Crímenes de guerra en Libia, denuncia AI

viernes, 6 de mayo de 2011

MÉXICO, DF, 6 de mayo (apro).- Amnistía Internacional (AI) informó que el presidente libio Muamar El Gadafi podría haber cometido crímenes contra la humanidad en Misrata, ciudad asediada por los combates entre ambos bandos en el conflicto libio.

Misrata se convirtió desde hace más de dos meses en el campo de batalla por el poder en Libia, pero Gadafi ha echado mano de su poderío militar sobre zonas residenciales con artillería, cohetes e, incluso, bombas de racimo.

Esas acciones constituyen una clara violación a la ley internacional humanitaria, señaló AI en un informe.

"Armas diseñadas para el campo de batalla y no para zonas residenciales han sido lanzadas contra vecindarios, donde han causado la muerte de civiles y provocado una situación de terror", afirmó Donatella Rovera, investigadora del organismo.

Calificó como “verdaderamente espeluznante” la magnitud de los ataques perpetrados por las tropas del líder libio en Misrata.

Se estima que en esta ciudad hay unos 300 mil habitantes, es la tercera más importante del país después de Trípoli y Bengasi, y es el único bastión rebelde en el oeste de Libia, una región mayoritariamente dominada por Gadafi.

Desde el inicio de la revuelta en Libia, a mediados de febrero, más de mil personas han muerto en Misrata, por lo que la Corte Penal Internacional (CPI) informó a principios de la semana que emitirá órdenes de arresto contra tres miembros del régimen por crímenes contra la humanidad.

Los nombres de esos personajes no han sido dados a conocer por la fiscalía de la CPI.

En tanto, el gobierno libio expresó su furia por el plan de ayuda financiera que proporcionará la comunidad internacional al opositor Consejo Nacional de Transición (CNT) proveniente de los activos que han sido congelados al régimen.

"Libia sigue siendo, según el derecho internacional, un Estado soberano, y toda utilización de los fondos congelados es como la piratería en alta mar", afirmó el viceministro libio de Relaciones Exteriores, Jaled Kaim, durante una conferencia de prensa en Trípoli.

Asimismo, reiteró que su dirigente no tiene intenciones de abandonar el poder a pesar de la presión internacional.

El monto de los activos congelados a Gadafi y sus allegados está estimado en unos 60 mil millones de dólares en el mundo y más de la mitad se encuentra en Estados Unidos.

Pero el Grupo de Contacto para Libia, que se reunió el jueves 5 en Roma, sólo autorizó 250 millones de dólares para el fondo especial de ayuda al CNT, que había solicitado entre 2 mil y 3 mil millones de dólares.

El fondo contará con donaciones y préstamos sobre todo de países árabes y también recibirá depósitos de los bienes congelados a Gadafi en Europa y Estados Unidos.

Al jueves pasado, Kuwait informó que aportaría 180 millones de dólares y Qatar comprometió de 400 a 500 millones adicionales.

Los recursos se utilizarán para el pago de sueldo de funcionarios del CNT, gastos médicos y comprar medicamentos y víveres, dijo el primer ministro qatarí Hamad Ben Jassem Al Thani.

En tanto, el régimen del presidente libio, en el poder desde hace 42 años, sigue acumulando golpes diplomáticos, principalmente de Francia, que fue el primer país en reconocer al CNT.

Esta vez, el gobierno de Nicolas Sarkozy declaró “persona non grata” a 14 exdiplomáticos libios y les dio un plazo de 24 a 48 horas para dejar el país.

Comentarios