Condena RSF presencia de "depredadores de la libertad de prensa" en marcha de París

lunes, 12 de enero de 2015
MÉXICO, D.F. (apro).- Durante la “marcha republicana” que se llevó a cabo el domingo 11 en defensa de la libertad de expresión en París, y que reunió a millones de personas, decenas de representantes extranjeros caminaron al lado del presidente francés, Francois Hollande, entre quienes estaban diplomáticos y jefes de Estado de países “depredadores de la libertad de prensa”, denunció Reporteros Sin Fronteras (RSF). Según el diario francés Le Monde, las manifestaciones de ayer reunieron a más de 4 millones de personas en todo el país y alrededor de 2 millones en París, en reacción a los atentados terroristas que sufrió el semanario satírico Charlie Hebdo el miércoles 7, y con saldo de 12 asesinados. “¿En nombre de quién representantes de regímenes depredadores de la libertad de prensa vienen a marchar en París en homenaje a un periódico que siempre defendió la concepción más alta de la libertad de expresión?”, preguntó RSF al recordar que, según su clasificación, los gobiernos de Egipto, Rusia, Ucrania, Turquía, Jordania, Argelia, Emiratos Árabes Unidos o Gabón –presentes en la manifestación— “reprimen de manera sistemática a los periodistas y a los blogueros. “Es de temer que, de regreso a sus países, estos manifestantes oficiales continúen con sus políticas represivas”, comentó RSF para añadir: “No debemos permitir que escupan sobre las tumbas de Charlie Hebdo”. Críticas desde África La semana pasada, mientras la atención de los medios internacionales más importantes se concentraba sobre la intensa búsqueda de los terroristas franceses –y supuestos fundamentalistas islamistas--, el grupo fanático Boko Haram perpetró una serie de ataques y atentados en el noreste de Nigeria durante los cuales podría haber masacrado a más de 2 mil personas, acusó Amnistía Internacional (AI). Sin embargo, esta noticia pasó prácticamente desapercibida en el mundo occidental, mientras Ignatus Kaigama, el arzobispo de Jos, en Nigeria, celebró la marcha de repudio al terrorismo y llamó a “expandir este espíritu no sólo cuando (atentados) ocurren en Europa, sino también cuando ocurren en Nigeria, Níger, Camerún y muchos países pobres”. La página senegalesa de Dakaractu saludó hoy la presencia de los jefes de Estado de Malí, del Senegal, de Benin o del Níger a la marcha del domingo en París, pero subrayó que “hubiera tenido un mayor alcance y sentido si estos mismos jefes de Estado hubiesen enseñado la misma prisa y la misma solidaridad con su vecino nigeriano”. Y abundó: “Dos mil muertos reportados estos últimos días. Boko Haram ataca la libertad de las niñas a ir a la escuela, a la libertad de expresión y de culto. Ibrahim Bubakar Keíta (el presidente de Malí) nunca se traslada al norte de Malí, pero llena el tanque de gasolina para irse a París. Parece que los fantasmas tienen el poder de teleportación”. El sábado 10, Boko Haram utilizó a una niña de 10 años para cometer un atentado kamikaze en un mercado de Maiduguri, la capital del Estado de Borno –en el noreste de Nigeria--; la explosión mató a 19 personas. En un comunicado de prensa, el director ejecutivo del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF, por sus siglas en inglés), Anthony Lake, dio a conocer su indignación ante la escalada de la violencia en el norte de Nigeria, la cual “debería arder la conciencia del mundo”, según él. La Organización de las Naciones Unidas (ONU) recordó hoy en un comunicado que, desde 2009, Boko Haram se enfrenta con el gobierno de Nigeria “para establecer un califato islámico en el noreste del país”, y que durante este tiempo “se estima que ha matado a más de 15 mil personas”. Repunte de actos antimusulmanes Desde el miércoles anterior, cuando los hermanos Kouachi perpetraron el atentado contra Charlie Hebdo para presuntamente “vengar” al profeta Mahoma, una cincuentena de actos vandálicos fueron reportados cerca o dentro de lugares de culto musulmanes en Francia, según el Colectivo Contra la Islamofobia en Francia (CCIF). En su editorial de esta semana, la revista Jeune Afrique recordó que “les guste o no a los sembradores de odio, en Francia o en los países occidentales, los musulmanes –quienes son por mucho las primeras víctimas del terrorismo yihadista-- no son el problema”. Y alertó: “Quienes se preparan, de nuevo, a hacer de ellos chivos expiatorios, deben saber que al final reforzarán sus verdaderos enemigos: los terroristas”.

Comentarios