Se registran en China más de 2 mil 200 réplicas tras devastador sismo

lunes, 22 de abril de 2013
MÉXICO, D.F. (apro).- El terremoto de 7 grados Richter registrado el pasado sábado 20 en la provincia de Sichuan, China, dejó 186 muertos, 20 desaparecidos, más de 11 mil 300 heridos y un millón y medio de personas con afectaciones en sus viviendas. Hasta la mañana de este lunes, las autoridades chinas habían registrado más de dos mil 200 réplicas en Lushan, epicentro del terremoto. Cuatro de esas réplicas alcanzaron o superaron una magnitud de 5 grados en la escala de Richter. La más intensa, de 5.4 grados, se registró el domingo en la devastada provincia de Sichuan, cuando elementos del ejército y equipos de socorro continuaban con las labores de rescate de cuerpos y buscaban posibles sobrevivientes. De las personas fallecidas, la mayoría pereció en el área municipal de Yaan, comarca de Lushan. El sismo del sábado se situó a 30.3 grados latitud norte, 103 grados longitud este y 13 kilómetros de profundidad, en la misma vertiente montañosa, donde el 12 de mayo de 2008 se produjo el terremoto de Wenchuan, de 8 grados en la escala de Richter. De acuerdo con el dato más reciente del Centro de Comando de Emergencia provincial, las labores de rescate y apoyo se concentran en la localidad de Lushan, Sichuan, y en las comarcas vecinas, las más afectadas por el terremoto del sábado. Gucheng, con tres mil habitantes, es otra de las zonas afectadas. La instancia gubernamental estimó que la cifra de muertos podría aumentar en la medida que avance la remoción de escombros que realizan alrededor de 18 mil soldados, cinco mil 800 unidades de policías y miembros de reserva paramilitar. El domingo se terminó de limpiar una de las calles centrales de la zona afectada, con lo que se logró abrir el acceso a vehículos con abastecimiento, sin embargo una réplica volvió a sepultar esa vía. En algunos lugares es tan difícil el acceso que las autoridades chinas lanzan víveres y agua embotellada desde 23 helicópteros. Además, el gobierno dispuso un fondo de un billón de yuanes –aproximadamente 160 millones de dólares– para ayudar a los damnificados del terremoto. El dinero será destinado al rescate, reubicación, tratamientos médicos de personas afectadas, el pago de subsidios para las familias de víctimas fatales y reparación de infraestructura. Las autoridades también informaron que el temblor dañó un centenar de bienes de patrimonio cultural en la zona afectada, que se encuentra en la misma línea de falla donde hace cinco años otro terremoto de 8 grados causó la muerte de 90 mil personas. El gobierno del país asiático agradeció a la comunidad internacional los mensajes de solidaridad y el ofrecimiento de asistencia para las víctimas del terremoto. “El gobierno chino y el pueblo están sinceramente agradecidos a varios medios de asistencia ofrecida por algunos países”, destacó el portavoz del ministerio chino del Exterior, Qin Gang.

Comentarios