Alerta por yodo radiactivo en el agua genera compras de pánico en Japón

jueves, 24 de marzo de 2011

MÉXICO, D.F., 24 de marzo (apro).- La alerta decretada por la detección de yodo radiactivo en el agua potable generó compras de pánico del líquido embotellado, mientras que en la central de Fukushima I continúan los esfuerzos por enfriar los reactores de combustible atómico.
    En unas cuantas horas, los japoneses dejaron agotaron las reservas de agua embotellada de los centros comerciales de Tokio, lo que obligó a las autoridades a distribuir más de 240 mil botellas. Las familias con niños recibieron litro y medio de agua por cada bebé.
    La psicosis se logró atenuar cuando las autoridades niponas dieron a conocer que los niveles de radiación regresaron a la normalidad en Tokio.
Sin embargo, en las prefecturas de Chiba y Saitama todavía se reportan altas concentraciones radiactivas.
Yukio Edano, vocero del gobierno nipón, trató de calmar a la población ante la situación del agua contaminada. "Le pedimos a la gente reaccionar con calma. El gobierno metropolitano de Tokio está haciendo su mejor esfuerzo", dijo a través de un comunicado.
La Agencia Internacional de la Energía Atómica (AIEA) informó mediante un comunicado que las piscinas de los seis reactores nucleares se han mantenido estables debido a que se han rociado con toneladas de agua de mar.
    Sin embargo, la agencia dependiente de la ONU expresó preocupación por el reactor uno, ya que no ha recibido información sobre la piscina del combustible usado en dicho reactor.
    Pero según la Agencia de Seguridad Nuclear de Japón hoy se logró devolver parcialmente la luz a la sala de control de la unidad y se trabaja para rebajar la presión en la vasija de contención que protege al reactor.
    La AIEA también destacó la situación de la unidad 4, donde las barras de combustible usado se encuentran, desde noviembre del año pasado, en una piscina, lo que provoca que la radiación y el calor sea más fuerte que en el resto de la planta.
En ese reactor la situación se ha estado controlando con la irrigación de unas 280 toneladas de agua en los dos últimos días lo que logró que la temperatura bajara hoy hasta los 22 grados.
Del resto de las unidades, no ofreció más detalles pero señaló que los niveles de radiación se mantienen estables.
En medio de los esfuerzos por mantener los niveles de radiación en la central nuclear de Fukushima, dos operarios de la empresa Tokio Electric Power Co (TEPCO) fueron hospitalizados por haber sido expuestos a radiación excesiva mientras trabajaban para extender cables eléctricos cerca del reactor 3.
Un tercer trabajador no ameritó hospitalización pero, según NHK, que citó a fuentes de la Agencia de Seguridad Nuclear de Japón,  los tres recibieron una radiación de entre 170 y 180 milisievert o dosis de radiación.
Los tres eran subcontratistas de TEPCO y trabajaban para extender el tendido eléctrico en el edificio de turbinas que se encuentra frente al reactor 3, unidad que el miércoles 23 fue evacuada luego que comenzara a salir humo.
Los dos trabajadores que ameritaron hospitalización, fueron trasladados a un instituto especial de radiactividad en la ciudad de Chiba, al este de Tokio.
Desde el terremoto de 9 grados Richter y tsunami que azotaron la costa noreste de Japón, aproximadamente 660 mil personas siguen sin agua y casi 209 mil hogares, sin energía eléctrica.
La última cifra de víctimas se estimó en cerca de 9 mil 700 muertos y 16 mil 500 desaparecidos.
Un nuevo sismo de 6.1 en escala de Richter, con epicentro en el Océano Pacífico, se sintió hoy frente a la costa de la provincia de Iwate. Se sintió con menor intensidad en Tokio y Miyagi pero no se registraron nuevas víctimas ni se emitió alarma de tsunami.

Comentarios