HRW pide investigar posible asesinato de civiles en Siria por bombardeos

lunes, 29 de septiembre de 2014
México, D.F., (apro).- En la madrugada del pasado 23 de septiembre, una lluvia de misiles cayó sobre un almacén de armas aparentemente controlado por el grupo yihadista Jabhat al-Nusra, en las afueras del pueblo de Kafr Deryan, en Siria. Minutos más tarde, nuevas explosiones, esta vez al interior del pueblo, destruyeron a dos casas y mataron al menos a sus nueve ocupantes: cinco niños, dos mujeres y dos hombres. El mismo día, el Departamento de Defensa de Estados Unidos publicó un comunicado en las redes sociales en el que anunció haber realizado bombardeos en el este de Alepo para “hacer fracasar un ataque inminente preparado por (el grupo Khorasan, una filial de Al Qaeda) contra los intereses de Estados Unidos y de los occidentales”. Lo anterior lo reveló la organización Human Rights Watch, al explicar que dos vecinos contactados por Internet aseveraron que los ocupantes de las casas eran civiles. En este caso, el bombardeo representaría un crimen de guerra, señala la organización, que llamó al Pentágono a investigar el caso y, en caso de reconocer una equivocación, indemnizar a los familiares. Otro vecino, sin embargo, planteó que los ocupantes de las casas formaban parte del grupo yihadista. “HRW no puede verificar la identidad de los hombres de manera independiente, ni saber si eran combatientes que podían ser atacados. El presunto asesinato de al menos siete civiles durante operativos en los que quizá no existía objetivo militar legítimo cercano subleva la posibilidad que los bombardeos fueron ilegales respecto a las leyes de la guerra y deberían generar una investigación”, estimó la organización. Desde el pasado 23 de septiembre, y sin contar con la autorización del gobierno sirio, varios países de la coalición internacional contra el Estado Islámico, liderada por Estados Unidos, realizan bombardeos en Siria. Afirman que sus operativos se concentran en destruir campos de entrenamiento, almacenes y refinerías que controla el grupo yihadista. El director adjunto a Medio Oriente de HRW, Nadim Houry, recordó que “en numerosas regiones de Siria, los civiles siguen bajo la amenaza permanente de bombardeos aéreos operados por su propio gobierno; los Estados Unidos deben tomar todas las medidas necesarias para proteger a los civiles contra tales operativos”.

Comentarios