Congresistas demócratas se suman a queja contra Chedraui en EU

martes, 15 de diciembre de 2015
MÉXICO, DF (apro).- Un grupo de 19 congresistas demócratas, encabezado por el californiano Alan Lowenthal, se sumó a la lucha laboral y al boicot de los trabajadores sindicalizados de El Super, la filial de Chedraui en Estados Unidos, y exigió a la administración de Barack Obama resolver el conflicto a la brevedad y a favor de los trabajadores. El pasado 10 de diciembre, los 19 congresistas firmaron dos cartas separadas y las enviaron al canciller John Kerry y al secretario del trabajo Thomas Pérez. En ellas manifestaron su apoyo a las quejas que interpuso el sindicato contra la sucursal estadunidense de Chedraui, cuyo dueño Alfredo Chedraui Obeso formó parte de las mil personas más ricas del mundo en 2013, con una fortuna que la revista Forbes estimó en más de mil millones de dólares. Los legisladores urgieron a Kerry intervenir para que el Departamento de Estado dictamine antes del 31 de diciembre sobre la queja que el Sindicato de Trabajadores Unidos de la Industria de Alimentos y el Comercio (UFCW, por sus siglas en inglés) interpuso ante la dependencia contra Chedraui. La causa: incumplir con las reglas establecidas por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) en materia de empresas multinacionales. A través de la subsidiaria Bodega Latina, Chedraui opera 50 tiendas El Super en los estados de California, Nevada y Arizona, recordaron los legisladores. En la carta dirigida a Pérez, los congresistas demócratas expresaron su apoyo a la queja que el sindicato sometió a la Oficina para Asuntos Comerciales y Laborales de Estados Unidos por la supuesta violación que cometió Chedraui al Acuerdo Norteamericano de Cooperación Laboral (NAALC, por sus siglas en inglés), que es parte del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN). “Chedraui tiene un historial de incurrir en una conducta discriminatoria y violaciones a los estándares mínimos de empleo”, denunciaron. Los legisladores añadieron que “se ha reportado que la compañía pregunta sobre posible embarazo durante las entrevistas de trabajo para poder descartar a mujeres embarazadas”. Según los congresistas, si bien Chedraui asevera que mantiene acuerdos contractuales con 28 sindicatos, en realidad “sus empleados no saben que existe un sindicato y nunca han visto o se han beneficiado realmente de un contrato sindical”. El pleito laboral en la que está involucrada la filial estadunidense de Chedraui estalló en diciembre de 2014, cuando los trabajadores afiliados al UFCW llamaron al boicot de El Súper al denunciar violaciones a los derechos laborales y a las normas de salubridad que se cometen en la empresa. En julio pasado, las autoridades laborales de California multaron con más 180 mil dólares a la filial estadunidense de Chedraui, pues se negó a pagar las horas extras de sus asalariados. Y el 30 de ese mes, la justicia dio razón a los sindicalistas y les otorgó medidas cautelares “de emergencia”, como la reinstalación inmediata de un trabajador –despedido por su actividad sindical— y la restauración de la póliza de tiempo acumulado de vacaciones.

Comentarios