Remueve El Vaticano a 884 sacerdotes pederastas en la última década

martes, 6 de mayo de 2014
MÉXICO, D.F. (apro).- De 2004 a la fecha, 884 sacerdotes han sido removidos de su “condición clerical” por cometer delitos de pederastia, reveló hoy la Santa Sede ante el Comité de Naciones Unidas contra la Tortura, en Ginebra, Suiza. Al responder a los cuestionamientos de dicho comité internacional, monseñor Silvano Tomasi, representante del Vaticano ante la ONU, señaló que a partir de ese año “han sido destituidos 884 clérigos del ministerio sacerdotal por acusaciones creíbles de casos graves de pederastia clerical”. En ese periodo –agregó– el Tribunal Clerical recibió 3 mil 420 acusaciones contra sacerdotes que cometieron abusos sexuales contra menores de 18 años en distintos países. “La mayoría de los casos datan de los años 50, 60 y 80”, detalló Tomasi. Y al igual que ayer, durante su primera comparecencia ante el comité, el representante del Vaticano insistió este martes que la Santa Sede “no tiene jurisdicción” sobre los delitos cometidos por los sacerdotes de distintos episcopados nacionales. La investigación y el castigo a estos curas pederastas, dijo, es competencia de las autoridades de cada Estado. “La Santa Sede no puede intervenir en los procesos internos de cada gobierno”, subrayó, y recalcó que tanto los diáconos como los sacerdotes, e incluso los obispos, “están sujetos a la legislación de cada país en que residen”. Con esto, Tomasi se ciñe a las recomendaciones que desde hace tiempo ha dado el Vaticano a los episcopados nacionales, en el sentido de que dejen a las autoridades civiles aplicar las sanciones contra los sacerdotes infractores. No obstante, Tomasi aclaró que también la Iglesia debe aplicar sus respectivas sanciones estipuladas en el Código de Derecho Canónico. Y explicó que para quienes han cometido el delito de pedofilia, el “castigo canónico” es retirarlos de la práctica sacerdotal para que lleven una vida de penitencia y oración.

Comentarios