Nicolas Sarkozy, inculpado por "corrupción activa"

martes, 1 de julio de 2014
MÉXICO, D.F. (apro).- Tras 18 horas de “guardia a vista”, los jueces estimaron anoche que existían “indicios graves y contundentes” de que el expresidente francés Nicolas Sarkozy cometió los delitos de “corrupción activa”, “tráfico de influencia” y “recelo de violación del secreto jurídico”, por lo que lo inculparon en una investigación judicial abierta el pasado 26 de febrero. A raíz de la investigación, será indagado como sospechoso y ya no como testigo dentro del proceso judicial. Mediante escuchas telefónicas que recolectó al intervenir los celulares del expresidente, la justicia gala sospechó que Sarkozy pudo haber organizado una “red” de informantes entre la magistratura y la policía. Los jueces presintieron que el exmandatario conoció, gracias a esta red, los avances en las investigaciones que lleva a cabo la justicia francesa acerca del posible financiamiento ilegal de sus campañas electorales. Entre los casos en los que aparece el nombre de Sarkozy se encuentra la acusación de que financió su campaña electoral de 2007 con dinero que le mandó el entonces dictador libio Muhammar Gadhafi. La justicia también lo investigó por otro “financiamiento ilícito” en 2007, cuando se pensó que recibió dinero de la dueña de L’Oréal –y mujer más rica de Francia–, Liliane Bettencourt, para su campaña presidencial. Sin embargo, el 28 de junio de 2013, la justicia le dictó un auto de sobreseimiento. El supuesto “tráfico de influencia” fue detectado por la justicia en el caso de ésta última investigación, que se convirtió en un “escándalo de Estado” en Francia y manchó a varios personajes cercanos a Sarkozy. Por primera vez en la historia de la quinta República francesa, un expresidente fue puesto en “guardia a vista”. Sarkozy acudió a las ocho de la mañana a la Oficina Central de Lucha contra la Corrupción y las Infracciones Financieras y Fiscales de Nanterre, en Paris, donde los judiciales lo interrogaron durante más de 18 horas. La “guarda a vista” es una modalidad del Derecho francés que pone a una persona sospechosa de haber cometido un delito, en el marco de una investigación judicial, a disposición de la policía por 24 horas, prorrogable a 48 horas. A las 11 y media de la noche, lo trasladaron para presentarlo ante los jueces, de cuya oficina salió a las dos y media de la mañana, tras conocer su inculpación. Sarkozy no contó hoy con la presencia de su abogado, Thierry Merzog, ya que éste también se encontraba en “guardia a vista” en la oficina de la policía, junto con dos abogados generales de la Corte de Casación –el mayor órgano jurisdiccional francés--, señalados por formar parte activa de la red de informantes. Horas antes, los letrados también fueron inculpados por los mismos delitos. La justicia sospecha que el expresidente galo cometió los delitos después de su periodo como mandatario, por lo que será juzgado por la justicia común como cualquier ciudadano, y no en la Corte de Justicia de la República, órgano encargado de juzgar a los miembros del gobierno por hechos cometidos mientras ejercían su cargo. Su predecesor, Jaques Chirac, fue condenado en 2011 tras haber falsificado contratos laborales cuando era alcalde de París en beneficio de personajes cercanos a él. Pero su supuesta “senilidad” le evitó pasar por la “guardia a vista” y lo protegió de la aplicación de la sanción.  

Comentarios