud del Consejo General de la ONU, iniciará una investigación sobre la violencia en Libia.

Comentarios