Resolución de la ONU: exige frenar discriminación contra comunidad gay

viernes, 17 de junio de 2011
MÉXICO, D.F.  (apro).- El Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas adoptó hoy una histórica resolución que insta a frenar la discriminación contra la comunidad lésbico-gay. En la resolución se pide a la alta comisionada de la ONU para Derechos Humanos (ACNUDH), Navi Pillay, un estudio con el "fin de documentar las leyes y prácticas discriminatorias y los actos de violencia cometidos contra personas por su orientación sexual y su identidad de género". El texto, propuesto por Sudáfrica, logró 23 votos a favor de países como Estados Unidos, los miembros de la Unión Europea (UE), Argentina, Chile, Cuba, Ecuador, Guatemala y México, así como tres abstenciones, entre ellos China, y 19 votos en contra, principalmente del bloque de países islámicos. Esta es la primera ocasión en la historia del organismo que las voces de la comunidad de lesbianas, homosexuales, bisexuales y transgénero son escuchadas en el foro de Naciones Unidas para los derechos humanos. Previo a la votación, Pakistán abrió un acalorado debate que fue secundado por Nigeria, Mauritania, Qatar, Arabia Saudita y Bangladesh, cuyo discurso principalmente se basaba en señalar la orientación sexual como un tema fuera del mandato del Consejo. "Se trata de algo fuera de los derechos humanos", alegó el representante de Nigeria y aseguró que 90% de los africanos no apoyaban esta resolución". A su vez, Arabia Saudita sostuvo que "no es aceptable traer cuestiones que no forman parte de las discusiones internacionales", mientras Qatar aludió a la necesidad de respetar la identidad cultural y argumentó que la resolución reflejaba una postura contra el Islam. En respuesta, el representante permanente de México ante organismos internacionales, Juan José Gómez Camacho, dijo al pleno que lo que se estaba debatiendo no se refería a una imposición de valores ni a alterar prácticas culturales o conductas individuales. "Lo que discutimos hoy tiene que ver con la no discriminación y este no es un nuevo concepto en el Consejo", afirmó el diplomátcio. Puntualizó que en el Consejo se habla de no discriminar a la mujer, a los indígenas, a los discapacitados, por su religión o por su raza, y argumentó que esta resolución no es diferente, ya que de lo que habla es de la no discriminación a ningún ser humano por su orientación sexual. "La no discriminación es un valor absoluto", concluyó Gómez Camacho, cuyo discurso provocó una oleada de aplausos que hicieron resonar hasta el último rincón de la sala, una reacción poco usual en el augusto foro. La representante estadunidense, Eileen Ch. Donahoe, comentó a la prensa que "la resolución reconoce que nadie debe ser blanco de ataques por lo que es o por lo que ama”. Y recordó que el gobierno de Barack Obama ha apoyado este tema, ya que "los derechos de los homosexuales son derechos humanos".