El Vaticano mantiene en su puesto y paga su salario a mayordomo infidente

miércoles, 6 de junio de 2012
MÉXICO, D.F. (apro).- Pese a que está acusado de filtrar documentos confidenciales del Vaticano, el mayordomo del Papa, Paolo Gabriele, no ha sido despedido de su cargo y sigue recibiendo su salario, señaló hoy el vocero de la sede católica, Federico Lombardi. En rueda de prensa, Lombardi dijo que Gabriele no tiene sentencia condenatoria en su contra, por lo que todavía está en calidad de sospechoso. Por tal motivo el Vaticano continúa pagándole su salario normalmente para que pueda mantener a su familia, compuesta por su esposa y sus tres hijos. Lombardi agregó que el mayordomo tampoco ha sido despedido de su cargo, sino sólo “suspendido temporalmente” en sus funciones, mientras continúa el proceso judicial en su contra que realizan los tribunales vaticanos. El vocero informó que hoy miércoles se realizó la segunda ronda de interrogatorios a Paolo Gabriele, encabezados por el juez instructor Piero Antonio Bonet y por el fiscal Nicola Picardi. Los interrogatorios –que comenzaron ayer martes y se realizan en el tribunal vaticano situado en la Plaza de Santa Marta—proseguirán la semana próxima. El Vaticano no está dando a conocer el contenido de los mismos, bajo el argumento de que los cubre el secreto de oficio. Desde el pasado 23 de mayo, el mayordomo se encuentra recluido en una de las cuatro celdas de seguridad del cuartel de la Gendarmería Vaticana, un edificio ubicado en el único barrio habitado del Estado pontificio, en el extremo noreste del territorio. Lombardi no descartó que puedan realizarse otros arrestos contra sospechosos de filtrar a la prensa documentos confidenciales del Vaticano. Precisó que, además, sigue adelante la investigación independiente sobre el Vatileaks que realiza una comisión integrada por tres cardenales: Julián Herranz, Josef Tomko y Salvatore De Georgi.

Comentarios