Siria utilizó gas sarín en matanza de Damasco: ONU

lunes, 16 de septiembre de 2013
MÉXICO, D.F. (apro).- Rockets cargados con gas sarín fueron utilizados en la matanza registrada en Damasco, Siria, el pasado 21 de agosto, según confirmó la misión de expertos en armas químicas enviado por la Organización de las Naciones Unidas (ONU). Es la primera confirmación oficial por parte de expertos científicos sobre la utilización de armas químicas en el conflicto sirio que inició en marzo de 2011, pero su reporte no especifica qué bando lanzó el ataque. Se llegó a la conclusión de que "las armas químicas se han utilizado en el conflicto en curso entre las partes en la República Árabe Siria, también en contra de la población civil, incluidos los niños, en una escala relativamente grande", señala el informe de expertos de la ONU. Los inspectores que visitaron los suburbios de Damasco, donde se produjo el ataque químico y murieron más de mil personas, según la oposición, dejaron el país con gran cantidad de pruebas el 31 de agosto. En particular, recogieron muestras ambientales, químicas y médicas que proporcionaron “pruebas claras y convincentes de que se utilizaron cohetes a superficie que contienen el agente nervioso sarín". Ban Ki-Moon recibió el domingo los resultados del informe que él mismo ordenó y lo presentó este lunes a los 15 miembros del Consejo de Seguridad de la ONU en una sesión a puerta cerrada. El informe de 38 páginas señala que los hechos que respaldan su conclusión incluyen impactos de cohetes tierra-tierra, capaces de llevar una carga química y se encontró que contenían gas sarín. Los expertos también recogieron muestras de áreas contaminadas con gas sarín y más de 50 entrevistas concedidas por sobrevivientes del ataque y trabajadores de la salud. Encontraron además signos claros de exposición de los pacientes y sobrevivientes y muestras de sangre y orina de los mismos que dieron positivo para sarín y gas sarín. Los síntomas que se presentan al inhalar ese gas son: "dificultad para respirar, irritación de los ojos, salivación excesiva, convulsiones, confusión / desorientación y miosis," o constricción de las pupilas. Según el informe de la ONU, las condiciones meteorológicas que había la mañana del 21 de agosto pudieron aumentar el número de víctimas, porque las temperaturas han estado cayendo. El uso de municiones químicas en esas condiciones, según el informe, "maximiza su impacto potencial, como gas pesado puede estar cerca del suelo y penetrar en los niveles más bajos de los edificios y construcciones, donde muchas personas estaban buscando refugio", apunta el informe. Al hacer referencia a los resultados de las investigaciones de la ONU, el diario The New York Times, señaló que éstos confirman lo que Estados Unidos, sus aliados y Human Rights Watch ya sabían sobre la naturaleza del ataque, sin embargo destaca que este primer informe es “puramente científico y políticamente neutral” sobre las armas que se utilizaron. Estados Unidos y sus aliados han acusado a las fuerzas del régimen sirio de la responsabilidad del ataque del presidente Bashar al-Assad, mientras que éste y Rusia, su principal aliado extranjero, han dicho que los insurgentes sirios fueron los responsables. El ataque, un crimen de guerra: ONU Tras conocer el resultado de las investigaciones de la misión, el secretario general de la ONU, sostuvo que el uso de armas químicas en Siria es “un crimen de guerra” y pidió que se consideren la amenaza de sanciones para respaldar el plan de destrucción de esas armas. “Los investigadores de la ONU han confirmado ahora de manera "inequívoca y objetiva que se han utilizado armas químicas en Siria. Confío en que todos puedan unirse a mí en la condena a este crimen despreciable", dijo.

Comentarios

Otras Noticias