Tailandia: militares detienen a la expremier Yingluck Shinawatra

viernes, 23 de mayo de 2014
MÉXICO, D.F. (apro).- A raíz del llamado que se hizo a 155 políticos para que se presentaran en un campo militar ubicado a dos horas en el norte de Bangkok, el Ejército de Tailandia detuvo a la expremier Yingluck Shinawatra, entre otros, un día después del golpe de Estado que encabezó el general Prayuth Chan-ocha. Los medios locales, citados por Reuters, aseveran que la política fue llevada a la provincia de Saraburi, en el centro del país, donde se quedará durante los próximos tres días. El miércoles 7, Shinawatra había sido cesada de su encargo por la Corte Constitucional, que canceló los resultados de las elecciones del 2 de febrero, debido a un supuesto abuso de poder que habría cometido la entonces primera ministra en 2011 al nombrar a un alto funcionario. Las agencias relatan que los 155 políticos convocados tienen prohibido salir del país, mientras muchos de ellos siguen retenidos en lugares desconocidos. La convocatoria castrense, según el Bangkok Post, estipulaba que las personas que rechazaran presentarse ante el Ejército serían detenidas y procesadas. Entre ellos se encuentran todos los miembros del gobierno destituido ayer, así como los líderes “camisas rojas” del partido Pheu Thai. Pero los detenidos más destacados son los integrantes del “clan Shinawatra”, del que forman parte los familiares y cercanos al expremier Thaskin Shinawatra, destituido durante un golpe militar en 2006, que forzó su exilio en Londres. Según Reuters, Thaskin –el hermano de la dimitida primera ministra– gozaba de una gran popularidad entre los campesinos debido a sus programas sociales, por lo que su partido, el Pheu Tai, ganó todas las elecciones desde 2001. Aun así, la elite urbana --reagrupada en el Partido Democrático-- tomó el control del país entre 2006 y 2011 a raíz del golpe militar que destituyó al magnate de las telecomunicaciones. El Partido Democrático y sus integrantes, las “camisas amarillas”, empezaron a protestar el pasado mes de noviembre para sacar al Pheu Tai del poder. Más aún, aplaudieron el reciente golpe de Estado. Un órgano de prensa partidario del golpe, The Nation, declaró hoy: “La comunicación es la clave para mantener la confianza de los operadores extranjeros aquí”. El rotativo citó al presidente de la Cámara de Comercio estadunidense, Darren Buckley, así como a inversionistas europeos y australianos, quienes aseguraron que no se irán del país pese al golpe de Estado. Incluso, afirmaron ser concientes de que el país necesitaba mayor estabilidad política, según The Nation. La junta de gobierno anunció que llevara a cabo reformas estructurales en el país, en los ámbitos político, económico y social, antes de devolver el poder al pueblo mediante elecciones. En tanto, el gobierno de Estados Unidos declaró hoy que suspenderá una tercera parte de su ayuda militar a Tailandia, decisión que privará el aparato castrense tailandés de 3.5 millones de dólares. En 2010 esa ayuda se elevó a 10 millones y medio de dólares. Según agencias, integrantes de la sociedad civil, incluso estudiantes, artistas y activistas sociales protestaron hoy contra el golpe de Estado en Bangkok, mientras que militares detuvieron a “camisas rojas” en el norte y noreste del país. Las agencias reportan que las escuelas estuvieron cerradas hoy en Bangkok. Internet censurado Según el portal Tech In Asia, la junta militar convocó por la mañana a los proveedores de Internet tailandeses. A raíz de esta reunión, la Comisión Nacional de Emisiones y Telecomunicaciones anunció que monitoreará desde cerca las redes sociales. Asimismo, la junta advirtió que bloqueará las cuentas y las plataformas de redes sociales que hospeden contenidos críticos ante los militares. En una alocución televisiva, urgió a las redes sociales a “cooperar e involucrarse en parar este tipo de mensajes que incitan a la violencia, rompen la ley o critican la remoción” del gobierno constitucional”. “Al encontrar a alguien violando la ley, suspenderemos el servicio de inmediato y le perseguiremos”, reportó un boletín oficial publicado en el Bangkok Post. Las radios y televisoras se encuentran fuera de antena o emiten sólo mensajes de la junta, entre ellos el del “Consejo nacional para el mantenimiento de la paz y del orden” con un fondo musical, denunció el rotativo tailandés. Y precisó que el general golpista Prayuth Chan-ocha mandó una carta al anciano y enfermo rey de Tailandia, Bumibol Adulyadej, para “evitar que el palacio se arrastre en el conflicto”.

Comentarios