Legal, el programa de espionaje de la NSA: juez federal

viernes, 27 de diciembre de 2013
MÉXICO, D.F., (apro).- La solicitud que hizo la Unión Estadunidense de Libertades Civiles (ACLU, por sus siglas en inglés) para frenar el programa de recolección de datos telefónicos de la Agencia Nacional de Seguridad (NSA) fue rechazada por el juez federal de Nueva York William Paulley, quien lo declaró legal. "No hay evidencia de que el gobierno haya utilizado la información telefónica recolectada con un propósito diferente del de investigar y frenar ataques terroristas", puntualiza el fallo de Pauley, 10 días después de que otro magistrado indicó que el programa de la NSA era probablemente inconstitucional. De acuerdo con un despacho informativo de la agencia AFP, en su argumentación para rechazar la petición de la ACLU, el juez recordó los ataques terroristas del 11 de septiembre de 2001 en Nueva York y Washington, que dejaron alrededor de 3 mil muertos. "La tecnología permitió a Al-Qaeda operar de manera descentralizada y planear a distancia ataques terroristas internacionales", detalló. No obstante, el exanalista de inteligencia estadunidense, Edward Snowden, quien reveló el programa de la NSA, advirtió que el espionaje de millones de llamadas telefónicas y correos electrónicos en Estados Unidos y el exterior es una amenaza global a la privacidad. El pasado miércoles 25, cuando pronunció el "mensaje de Navidad alternativo" en Channel 4 –una hora después del de la reina Isabel II en la cadena pública BBC, en el que instó a los británicos a aprovechar la Navidad para "hacer una pausa" y "reflexionar"–, el analista recordó que el inglés George Orwell "ya advirtió del peligro de este tipo de información" en su novela 1984, donde los datos se recogían con micrófonos, cámaras de vídeo y televisiones "que observan". Sin embargo, señaló Snowden, esos mecanismos "no son nada comparado con lo que existe ahora". "Hoy tenemos sensores en nuestros bolsillos que nos siguen a cualquier lugar al que vayamos. Pensad en lo que esto significa para la privacidad del ciudadano medio", dijo. Añadió: "Un niño nacido hoy crecerá sin ningún concepto de la privacidad. Nunca sabrán lo que significa tener un momento privado para ellos, un pensamiento que no sea analizado o registrado", declaró. Según el exanalista de la NSA, refugiado en Rusia, “esto es un problema, porque la privacidad importa, es lo que nos permite determinar lo que somos y lo que queremos ser". Asimismo, señaló que el debate sobre la intimidad que tiene lugar actualmente permitirá juzgar tanto "el grado de confianza que se puede depositar en la tecnología que nos rodea como en el gobierno que la regula". "Juntos podemos encontrar un mejor equilibrio, poner fin a la vigilancia en masa y recordar al gobierno que si de verdad quiere saber cómo nos sentimos, preguntar es siempre más barato que espiar", apuntó.

Comentarios