Rousseff ignora petición de asilo de Snowden

miércoles, 18 de diciembre de 2013
MÉXICO, D.F., apro).- La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, aclaró hoy que su gobierno no ha recibido una petición formal de asilo del exanalista de la Agencia Nacional de Seguridad (NSA, por sus siglas en inglés), Edward Snowden. Un día después de que el diario Folha de Sao Paulo publicó una carta de Snowden, en la que anuncia su intención de pedir asilo permanente a Brasil y su disposición de revelar otros detalles sobre el espionaje estadunidense en el país sudamericano, Rousseff simplemente respondió: “Tengo derecho a no manifestarme. No interpreto cartas de nadie”. Por separado, Amnistía Internacional (AI) pidió a Brasil “analizar seriamente la petición de asilo” de Snowden, quien desde junio pasado se encuentra asilado en Rusia después de haber revelado programas secretos de espionaje de Washington. El exanalista de la NSA tiene el derecho a solicitar asilo permanente, y las autoridades brasileñas deben responder seriamente a su petición de asilo inicial, declaró Atila Roque, director de AI en Brasil, según la página Web de la organización humanitaria. “La solicitud debe ser estudiada en un procedimiento para la determinación de asilo justo, imparcial y efectivo. Snowden está en su derecho de pedir protección internacional”, subrayó el representante de AI. Añadió: “Brasil tiene también la obligación internacional de estudiar y decidir sobre su solicitud en virtud de la Convención sobre los Refugiados”, insistió Roque. Los ciudadanos brasileños, que han sufrido la persecución política y la vigilancia masiva durante los años de dictadura en el país, conocen muy bien sus efectos abusivos, prosiguió. “Los brasileños se beneficiaron del apoyo internacional en aquella época, y ahora las autoridades brasileñas tienen la oportunidad de corresponder actuando en solidaridad con las víctimas de la vigilancia masiva y en defensa de los derechos humanos”, subrayó. Basándose en la información disponible públicamente sobre Snowden, AI considera que es muy probable que el extrabajador de la CIA necesite protección como refugiado u otra forma de protección internacional para garantizar su seguridad. “Las declaraciones de Estados Unidos, calificando a Snowden de ‘traidor’, son perjudiciales para su derecho a pedir asilo y su derecho a recibir un juicio justo”, dijo, ya que en su opinión la información que reveló muestra el alcance “invasivo” de la vigilancia de Estados Unidos. Snowden ha revelado la existencia de un programa de vigilancia digital mundial ilegal que viola el derecho a la intimidad de millones de personas. “Por ello tiene motivos para pedir asilo en el extranjero, debido al temor fundado de que Estados Unidos persiga por sus acciones”, concluyó. No obstante, la cancillería brasileña ha dejado claro que el asilo es un instrumento del derecho humanitario para beneficiar a víctimas de persecución política que no puede ser concedido a cambio de informaciones. En la carta enviada al diario brasileño, Snowden señaló que “hasta que algún país” le conceda asilo permanente, “el gobierno de Estados Unidos seguirá interfiriendo” en su “capacidad de hablar” y denunciar. Tras obtener refugio temporal en Rusia en junio pasado, el exanalista pidió asilo a una veintena de países, entre ellos Brasil, pero el gobierno de Rousseff se limitó a comunicar entonces que “no tenía intención de responder”. Posteriormente el entonces canciller, Antonio Patriota, aseguró que Brasil no iba a conceder el asilo.

Comentarios