Acusa régimen libio a la OTAN de asesinar a 85 civiles en ataque aéreo

martes, 9 de agosto de 2011
MÉXICO, D.F. (apro).- El régimen del presidente libio Muamar El Gadafi acusó a la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) de haber matado a 85 civiles en un ataque aéreo que tendría el objetivo de permitir el paso de los rebeldes a Trípoli. El portavoz del gobierno, Mussa Ibrahim, detalló que en el bombardeo murieron 33 niños, 32 mujeres y 20 hombres integrantes de 12 familias, quienes vivían en Majer, un pueblo ubicado a 10 kilómetros de la disputada ciudad de Zliten y a 150 de Trípoli. "El pueblo fue atacado para que los rebeldes pudieran entrar a Zliten por el sur. Hacia las 23:00 (hora local) cayeron tres bombas. Los habitantes corrieron hacia las casas bombardeadas para salvar a sus familiares y fueron alcanzados por otras tres bombas", afirmó Ibrahim. Por su parte, tras la denuncia del régimen, la OTAN dijo carecer de pruebas sobre la supuesta muerte de 85 civiles durante uno de sus bombardeos realizado el lunes en Majer. "En estos momentos, no tenemos pruebas de víctimas civiles", dijo el portavoz de la operación Protector Unificado de la OTAN en Libia, el coronel canadiense Roland Lavoie, durante una rueda de prensa retransmitida en Bruselas desde el cuartel general de Nápoles, en el sur de Italia. Según Lavoie, el blanco del ataque en Majer fue "legítimo" y era de naturaleza militar, ya que se trataba de dos antiguas instalaciones agrícolas utilizadas con fines bélicos por las tropas leales al régimen de Gadafi. "La OTAN toma precauciones extremas para no alcanzar a civiles inocentes que viven o trabajan cerca" de los blancos atacados, afirmó. Los rebeldes, que mantienen una lucha contra el régimen desde hace casi seis meses, llevan una semana tratando de apoderarse de Zliten, una ciudad con 200 mil habitantes que les abriría el paso para llegar a Trípoli, capital de Libia y principal bastión del régimen. El domingo pasado, los rebeldes anunciaron que habían adoptado una posición defensiva en la línea del frente de Zliten para resistir un contraataque de las fuerzas gadafistas. Un día después, la OTAN lanzó un ataque en esa zona. El gobierno llevó a periodistas al lugar donde vieron cuatro casas casi totalmente destruidas por bombardeos, según responsables locales. Les dijeron que había cuerpos bajo los escombros, pero sólo pudieron ver una excavadora estacionada. En la morgue del hospital central de la ciudad observaron unos treinta cuerpos, entre ellos los de dos niños y una mujer, y otros que estaban destrozados. Por otra parte, en Bengasi, sede del Consejo Nacional de Transición (CNT), órgano político de los rebeldes, Mustafá Abdeljalil destituyó el lunes pasado a todo el "buró ejecutivo". Sólo dejó a Mahmud Jibril, quien hace las funciones de un primer ministro, al frente del Ejecutivo. Él, dijo, se encargará de crear un nuevo equipo. "Errores administrativos ocurrieron recientemente" en el Ejecutivo, dijo Abdeljalil, quien pidió al futuro gobierno esclarecer la "conspiración" del asesinato, el 28 de julio anterior, del jefe militar de la rebelión, general Abdel Fatah Yunés. Su muerte provocó especulaciones sobre divisiones de la rebelión o la existencia de una posible "quinta columna" tras las líneas rebeldes, por lo que hay una investigación del CNT en curso.

Comentarios