El Ejército de Tailandia concreta golpe de Estado

jueves, 22 de mayo de 2014
MÉXICO, D.F. (apro).- Un par de días después de imponer la ley marcial, el general Payuth Chan-ocha anuló la Constitución, obligó al primer ministro interino Niwatthamarong Boonsongphaisan y su gobierno a reportarse en un complejo militar del norte de Bangkok y tomó el poder en Tailandia, lo que eleva a 19 el número de golpes de Estado militares en la monarquía asiática desde los últimos 82 años. “Resulta necesario para la Comandancia de Mantenimiento de la Paz y del Orden (el Ejército) tomar el control del gobierno del país”, proclamó el general en una alocución televisiva. “Ayudará a reformar la estructura política, la economía y la sociedad”, añadió. Los medios de comunicación se encuentran bajo control y algunas cadenas de televisión extranjeras, como la BBC o CNN están fuera de antena, reportan agencias. Según la AFP, desde el miércoles los militares prohibieron a los medios de comunicación realizar entrevistas a nadie más que a oficiales castrenses o autoridades gubernamentales. Además urgieron a las redes sociales dejar de distribuir material “provocativo” o críticas contra la ley marcial, que incluye el toque de queda. En los últimos seis meses se sucedieron violentas manifestaciones anti y progubernamentales en la capital, que dejaron 28 muertos y centenares de heridos. La tarde de este jueves, soldados dispararon al aire para dispersar a las “camisas rojas”, inconformes con la destitución del gobierno, informaron agencias. Al ejecutar su golpe de Estado, el Ejército detuvo al mismo tiempo al jefe de los progubernamentales, Jatuporn Propan, así como al líder opositor, Suthep Thaugsuban. El secretario general de la Organización de las Naciones Unidas, Ban Ki Moon, expresó su “grave preocupación” ante el golpe de Estado y llamó al “restablecimiento de los valores democráticos, constitucionales y civiles en este país”. El golpe de Estado representa la victoria de las “camisas amarillas”, los militantes monárquicos y conservadores quienes protestan desde el pasado mes de noviembre, exigiendo la destitución del gobierno de la Primer Ministra, Yingluck Shinawatra. Yingluck Shinawatra fue electa en 2011, cinco años después de que el Ejército ejecutara un golpe de estado a su hermano, Thaskin Shinawatra. La batalla de las “camisas amarillas” se enfocó en desmantelar el “clan Shinawatra” del poder, afirmó el jueves pasado el Bangkok Post. El pasado 7 de mayo la Corte Constitucional –una institución “cercana con las elites, según la AFP--, destituyó a Yingluck Shinawatra por “abuso de poder” en la nominación de un alto funcionario, amigo de su hermano, hace dos años. En 2008 la misma Corte había destituido al Primer Ministro aliado a Shinawatra, Samak Sundaravej, luego a su sucesor, Somchai Wongsawat, y pidió la disolución del Pheu Thai, partido de Shinawatra, precisó el rotativo tailandés. Apoyado sobre los bastiones de las “camisas rojas” –en el norte del país--, el Pheu Thai ganó todas las elecciones en Tailandia desde 2001. En 2010, el Ejército –ya encabezado por el general Prayuth Chan-ocha-- reprimió una manifestación de las “camisas rojas” inconformes con el gobierno del Partido Democrático proveniente del golpe y el “estado de emergencia” que éste aplicó con el apoyo de los militares. Durante la represión, 90 integrantes de las “camisas rojas” fueron asesinados. El pasado martes, el exlíder del Partido Democrático Suthep Thaugsuban, quien encabeza las “camisas amarillas”, felicitó y agradeció a los militares por el establecimiento de la ley marcial, y les dejó ocupar el palacio del gobierno, que su grupo ocupaba desde hace meses con el objetivo de paralizar la administración. La AFP señaló que desde martes los militares reunieron a las facciones políticas opuestas en el Club del Ejército de Bangkok para encontrar un compromiso. Todo normal: embajada en México El rey Bhumibol Adulyadej, de 86 años de edad, no apareció durante las manifestaciones. El general Prayuth Chan-ocha declaró que el monarca se encuentra “encima del conflicto en su conjunto”. Su hijo y heredero, el príncipe Vajiralongkorn, es cercano a Shinawatra. En la embajada de Tailandia en México, “todo sigue normal”. El rey nombra al cuerpo diplomático por periodos de uno o dos años, por lo que no le afectan los conflictos políticos en el país. “Los turistas pueden ir a visitar Tailandia, sólo deben tomar algunas precauciones con el toque de queda, de las 10 de la noche a las 5 de la mañana”, explicó la embajada a Apro.

Comentarios