Dan cadena perpetua a administrador de mercado de drogas en línea

viernes, 29 de mayo de 2015
MÉXICO, D.F. (apro).- La corte de distrito de Manhattan, Estados Unidos, condenó a cadena perpetua a Ross William Ulbricht, fundador y administrador de la plataforma de mercado negro en línea The Silk Road, a través de la cual más de 100 mil usuarios realizaron operaciones millonarias de compra-venta de drogas y otros artículos ilegales entre enero de 2011 y octubre de 2013. En julio de 2013 Proceso reportó que la plataforma, escondida en la llamada “red oscura” (o darknet), permitía realizar transacciones de drogas –como mariguana, LSD, heroína, metanfetaminas y cocaína– y otros productos y servicios ilegales a través de la red anónima Tor y la criptomoneda Bitcoin (el equivalente al dinero en efectivo en Internet). Los compradores adjudicaban una calificación sobre la seriedad y la eficacia de los vendedores y recogían sus mercancías por simple paquetería, mientras Ulbricht ingresaba una comisión sobre cada transacción. En febrero pasado la misma corte de Manhattan encontró a Ross Ulbricht –mejor conocido en el mundo cibernético como ‘Dread Pirate Roberts’– culpable de siete delitos, entre ellos narcotráfico, empresa criminal, hackeo, lavado de dinero y conspiración, la suma de los cuales implicaba que pasaría mínimo 20 años en la cárcel. A través de la Fiscalía, el gobierno estadunidense solicitó a las autoridades judiciales aplicar castigos “sustancialmente encima” de esos 20 años, de acuerdo con ‘The New York Times’. Hoy el hombre de 31 años fue sentenciado a cinco años por uno de los delitos, 15 por otro, 20 por un tercero, y de por vida por dos más, con prohibición de hablar. “Déjeme ver una luz al final del túnel”, suplicó Ulbricht a la juez Katherine Forrest en una carta al señalar: “Tuve mi juventud, sé que me va a quitar mis años medianos, pero por favor déjeme mis viejos días”, según reportó ‘The Washington Post’. La severidad del castigo se complementa con el mensaje que envió el Buró Federal de Investigaciones (FBI, por sus siglas en inglés), en el momento de inculpar a Ulbricht, a “cualquier persona que intente operar una empresa criminal en línea”. La Fiscalía llevó a testimoniar a los padres de un hombre que, según el FBI, falleció de una sobredosis de heroína conseguida en la plataforma. Durante dos años ‘Dread Pirate Roberts’ burló las autoridades, pese al impresionante despliegue para encontrarlo. Finalmente fue hallado en octubre de 2013 en una biblioteca de San Francisco, California. De acuerdo con la procuradora de Manhattan, Preet Bárbara, en el operativo colaboraron el FBI y su división cibernética, la Agencia Antidrogas estadunidense (DEA), la Administración Tributaria (IRS), el Departamento de Migración y Fronteras (ICE), la Unidad de Investigación de Seguridad Interna (HSI), los servicios secretos, la Oficina de Alcohol, Tabaco, Armas de fuego y Explosivos (ATF), el Servicio de Mariscales, las policías estatal y municipal de Nueva York, y el Servicio de Control de Activos Financieros. Aun así, en febrero pasado la defensa de Ulbricht acusó a las autoridades de haber utilizado métodos ilegales para acceder a la identidad de su cliente, y señaló a la Agencia de Seguridad Nacional (NSA) como la responsable de la localización. El FBI, por su parte, dijo que descubrió “al azar” que el servidor que hospedaba la página se encontraba en Islandia, y que de ahí pudo rastrear los envíos de datos hasta la máquina del administrador. Cuando detuvo a Ulbricht, después de dos años de búsquedas frustradas, el FBI comunicó: “El supuesto anonimato de la red oscura no representa un escudo protector ante la detención y la persecución”. De hecho Preet Bárbara afirmó, después de la decisión de la corte, que la sentencia “demuestra que nadie se encuentra por encima de la ley”. El Departamento de Justicia estadunidense estimó que en esa plataforma de mercado negro en línea se realizaron transacciones equivalentes a mil 200 millones de dólares. De esa cantidad, la página retiró aproximadamente 80 millones de dólares de comisiones en Bitcoin. En febrero pasado Apro destacó que a raíz de la clausura de The Silk Road florecieron en la red oscura plataformas similares a la pionera --las más famosas de ellas se llaman Evolution y Agora--, que incluso utilizan protocolos de anonimato más perfeccionados. ‘The New York Times’ accedió a un memorando redactado esta semana por las oficinas de la Procuraduría del Distrito Sur de Nueva York. Según el periódico, éste aseguraba: “Otros han seguido las huellas de Ulbricht y establecieron nuevos ‘mercados oscuros’ en el molde de Silk Road, algunos de ellos incluso venden un rango mayor de bienes ilícitos”.

Comentarios